Política y sindicalismo

Lula y "Pepe" Mujica se reunieron con la CGT: "Juntos somos fuertes y separados, frágiles"

Los expresidentes de Brasil y Uruguay fueron recibidos en la sede de Azopardo por Pablo Moyano, Carlos Acuña y Héctor Daer.
Lula y Pepe Mujica se reunieron con la CGT: Juntos somos fuertes y separados

Lula y "Pepe" Mujica se reunieron con la CGT: "Juntos somos fuertes y separados, frágiles".

Los expresidentes de Brasil, Inácio Lula Da Silva, y de Uruguay, José Pepe Mujica, compartieron esta mañana un encuentro con dirigentes gremiales de la CGT en la histórica sede porteña de la calle Azopardo, donde se convocó a la unidad de los países y hubo críticas a las gestiones de Jair Bolsonaro y Mauricio Macri.

Tras participar de los festejos por el Día de la Democracia, ambos líderes fueron recibidos hoy en la sede de la central obrera por los secretarios generales de la CGT, Pablo Moyano, Carlos Acuña y Héctor Daer, quienes agradecieron su presencia en el lugar.

"No tengo palabras para agradecer tanto cariño. Quería agradecerles el gesto de ustedes y su compromiso cuando pelearon por mi detención injusta", les dijo Lula a los presentes en el inicio del encuentro, en relación al apoyo argentino durante los 580 días que pasó en prisión a raíz de sentencias que fueron luego anuladas por la Corte Suprema de Brasil.

Luego, el líder del Partido de los Trabajadores (PT) -favorito según todas las encuestas de cara a las presidenciales del 2022 en Brasil- prometió: "Si vuelvo a la Presidencia de Brasil va a aumentar nuestra relación con la Argentina".

El encuentro cerró con la Marcha Peronista, que fue festejada por los expresidentes de Brasil y Uruguay, y el cántico de los presentes a viva voz que coreaban: "Presente, presente, Lula presidente".

"Juntos somos fuertes y separados somos frágiles. Lo demostramos cuando todos nos unimos y, en la cara del presidente Bush, le dijimos no al ALCA", remarcó el exmandatario.

Lula evocó esos años en la región como el "momento más importante de la relación de la clase política de Argentina y Brasil" y enfatizó: "Fortalecimos al Mercosur, construimos Unasur y la Celac, que era la única institución gubernamental en la que participaba Cuba".

Con fuertes críticas a las gestiones de Bolsonaro y Macri, Lula advirtió que "la extrema derecha está creciendo, así como los discursos fascistas" en la región y exhortó a "prepararse para enfrentarlo con un discurso progresista que defienda al pueblo trabajador".

"Si pones un zorro adentro de un gallinero diciendo que va a cuidar a las gallinas, se las va a comer, como hizo Mauricio Macri en la Argentina", dijo Lula.

En ese contexto, agregó: "Compañeros de la CGT, en 2003 el flujo de la balanza comercial entre Brasil y la Argentina era de apenas de 9 mil millones de dólares, en el 2011 llegó a 39 mil millones de dólares. Un salto extraordinario, y hoy esta apenas en 16 mil millones de dólares. 23 mil millones de dólares se perdieron como consecuencia de la política recesiva y neoliberal", en ambos países en épocas de Bolsonaro y Macri.

En otro tramo de su discurso, apuntó a la persecución que tanto él como su sucesora, la expresidenta Dilma Rousseff, sufrieron por parte de la justicia y de la prensa de su país y que "provocó una pérdida de 4 millones 400 mil puestos de trabajo que dejaron de existir en Brasil", que significó que "casi 15% de la población económicamente activa quede desempleada".

Previamente, Mujica sostuvo en un breve mensaje que "hay que apropiarse de los nuevos recursos, que son los conocimientos de la inteligencia del futuro" y añadió "Hay que tener una visión geocontinental, que no la tenemos, ya que estamos viviendo una época distinta de la historia humana".

"En lugar de despilfarrar riqueza en lujo innecesario, tenemos que meterla en la cabeza de nuestros jóvenes del futuro. Y es una misión para la derecha, la izquierda y el centro. Avanzamos en tecnología, pero humanamente estamos estancados", sostuvo el exmandatario uruguayo.

Se habló de
s