Interna en el Frente de Todos

Tras el acto de CFK, el Movimiento Evita se acerca a La Cámpora y pone en duda la candidatura de Alberto Fernández

Las columnas del Movimiento Evita fueron clave para llenar las tribunas del estadio de La Plata en apoyo a Cristina Kirchner. El acercamiento en cuotas que viene tejiendo Máximo Kirchner.
Stella Gárnica
por Stella Gárnica |
¿El Movimiento Evita se acerca a La Cámpora de Máximo Kirchner de cara a las próximas elecciones? Foto: Archivo

¿El Movimiento Evita se acerca a La Cámpora de Máximo Kirchner de cara a las próximas elecciones? Foto: Archivo

La movilización de columnas del Movimiento Evita fue clave para llenar las tribunas de un estadio con capacidad para 53.000 personas y fue una muestra más de un acercamiento en cuotas que viene tejiendo el hijo de la vicepresidenta y titular del PJ bonaerense, Máximo Kirchner con la estrategia de convocar a una mesa política del Frente de Todos para definir en adelante, no solo las candidaturas sino las políticas del Gobierno.

Así lo confirmaron a A24.com fuentes con despacho en la Casa Rosada, aunque aclararon que tanto Emilio Pérsico como Fernando Chino Navarro, los dos líderes del Evita, siguen apoyando la gestión de Alberto Fernández, pero ya están pensando en la definición de candidaturas y reconocen que para eso la negociación está en el campamento kirchnerista, que rodea a Máximo y a Cristina Kirchner.

El festival armado a la medida de Cristina con el eslogan: "la fuerza de la esperanza", apuntó a redefinir el escenario político y aplacar la interna del Frente de Todos. Después de este acto, el kirchnerismo dejó en claro que todas las decisiones y quienes quieran ser incluidos en listas de candidatos van a tener que negociarlas con ella y sus laderos.

El peronismo intentará retomar el tradicional funcionamiento "verticalista" bajo la máxima que dice que "el que gana conduce, el que pierde, acompaña".

Las negociaciones: Máximo Kirchner vs. Emilio Pérsico y las PASO

Máximo Kirchner Pj Bonaerense 2.jpg

El kirchnerismo pese a las críticas por la administración de los planes sociales y la puja por la caja que eso representa, entendió que antes que enfrentarlo, le conviene más tener al Movimiento Evita, con sus más de 100.000 militantes en todo el país, como aliado.

Pero esa movida para atraer a los movimientos sociales y a sindicatos nucleados en la CGT y la CTA, terminó vaciando al espacio que pretendía construir Alberto Fernández para impulsar su reelección.

Ahora los líderes del Evita se suman a la diáspora de funcionarios y dirigentes que ya no ven muy atractiva, pero tampoco se animan a descartar la candidatura del presidente, sobre todo mirando la grave situación económica y social.

Máximo Kirchner puso a Pérsico en un lugar de importancia el fin de semana durante una entrevista, cuando reclamó al presidente Alberto Fernández a convocar a una mesa política ampliada para tomar las decisiones tanto de políticas del gobierno como de candidaturas.

Se ofreció no integrar la mesa de conducción del Frente de Todos para que Alberto finalmente acepte armarla, como pretenden amplios sectores del peronismo. "Yo no quiero estar", afirmó el jefe de La Cámpora, que también le pidió al Presidente que incluya a los propios como Héctor Daer y Emilio Pérsico en esa mesa, junto a los camporistas Wado De Pedro y a la propia Cristina Kirchner y a la tercera pata de la alianza, Sergio Massa.

"Hace tiempo no estábamos tan bien con La Cámpora. Pérsico se reunió con Máximo hace 40 días para limar asperezas por la eliminación de las PASO, que ya fueron confirmadas y se van a hacer. Después compartieron un acto en La Matanza, y es mentira que le haya pedido a Pérsico que baje la candidatura de su esposa a la intendencia" en ese bastión del peronismo del conurbano que muchos consideran una provincia dentro de la provincia de Buenos Aires.

Cristina y Máximo Kirchner y una nueva demostración de fuerza hacia el peronismo

Cristina y Máximo Kirchner se reunieron con intendentes del PJ, dirigentes de La Cámpora y del peronismo bonaerense incluido el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis después del acto en La Plata..jfif

Con el aval de Cristina, Máximo Kirchner, como presidente del PJ bonaerense fue sumando a la mayoría de los intendentes del conurbano que también dieron el presente en el acto de CFK en La Plata con columnas de manifestantes en una fecha clave para el peronismo, que inauguró una nueva etapa con reacomodamientos políticos detrás de lo que muchos reclamaban: un liderazgo centralizado para terminar con la fragmentación del oficialismo en medio de la crisis económica y social que arrastra a una fuerte caída de imagen del gobierno.

"Anoche luego del acto, nos encontramos con compañeros y compañeras de la provincia de Buenos Aires en la residencia del gobernador Axel Kicillof", dijo la vicepresidenta Cristina Kirchner en un mensaje en sus redes sociales este viernes, mientras todavía la comitiva que trajo de regreso a Alberto Fernández a Buenos Aires, analizaba su discurso y el nuevo mapa político en el Frente de Todos.

https://twitter.com/CFKArgentina/status/1593591344236306437

s