icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
POLÍTICA

¿Quiénes son los "funcionarios que no funcionan" y qué están pensando para revertirlo?

¿Quiénes son los
El gabinete de Alberto (Foto: archivo).

En el Frente de Todos empieza a haber fuertes movimientos. Saben que así como están no van para ningún lado. Necesitaban dar señales claras de gobernabilidad y de que están al mando en la situación. El Gobierno estaba arrinconado en todos los frentes, Alberto aparecía como un líder perdido, Massa parecía más afuera que adentro y Cristina criticaba por lo bajo cada vez que podía. El peronismo no se puede permitir eso. La carta de Cristina ordenó los tantos.

Fue una publicación ambigua, en que parecía empoderar a Alberto pero a su vez criticaba el funcionamiento del Gabinete. No quedaban claras las intenciones. Con el transcurrir de los días algunas cosas se aclararon: Cristina explicitaba en público muchas cosas que dice en privado.

“El mensaje de Cristina tiene que ver con cosas que se hablan entre nosotros”, relató a A24.com un importante integrante del Frente de Todos. De acuerdo con este análisis, en la carta Cristina termina validando una idea que Alberto lanzó desde el principio de su gestión: el acuerdo social que muchas veces ella misma dinamitó.

Cristina hace saber cada vez que puede su disconformidad con el funcionamiento del Gabinete, aunque esta vez lo hizo público. Algo similar piensa Sergio Massa. “¿No es claro que hay funcionarios que no funcionan? Basta ver la ejecución presupuestaria”, dijo cuando se enteró de la carta.

Nadie quiere hablar de nombres. “Eso lo decide el Presidente”, repetían a coro desde las distintas líneas del Frente. Massa está preocupado por el loteo del Gabinete. “Hay que ordenar los ministerios verticalmente”, sugiere a su equipo. Reconoce de todos modos que no hay experiencias en la Argentina de gobiernos de coalición de este tipo.

La carta blanca

“Cristina se dio cuenta de que si se hunde Alberto, se hunde ella. Lo empoderó para que se haga cargo", analiza un funcionario de jefatura de Gabinete. "La crisis del dólar se la llevaba puesta a ella también", considera.

Con el correr de los días algunos hechos aclararon el panorama.

  • Se aprueba el Presupuesto con la abstención de la oposición. Los números tienen tantas fisuras que hubiera estado más que justificado el rechazo. Pero no se dio.
  • Miércoles. Horacio Rodríguez Larreta (como referente opositor) sale a plantear la “defensa irrestricta de la propiedad privada y la vigencia de la ley”.
  • El mismo día a la noche, Elisa Carrió defiende en TV a Alberto: “No soy amiga de Alberto Fernández, pero es mi Presidente, lo votó la ciudadanía. Y hay que fortalecerlo”.
  • Cecilia Todesca, vicejefa de Gabinete y coordinadora económica, también plantea que “hay que respetar la propiedad privada”.
  • Miércoles a la noche. Trasciende que la Iglesia iba a emitir un comunicado en defensa de la propiedad privada (salió el jueves).
  • Jueves. Efectivizan el desalojo de Guernica.
  • Jueves. Se conoce el fallo que ordena liberar el campo de los Etchevehere. Grabois podía apelar el fallo y quedarse, pero no lo hace. Grabois es un hombre del Papa Francisco.
  • Viernes. Alberto reivindica los derechos que reclama Grabois y da a entender que su proyecto podría implementarse sin necesidad de afectar la propiedad privada de otros.
  • Viernes por la tarde Alberto participa de un encuentro de la Conferencia Episcopal en “una mesa” (fue por Zoom) con Martín Lousteau, senador opositor hipercrítico. Desde que le sacaron los fondos a Larreta no se veía una foto de Alberto con la oposición. Se esperan nuevos encuentros los próximos días.

Mientras tanto, en Diputados quedaron congelados por ahora los proyectos conflictivos.

  • Reforma judicial (“Yo avisé que no daban los números y que iba para largo”, se le escuchó decir a Massa).
  • Impuesto a las grandes fortunas (“Una cosa es poner un título y otra consensuar un proyecto”).
  • Cambios en la Coparticipación de la Ciudad.

En cambio en los próximos días van a entrar en el Congreso dos proyectos clave:

  • Creación por ley del Consejo Económico y Social, con presencia de sindicatos, empresarios y tercer sector (¿Iglesia?). Podría estar listo esta semana.
  • Reforma impositiva integral (entraría en 20 días por Diputados).

¿Quiénes son los funcionarios que no funcionan?

En la política la frase quedó repiqueteando. ¿Quiénes son y por qué no funcionan? Aunque nadie quiere dar nombres en público, se puede reconstruir en base a testimonios de dirigentes cercanos a Cristina y en función de comentarios que ella misma deslizó en reuniones privadas.

Santiago Cafiero (Jefe de Gabinete). Desde que empezó la gestión, en el kirchnerismo duro no lo quieren. Las críticas vienen en general desde ese sector, aunque también abarca a otros funcionarios. Es una elipsis para no criticar (tanto) a Alberto. Le señalan su inexperiencia y dicen que le queda grande el cargo. Internamente tuvo muchos problemas por la lentitud a la hora de designar formalmente funcionarios (a nadie le gusta que le retrasen un nombramiento), por la comunicación y la falta de presencia en el territorio. “Llega temprano y es el último en irse”, lo defienden en su entorno.

