Ayuda social

Tarjeta Alimentar: qué podría mejorar el Gobierno durante la segunda etapa de la pandemia

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, dijo que está en estudio la ampliación de la cobertura y un refuerzo en la entrega de alimentos.
por Clara Salguero | 13 de abril de 2021 - 17:52
El presidente Alberto Fernández y el ministro de Desarrollo Social

El presidente Alberto Fernández y el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo.

iEl Gobierno evalúa aplicar mejoras en la cobertura de la tarjeta Alimentar, una de las herramientas de ayuda social que apunta a mejorar la calidad nutricional de las personas con bajos recursos.

Como se adelantó la semana pasada en A24, el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, confirmó que se estudia ampliar la cobertura de la tarjeta y que se analiza hacerlo por medio de la extensión de la edad de los niños, las personas con discapacidad y los jubilados que cobran la mínima.

Si bien no está previsto una suba de los montos, que van desde los 6.000 pesos para quienes tienen un hijo a 9.000 pesos para los que tienen dos hijos o más, sí se confirmó que el Ejecutivo aumentará la cantidad de alimentos que deriva a comedores y merenderos.

Arroyo presentó este martes un estudio sobre el impacto y el alcance de la medida, a 15 meses de su lanzamiento. En ese contexto, aseguró que "las personas que han accedido a la tarjeta Alimentar han mejorado su calidad nutricional", al poder abastecerse con carne, leche, frutas y verduras especialmente.

"Así y todo, hay un 21% de las personas que con la tarjeta empeoraron el acceso a la alimentación, lo que marca la situación social, la situación crítica y seguramente las dificultades de ingreso", admitió el ministro.

En este sentido, el funcionario dejó abierta la posibilidad de extender el alcance de la tarjeta, en medio de la pandemia de coronavirus que transita el país.

El ministro señaló que la tarjeta busca "atender la problemática del hambre y la mala nutrición, es una política de niñez que llega a 1,5 millones de familias y promueve el desarrollo de la economía local y el compre local".

Asimismo, anunció que se implementará un sistema para que, a través del código QR de los celulares, se puedan hacer las compras, tengan o no la tarjeta física, para ayudar a las personas que por la pandemia no pudieron acceder a ella y que cobran el importe junto con la Asignación Universal por Hijo.

El ministro, que estimó la pobreza estructural en cerca del 30% de la población, sostuvo que "hay momentos bisagra en las políticas públicas, como el que estamos viviendo y tenemos que construir otros paradigmas e ideas para la gestión que nos permitan construir políticas y acciones y las coberturas sociales que no tenemos".

Qué pasará con el IFE y el Repro II

El Gobierno confirmó que el Repro II, que asiste a los trabajadores de empresas a través de una suma fija de dinero, subirá el monto a 18.000 pesos para sectores críticos. Es una asistencia que reciben 9.925 trabajadores a través de más de 300.000 empresas.

En tanto, el IFE, que se implementó en 3 pagos de $10.000 para cada beneficiario entre abril y septiembre, no se volverá a implementar en esta segunda etapa de la pandemia.

La razón es simple: no hay suficientes recursos para una ayuda de esta magnitud, y además, el Presupuesto contempla una baja del déficit fiscal del 6,5% al 4,5%.

Sin embargo, no se descarta que el IFE se retome con otro nombre, como Ingreso Universal o Renta Básica Universal, pero con una aplicación más focalizada y de manera excepcional.