Frente de Todos

En el Día de la Democracia, Alberto Fernández y Cristina Kirchner apuntaron contra el FMI: "No se va a aprobar un plan que no permita la recuperación"

El Presidente y la vicepresidenta estuvieron en Plaza de Mayo acompañados por Luiz Inácio Lula da Silva y José "Pepe" Mujica.
De izquierda a derecha: José Mujica

De izquierda a derecha: José Mujica, Alberto Fernández, Cristina Kirchner y Lula. (Foto: Télam)

El presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner encabezaron este viernes el acto por el Día de la Democracia y dieron un discurso que contuvo varias críticas al Fondo Monetario Internacional y a la oposición.

Frente a miles de personas y desde un escenario montado en Plaza de Mayo, frente a la Casa Rosada, los dirigentes del Frente de Todos mostraron signos de unidad con gestos y referencias mutuas en sus discursos.

El festejo también contó con la participación del expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva y el expresidente de Uruguay José "Pepe" Mujica, que acompañaron en el escenario y también tomaron la palabra para celebrar los 38 años de la vuelta de la democracia y el Día Internacional de los Derechos Humanos.

En ese marco, la vicepresidenta le pidió al Jefe de Estado que "convoque a todos los partidos con representación parlamentaria para que todos le digan al Fondo que no se va a aprobar ningún plan que no sea el que permita esta recuperación y que pueda seguir la recuperación económica".

El discurso de Cristina Kirchner

Primero habló la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien hizo un repaso histórico de los gobiernos desde 1983 y la incidencia que tuvo el FMI en la política económica nacional.

"El FMI ha vivido condicionando a la democracia argentina, no es de ahora", advirtió, y empezó por recordar "cuando Raúl Alfonsín asumió la presidencia un 10 de diciembre, hace 38 años, recibió un país que había quintuplicado su deuda externa, sin reservas en el Banco Central. Y la deuda estaba privatizada, le dejaron también eso".

Y luego señaló que "en 2001, a otro presidente radical (Fernando de la Rúa) el Fondo le soltó la mano y vino la crisis". Y en una crítica a la Unión Cívica Radical (UCR), dijo: "Deberían despabilarse un poco los del partido centenario, porque los dos presidentes que tuvieron se los tumbó el Fondo Monetario Internacional".

"Pero al que no se la soltaron fue al que vino después de nosotros (Mauricio Macri), a ese le pusieron toda la tarasca: 57 mil millones de dólares para que pudiera ganar las elecciones", puntualizó la presidenta del Senado de la Nación, en otra crítica a Juntos por el Cambio.

También hizo un cuestionamiento al movimiento libertario, que lidera el diputado nacional Javier Milei, al decir que "en épocas donde todos son tan libertarios, donde todos quieren vivir en libertad, quiero decirles que en pocas oportunidades la Argentina tuvo la posibilidad de elegir sus políticas de gobierno como fueron nuestros 12 años de gobierno".

"Ahora los tenemos otra vez adentro (al FMI). Notifíquense, libertarios, que nos van a venir a controlar las cuentas", alertó.

Luego, Fernández de Kirchner le planteó al público y también al Presidente una serie de condiciones para negociar con el FMI.

"Yo sé que tenemos muchas dificultades, pero siempre digo que ante las grandes diversidades, grandes acciones. Digámosle al Fondo que nos ayude, se habla mucho de que a la Argentina le faltan dólares, pero no, los dólares de Argentina están afuera. Necesitamos que el Fondo nos ayude a recuperar de los paraísos fiscales donde se han ido miles de millones de dólares en evasión para que les paguemos", dijo en primer lugar.

Y agregó: "Presidente, comprométase a que cada dólar que encuentre en el exterior se lo vamos a dar primero al Fondo de los que se la llevaron sin pagar impuestos. Que sea un punto de negociación con el Fondo".

Cristina Kirchner también le propuso a Alberto Fernández "que además convoque a todos los partidos con representación parlamentaria, para que todos le digan al Fondo que no se va a aprobar ningún plan que no sea el que permita esta recuperación y que pueda seguir la recuperación económica".

Por último, señaló: "Usted debe convocar a un Gran Acuerdo Nacional Argentino. Tenemos que resolver algo que lo vengo repitiendo hace tiempo y que está en mi cabeza desde que era presidenta: tenemos que abordar los problemas de esta economía bimonetaria".

El discurso de Alberto Fernández

A su turno, el presidente Alberto Fernández comenzó su discurso con un repudio a quienes "bajo el rótulo de libertarios, de liberales" son "los mayores defensores del conservadurismo, los xenófobos, los negacionistas".

"Nosotros ante eso no podemos quedarnos en silencio. A los negacionistas recordémosle que en Argentina se vivió un terrorismo de Estado que se llevó la vida de miles y miles de argentinas. No olvidemos nada, no olvidemos a los genocidas y tampoco olvidemos a los que nos endeudaron como nos endeudaron hace apenas dos años atrás", sostuvo.

Más tarde, se dirigió a Cristina Kirchner, que estaba sentada más atrás en el escenario: "Primero, tranquila, Cristina, no vamos a negociar nada que signifique poner en compromiso el crecimiento y el desarrollo social en Argentina", dijo.

"Segundo, Cristina, no tengas miedo, que si el Fondo me suelta la mano voy a estar agarrado de la mano de ustedes, de cada argentino y argentina", aseguró.

En esa lína, el Jefe de Estado aseguró que va a tomarse "el tiempo que haga falta para garantizar que el acuerdo que se firme nos sirva a los argentinos".

"Y para que ese acuerdo nos sirva, hace falta que el crecimiento que tuvimos este año no se detenga. Sé también que ese crecimiento no llega a todos, pero yo les prometo que el año que viene haré todo lo que esté a mi alcance para que la distribución del ingreso se mejore, se corrija, para que los salarios crezcan y las ganancias no queden en los bolsillos de unos pocos", completó.

s