Matías Kulfas (Ministro de Producción). Era el encargado del Acuerdo Económico y Social. Le critican sus tiempos, su falta de resultados y que no logra tender adecuados puentes con las empresas. En parte por eso le sacaron el manejo del área energética. Le piden que profundice los controles de precios. Algunos extrañan a Moreno. Kulfas, como Cafiero, es de máxima confianza del Presidente.

Claudio Moroni (Ministro de Trabajo). Le cuestionan también su bajo perfil. Entra en el grupo de los albertistas puros que el kirchnerismo duro no quiere. Lo estigmatizan recordando su pertenencia al peronismo porteño. Las mismas críticas les caben a Julio Vitobello, Juan Manuel Olmos, entre otros funcionarios de perfil parecido. Incluso a Gustavo Béliz. La diferencia es que nadie quiere su puesto.

Miguel Ángel Pesce (Banco Central). El primer conflicto fuerte que tuvo fue el día de las colas de los bancos al inicio de la pandemia. Se los había señalado a Vanoli y a él como responsables. El primero se fue; el segundo no. ¿Los motivos? “Es amigo del Presidente”. Le critican lentitud en la toma de decisiones y ser demasiado complaciente con los bancos. Arrastra un enfretamiento con Guzmán desde el inicio de la gestión

Marcela Losardo (Ministra de Justicia). Fue socia de Alberto Fernández. Fue la encargada de diseñar y presentar la reforma judicial que nunca le gustó a Cristina. Le pedían que defienda esa ley con más vehemencia en el Congreso. Nunca pasó.

Nicolás Trotta (Ministro de Educación). Tuvo un enfrentamiento muy duro con Adriana Puigróss, su exviceministra. Últimamente le señalan que cedió demasiado con Larreta con la vuelta a clases. Por este tema se quebró la relación con los gremios docentes K.

Felipe Solá (Canciller). No quedan claras las críticas ni si se trata de una cuestión de fondo o de formas.

María Eugenia Bielsa (Ministra de Vivienda). Maneja un ministerio clave y apenas pudo ejecutar el 54,36% de su presupuesto. Es el tercero en el ranking en subejecución (el primero es el de la Mujer). En la Rosada la defienden: “Era un ministerio nuevo y con la pandemia la construcción se paralizó”.

Matías Lammens (Ministro de Turismo). Ejecutó el 53,67% de su presupuesto hasta septiembre. Como a todo outsider no lo quieren. Lo banca Alberto. Tiene problemas grandes con Víctor Santamaría, del sindicato de los encargados de edificios y el jefe del peronismo porteño. Tampoco el turismo movió demasiado este año.

Más allá de la danza de nombres en las cabezas del Frente de Todos, insisten que lo que se marca es un camino de gestión. “Hay que diferenciar lo que dicen los líderes de lo que dicen los de abajo, que se meten para ver si pueden colar algo”. Pero los nombres circulan con fuerza.

Construir puentes

Los diálogos entre dirigentes de los dos principales espacios políticos de la argentina se están dando de manera subterránea e intentando que se filtren lo menos posible a los medios.

“Macri es intrascendente -se lo escuchó decir a Massa- lo que valen son los que hoy están liderando el espacio como Horacio Rodríguez Larreta y Carrió”. Por primera vez el líder del Frente Renovador menciona en privado a la líder de la Coalición Cívica.

El viernes, Macri salió a relativizar la idea de Cristina de convocar a un acuerdo amplio. Ese mismo día Carrió y Larreta publicaron en sus redes sociales una foto de ellos dos con Vidal y las autoridades de la Coalición (Maxi Ferraro y Maricel Etchecoin). Se quiso mostrar que hay un equipo “que viene trabajando bien” tanto en Ciudad como en provincia. La foto es en la casa de Carrió.

Ella había pedido a los senadores que voten el nombramiento de Daniel Rafecas como procurador. Santilli apoyó la idea. Difícilmente Larreta no esté atrás de eso.

Mientras eso pasa, el Frente de Todos está buscando ampliar la coalición. Pusieron a cargo de eso al lado más amable del espacio, el Frente Renovador. Se ilusionan con traer a partidos provinciales como el oficialismo de Río Negro, integrar formalmente a los renovadores de Misiones o al Movimiento Popular Neuquino. Ya dieron un paso en ese sentido: el viernes anunció su salida del bloque de Cambiemos el riojano Felipe Álvarez.

El oficialismo necesita sumar números para evitar sobresaltos, especialmente en Diputados.

¿Te gustó esta columna? Suscribite a La Jungla del Poder haciendo click abajo de la foto. Te llega a tu mail dos veces por semana.
¿Te gustó esta columna? Suscribite a La Jungla del Poder haciendo click abajo de la foto. Te llega a tu mail dos veces por semana.

¿Te gustó esta columna? Suscribite a La Jungla del Poder haciendo click acá. Te llega a tu mail dos veces por semana.

por Pablo Winokur @pablowino
SUBIR

NWS

Ovación

Show