Transición

Un gobernador peronista se reunió con funcionarios de Milei y expresó "inquietudes" de los mandatarios

Fue el gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, de extracción peronista pero con juego propio en su provincia. ¿De qué hablaron?
Un gobernador peronista se reunió con funcionarios de Milei y expresó inquietudes de los mandatarios

El gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, mantuvo hoy una reunión con Nicolás Posse y Guillermo Francos, designados por el presidente electo Javier Milei como los próximos jefe de Gabinete y ministro del Interior, respectivamente, para "felicitarlos por los resultados electorales" y les expresó "las inquietudes" que tienen los mandatarios provinciales y "la necesidad de fortalecer el federalismo".

"Me reuní con Nicolás Posse y Guillermo Francos, futuros Jefe de Gabinete y Ministro del Interior en el próximo gobierno nacional. Los felicité por los resultados electorales y les deseé el mayor de los éxitos. El voto es el instrumento más importante que tiene la democracia", sostuvo el gobernador a través de su cuenta de la plataforma X (antes Twitter) y lo acompañó con una foto del encuentro.

En este sentido, Sáenz señaló que les expresó a los futuros funcionarios "las inquietudes" que tienen junto a otros gobernadores y "la necesidad de fortalecer el federalismo".

La reunión informal -la primera de este tipo con un gobernador- tuvo lugar en el hotel Libertador, ubicado en Avenida Córdoba 690, y duró unos 15 minutos.

"Coincidimos en que el diálogo y el consenso son el único camino para resolver los problemas de nuestra gente y nuestra patria", aseguró Saénz en su publicación.

Finalmente, el gobernador salteño sostuvo que tienen el deber de "trabajar por una Argentina más unida" y "sin odios ni rencores, más justa, equitativa y solidaria".

"Como gobernador, voy a seguir luchando y trabajando por los intereses de los salteños.#PorUnaArgentinaMásFederal", concluyó.

El encuentro con Sáenz es el primero de otros que se sucederán en los próximos días para "tender puentes de diálogo" con gobernadores.

La idea es empezar a "construir consensos que serán muy necesarios", como dijo Francos, hombre clave de Milei para definir la futura relación de la Casa Rosada con las provincias.