Rompió el silencio

Temporada de rosca: Rodríguez Saá, Mariotto y Milagro Sala quieren disputar la unidad albertista en el PJ

por Nicolás Poggi | 12 de febrero de 2021 - 06:31
Temporada de rosca: Rodríguez Saá, Mariotto y Milagro Sala quieren disputar la unidad albertista en el PJ

Cuando parecía que el grueso del peronismo le ponía un moño a la lista de unidad del PJ con Alberto Fernández a la cabeza, desde la pampa seca de la zona centro llegó la disidencia del gobernador puntano Alberto Rodríguez Saá, quien quiere competir en las elecciones internas acompañado por otros referentes del kirchnerismo como Gabriel Mariotto y Milagro Sala.

Un planteo que no por pintoresco deja de hacer mella en momentos en que el peronismo necesita (y quiere) mostrarse unido, porque impacta de lleno en la intención de la conducción del PJ -con José Luis Gioja a la cabeza- de consagrar a Alberto Fernández al frente de una lista de consenso que le brinde "volumen político".

Rodríguez Saá no está dispuesto a plegarse a las directivas de la unidad y por eso quiere presentarse en el partido acompañado por Mariotto, Sala y Alessandra Minnicelli, la esposa de Julio de Vido. No es el único. Otro que mantiene sus aspiraciones partidarias es el ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, aun con los cuestionamientos en su contra por la inacción policial en el femicidio de Úrsula Bahillo.

El tiempo juega en contra para estos sectores porque la presentación de listas para la renovación de autoridades vence el lunes 15, fecha para la cual en el PJ esperan anunciar que Alberto Fernández es el candidato de consenso. “Queremos que sea un trámite administrativo”, reconocen en el partido ante A24.com, conscientes de que la filtración de las intrigas palaciegas resulta “irritante” para la sociedad en el contexto de pandemia y contracción económica.

Pero, aunque la disputa fuera “fraterna” -en palabras del propio Mariotto-, el gobernador puntano parece decidido a competir. Tiene un problema, según advierten en el PJ: la Junta Electoral del partido no le acepta su lista porque incluye candidatos que no son afiliados al justicialismo, como Milagro Sala.

Todos los popes del peronismo mantienen diálogo fluido con Rodríguez Saá -desde Alberto Fernández a Gioja y el gobernador formoseño Gildo Insfrán-, y nadie duda de que el puntano no tendría inconvenientes en consagrar al Presidente al frente del partido. Quizás su intención de postularse, especulan algunos, responda a la necesidad de que su troupe pueda acceder a la mesa de discusión y el reparto de cargos del nuevo mandato.

Los casilleros para repartir son muchos: además del presidente y los 5 vices, el Consejo Nacional del PJ está compuesto por 35 miembros de la mesa de conducción y 75 consejeros. Los mandatos actuales, que vienen desde 2016, fueron prorrogados durante sucesivas instancias el año pasado por la pandemia.

El otro que se mantiene en esa misma senda, por ahora, es Berni, quien ya en 2020 había manifestado sus intenciones de presentar lista propia. “Estamos concentrados en la gestión, pero seguimos firmes -dijeron desde su entorno a A24.com-. Nada cambió”.

Berni había adelantado el año pasado que tenía un equipo listo para plantar bandera en el partido. De mantener ese objetivo, debería acelerar los trámites para inscribir su nómina antes del lunes.

Apuntes

La fecha de las elecciones internas, en tanto, es el 21 de marzo. Si las insinuaciones de Rodríguez Saá y Berni no llegaran a buen puerto, el peronismo espera consagrar ese día a Alberto Fernández por unanimidad y aclamación, poner un título en los medios y “pasar a otra cosa”, como reconocen los organizadores con inusual franqueza.

Gioja, que se despediría entonces de la conducción partidaria que asumió en 2016 -posderrota del kirchnerismo ante Mauricio Macri-, podría decirle a los suyos que, desde la prédica de unidad, logró cumplir su objetivo en el PJ: volver a poner un presidente peronista en la Casa Rosada.