Casa Rosada

Paritarias: ahora el Gobierno elogia la "moderación de Camioneros" y se apalanca en Hugo Moyano para contener la suba de precios

Cerca de Milei admiten el acuerdo con los Moyano para que moderen los reclamos salariales según la inflación mensual y avanzan con la reforma laboral. A cambio, Milei cede las modificaciones a obras sociales.

Stella Gárnica
por Stella Gárnica |
La paritaria del gremio de Camioneros selló el poder de negociación del gobierno de Javier Milei para el resto de las paritarias. Foto: Archivo.

La paritaria del gremio de Camioneros selló el poder de negociación del gobierno de Javier Milei para el resto de las paritarias. Foto: Archivo.

El Gobierno destaca la "moderación" del gremio de Camioneros tras la renegociación de los aumentos salariales del sector, luego de que Hugo Moyano se reuniera en la Casa Rosada la semana pasada con el asesor presidencial, Santiago Caputo y con el nuevo secretario de Trabajo, julio Cordero. Así destrabaron la homologación de paritarias que finalmente cedieron del 45% inicial para marzo y abril, al 24% para esos dos meses en línea con los índices de inflación de febrero y marzo y la promesa de volver a negociar en mayo un nuevo aumento.

Aunque Pablo Moyano salió a desmentirlo, la homologación de la paritaria de Camioneros terminó confirmando la capacidad de presión del Gobierno para ponerle un "techo por inflación mensual" a las negociaciones paritarias de este año.

Con el acuerdo de Camioneros, que demoró en homologar más de dos meses por las impugnaciones empresarias del sector, ahora el Gobierno no solo espera que se tome como ejemplo en el resto de los sectores que todavía no terminaron de cerrar paritarias, sino en la posibilidad de avanzar en el debate de la reforma laboral e incluir el proyecto en el paquete de la ley ómnibus que esperan sea tratada la semana que viene en la Cámara de Diputados.

En cambio, el presidente Javier Milei salió con los tapones de punta este jueves contra los senadores que votaron un aumento en sus dietas, pese al rechazo que había enfrentado el mes pasado a la Casa Rosada con la propia vicepresidenta Victoria Villarruel.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/JMilei/status/1781013350266110190&partner=&hide_thread=false

La negociación con camioneros y el poder de disuasión de los negociadores de Milei

CGT convocó a un paro general el 9 de mayo. pero admite esta dispuesto a negociar reforma laboral. Foto CGT.jpg

Todas las conversaciones entre el Gobierno y la CGT se dieron en secreto, con la participación del asesor político Santiago Caputo, el nuevo secretario de Trabajo, Julio Cornejo, y con el ministro del interior, Guillermo Francos, como anfitrión en el despacho de la planta baja de la Casa Rosada.

La negociación con Hugo Moyano la semana pasada pasó de ser un conflicto que desató el segundo paro general de la CGT, a ser un ejemplo de lo que pretende el gobierno para los próximos meses bajar la inflación. La CGT por ahora le da tiempo al haber convocado al segundo paro general para el 9 de mayo y en la Casa Rosada no descartan que a 20 días de la nueva protesta los jefes sindicales que la semana pasada prometieron moderación en sus reclamos, terminen levantando el paro general.

"Si sostienen el paro gran favor nos hacen", dijo a A24.com una fuente muy cercana a Milei al sostener que las protestas convocadas por los mismos sindicalistas que nunca hicieron un paro en la anterior gestión de Alberto Fernández, pese a la pérdida del poder adquisitivo hoy "son rechazados en las encuestas de opinión pública".

Milei usó la misma estrategia para deslegitimar el aumento de 1.900.000 pesos de dieta a 7.200.000 que votaron este jueves los senadores de la oposición.

Pero en el entorno de Milei evitan celebrarlo como un triunfo del gobierno sobre los gremios, sino que el acuerdo paritario abajo de lo que acordaron como parte de "un gesto de buena voluntad y responsabilidad que inicialmente demuestra la CGT" -que apoyaba a los reclamos de los Camioneros- para aportar a mejorar la situación del país más allá de no estar de acuerdo con la política liberal de Milei.

Ahora, en la Casa Rosada esperan que la agenda con la CGT siga con la reforma laboral que el gobierno y la oposición de JxC y otros dialoguistas ya acordaron incluir en la discusión de la nueva ley ómnibus que se empezará a debatir la semana que viene en el plenario de comisiones de Diputados.

Cumbre gobierno CGT en la Casa Rosada. Foto ministerio del Interior..jpg

Desde la CGT le advirtieron a Caputo y a Francos que aceptarán dar el debate y piden como moneda de cambio, que el gobierno saque de la reforma el artículo que está frenado en el DNU 70/23 que desfinancia las obras sociales sindicales al eliminar la obligatoriedad de los descuentos de la cuota sindical que rige ahora en los salarios de los trabajadores en relación de dependencia.

"Eso quedará para más adelante, igual que otros temas que pueden empiojar el debate en diputados", dijo a A24.com uno de los principales estrategas de Milei.

En la CGT recuerdan que ellos defenderán otro proyecto presentado por legisladores del peronismo, pero aceptaron el debate.