Zárate

Exclusivo América Noticias | La primera víctima de los rugbiers contó en detalle cómo lo agredieron

Pablo Zapata, testigo del caso Fernando Báez Sosa, contó en "América Noticias" el ataque del que fue víctima por parte de los rugbiers acusados del crimen en Villa Gesell.
Pablo Zapata fue víctima de los rugbiers acusados por el asesinato de Fernando Báez Sosa a mediados de diciembre de 2019 (Foto: Captura).

Pablo Zapata fue víctima de los rugbiers acusados por el asesinato de Fernando Báez Sosa a mediados de diciembre de 2019 (Foto: Captura).

Audio nota
Escuchá la nota completa.
1 1.5 10 10

Powered by Thinkindot Audio

En la décima jornada del juicio por el crimen de Fernando Báez Sosa, declaró Pablo Gastón Zapata, un testigo que reveló que uno de los ocho rugbiers imputados, Lucas Pertossi, lo amenazó de muerte en la ciudad bonaerense de Zárate, semanas antes del ataque concretado en Villa Gesell en enero de 2020.

Este miércoles, en diálogo con “América Noticias” por A24, Zapata dio detalles de la agresión que sufrió y los responsabilizó del robo de una moto con la que trabaja.

El testimonio clave de una de las víctimas de los rugbiers

El testigo contó que fue atacado en dos oportunidades por un grupo en el que se encontraban algunos de los imputados, y describió que, la segunda vez que fue agredido, Pertossi lo tiró por una escalera mientras le gritaba: “Te voy a matar, te voy a robar la moto”. Tras esa situación, el vehículo desapareció y Zapata presentó una denuncia que quedó en la nada.

El 10 de diciembre de 2019, uno de mis amigos tiene un inconveniente con una serie de chicos entre los que estaban Lucas Pertossi, Blas Cinalli y Ayrton Viollaz”, recordó Zapata en diálogo con A24.

Embed

Una vez que nos fuimos, hicimos una cuadra y media, y ahí vemos un malón de gente cruzándose de vereda, y cuando viene uno de estos chicos, que no es ninguno de los imputados pero estaba con ellos, le empieza a pegar patadas en la cabeza a uno de mis amigos”, describió el testigo, y agregó: “Yo ahí reacciono y le tiro una piedra a este chico, mal de mi parte pero no me quedaba otra, eran doce personas”.

Consultado por Rolando Graña sobre cuál fue el motivo de la pelea, Zapata aseguró que “desconoce” el disparador y aseguró: “Fue una cacería, me corrieron entre seis, uno de ellos era Lucas Pertossi, me dieron una paliza cinco segundos que no sé cómo estoy contando todo esto”.

Yo solo conocía a Blas Cinalli, siempre tuvimos buen trato, cuando fue lo Fernando me sorprendió, porque lo conocía con otro grupo de chicos que nada que ver”, reconoció su sorpresa.

El segundo ataque de los rugbiers a Pablo Zapata

El 15 de diciembre fui a visitar a mi abuela que estaba medio descompuesta, cuando voy llegando veo a un grupo de pibes en la escalera, cuando me bajo de la moto veo que era este grupo de chicos”, recordó Zapata y reveló que el que le pegó a su amigo la semana anterior lo encaró preguntándole “¿Te acordás de mí?”.

“Le digo que ‘sí, pero ya fue la bronca, no me van a pegar de nuevo que son una banda’, él me abre paso, del lado izquierdo estaba Lucas Pertossi, cuando voy pasando me tira una trompada y ahí al intentar escapar me fracturo una pierna, voy bajando de espaldas mientras me seguía tirando piñas”, aseguró.

Pertossi, me tiraba piñas y me decía que me iba a robar la moto, a los veinte segundos veo que la moto ya no estaba”, reveló, y recordó que en ese momento hizo la denuncia del robo y también la agresión.

jfbs.jpg
Este miércoles se cumple el tercer aniversario del asesinato de Fernando Báez Sosa (Foto: Télam).

Este miércoles se cumple el tercer aniversario del asesinato de Fernando Báez Sosa (Foto: Télam).

Asimismo, manifestó que él habló con la madre del chico al que denunció, y que ella le confirmó que su moto “estaba en el taller de los Pertossi”.

Ante la consulta, sobre si hubieran detenido a sus agresores se habría evitado el crimen de Báez Sosa, el joven reflexionó: “Estaba Lucas Pertossi, por lo menos un detenido antes de llegar a Fernando habría, quizás los otros hubieran escarmentado”.

Frente a la pregunta de Rolando Graña sobre qué sintió cuando se enteró del crimen en Gessel, Zapata fue concluyente: “Sentí el mismo día que me pasó a mí, ese pude haber sido yo y me largué llorar junto a mi abuela”.

La abogada Valeria Carreras, presente en el piso de A24, consultó sobre el resultado de las cámaras donde se veía la agresión al joven, y Zapata reveló que “parece que el robo quedó en la nada” porque “las cámaras se borraron”.

Por último, se refirió a las actitudes de los rugbiers en la zona de Zárate y sus antecedentes: “Cuando pasó lo de Fernando Báez Sosa empiezan a salir cosas a la luz, la gente empieza a salir a hablar, si la gente hubiera denunciado las cosas antes no sé si hubiera pasado, no habrían llegado a Fernando”.

s