icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
POLÍTICA

¿Tocamos Fondo?: Alberto volvió a la Rosada, delegó anuncios en ministros y apuesta a un "rebote" económico para diciembre

¿Tocamos Fondo?: Alberto volvió a la Rosada, delegó anuncios en ministros y apuesta a un
Alberto Fernández en el despacho presidencial. Casa Rosada. (Foto: Presidencia)

La nueva normalidad, tras la larga cuarentena en Olivos. Alberto Fernández retomó esta semana la actividad en Casa Rosada, aunque en un intento por despegarse de la incertidumbre por la presión sobre el dólar y la devaluación, delegó los anuncios en el equipo económico y apuesta a que en diciembre -si es que logra contener la pandemia- se empiece a notar un “rebote” en la actividad económica.

En Casa Rosada admiten que después de tocar fondo en la peor crisis de los últimos 15 años, esta será una semana clave para las negociaciones con el FMI.

El martes llega a Buenos Aires la primera misión del Fondo enviada por Kristalina Georgieva. En la primera reunión con el ministro de Economía, Martín Guzmán estarán Julie Kozack, directora adjunta del Departamento del Hemisferio Occidental del FMI, y Luis Cubeddu, el jefe de misión para Argentina.

Se quedan en Buenos Aires una semana, y no se descarta su paso por la Casa Rosada.

El Gobierno busca levantar la imagen en una semana difícil por la presión sobre las reservas de dólares del Banco Central y por la publicación de los peores índices de pobreza en 15 años. Las últimas medidas económicas no terminan de convencer a los productores del campo, el eje que necesita el Gobierno para evitar una megadevaluación.

Cerca de Alberto relativizan la oposición del sector agroexportador. Dicen que las críticas vienen de la Sociedad Rural. "El sector agroindustrial estuvo presente con José Martins, que destacó las medidas que impulsa el Gobierno. La Mesa de Enlace tiene una visión más política y era esperable su rechazo y su reacción", dicen.

"Sabemos que las medidas tuvieron sabor a poco, pero es lo que se pudo anunciar", aclaran. Especialmente en vísperas de la llegada del FMI, que quiere ver las cuentas en orden.

Es la economía, estúpido

El temor a la pandemia económica le sigue ganando al temor al virus. Por eso, ya casi nadie en el Gobierno insiste en volver a la cuarentena estricta, pese a los récords diarios de nuevos contagios y muertes por coronavirus.

El propio Presidente insistió en un principio en la necesidad de congelar la economía. Ahora es quien impulsa a "moverse" a todos los miembros del Gabinete para intentar sacar al Gobierno del ostracismo. Sabe que su imagen no para de caer.

Alberto se puso esta semana al frente para mostrar la imagen de la nueva normalidad, viajando al menos una vez por semana a provincias del interior a inaugurar obras, o llegando sin horario fijo, todos los días después de cada acto, a su despacho de la Casa Rosada.

Cerró la semana este viernes con una reunión a solas en su despacho -fuera de la agenda oficial- con la estratega de la cuarentena: la poderosa secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti. Analizaron la evolución de la pandemia en el AMBA y en el interior; ahora el 65% de los casos está fuera del área metropolitana.

Cuidar al rey

Alberto delegó la comunicación de la crisis en sus ministros. Una estrategia para despegar la figura presidencial en el caso de que las medidas anunciadas este jueves no lleguen a tener el efecto esperado para reactivar la economía y convencer al campo de que libere los dólares de exportaciones.

En el entorno de Alberto Fernández evitan hablar de "brotes verdes" porque les recuerda a los fallidos vaticinios del ex jefe de gabinete de Macri, Marcos Peña.

Según Guzmán, se están revisando los datos de agosto: hubo un déficit menor al esperado y en septiembre mejoró la recaudación en términos reales. "Los datos son un poco más positivos que los que esperábamos hace dos meses", dijo el ministro de Economía.

Por eso, toman ese índice como "las primeras señales de un rebote" de la actividad económica que, dicen, se comenzará a sentir en la economía real cuando bajen los contagios de coronavirus y se pueda avanzar más en la reapertura de actividades.

¿Cuándo va a pasar eso? En Casa Rosada especulan con que ya se "tocó fondo" y que el rebote empiece en diciembre.

Algunos optimistas en el Gobierno insisten con la posibilidad de que a fin de año se conozca un tratamiento definitivo para el coronavirus -lo anunció entre líneas el ministro de Salud, Ginés González García, el miércoles en un acto junto al Presidente en Rosario-, o que esté para esa fecha la primera vacuna para inmunizar a los sectores de mayor riesgo.

¿Devaluación?

El mensaje del Gobierno es que el objetivo es evitar una megadevaluación. La nueva estrategia del BCRA será flexibilizar la cotización del dólar, y aumentar las tasas de interés para promover el ahorro en pesos.

La titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont y Guzmán salieron a aclarar, por las dudas, que "no se modificarán las pautas enviadas al Congreso para el Presupuesto final de 2020 y y para el 2021.

"Las expectativas de que no va a haber un salto devaluatorio es importante que quede claro", señaló Marcó del Pont este viernes, en un intento por llevar calma al mercado, horas después de los nuevos anuncios. Confirmó que esperan un dólar oficial en 80 pesos para fin de año. Aunque podría tener saltos esporádicos.

En el Gobierno preocupaba el malestar de un sector del campo, que salió a rechazar públicamente las medidas criticando la brecha cambiaria. "Se han dado pasos para achicar esa brecha", sostuvo Del Pont.

En base a esos datos es que Alberto volvió a su despacho de la Casa Rosada todos los días, desde el lunes, después de cada acto, para mostrar a un presidente en actividad, dando órdenes a sus ministros, aunque delegó en ellos los anuncios de las medidas.

Alberto busca así salir de la grieta en la que se metió por la reforma judicial que impulsó la Casa Rosada, con presión de Cristina Kirchner. ¿Lo logrará?

por Stella Gárnica
SUBIR

NWS

Ovación

Show