Salud

Hepatitis infantil: hay ocho casos sospechosos, pero "aislados"

El Ministerio de Salud confirmó que estudia posibles contagios de la desconocida enfermedad por la que rige una alerta epidemiológica. Se recomendó completar la vacunación y medidas preventivas.
Hepatitis infantil: hay ocho casos sospechosos pero aislados

Hepatitis infantil: hay ocho casos sospechosos pero "aislados"

El Ministerio de Salud informó que se registraron ocho casos sospechosos de hepatitis aguda infantil de origen desconocido que se encuentran bajo estudio e investigación epidemiológica por parte de las jurisdicciones y aún no han sido clasificados como tales, indicó en un comunicado.

Luego de que el primer caso confirmado de la rara enfermedad que tiene en alerta a la población mundial se confirmara en un niño de 8 años en Santa Fe, la cartera sanitaria destacó que los casos en estudio "se trata de hechos aislados y sin conexión alguna entre sí". Además, indicó que "no se trata de un brote sino de una situación que no escapa a lo que se notifica en forma habitual ya que todos los años se registran casos con cuadros similares de hepatitis agudas graves sin diagnóstico".

El único caso confirmado en Argentina corresponde al niño de 8 años que era atendido en el Hospital de Niños de zona norte de la ciudad de Rosario, y este jueves fue trasladado a un centro de mayor complejidad. Autoridades sanitarias santafecinas especificaron que "permanece estable".

En el centro de salud rosarino se le realizaron los estudios de laboratorio de los virus conocidos que causan hepatitis, dando hasta el momento de este informe resultados negativos para la variedad A y B". Y están en estudio las hepatitis D y E.

"Se trata de un caso aislado de una hepatitis severa”, detalló ministra de Salud provincial, Sonia Martorano, quien agregó que el menor está vacunado y que la muestra de sus análisis fueron derivadas al Instituto Malbrán.

Hospital niños zona norte Rosario.JPG

Hepatitis infantil aguda: las recomendaciones del Ministerio de Salud

En este contexto, la cartera que dirige Carla Vizzotti, recomendó "ante la alerta epidemiológica que se produjo en otros países del mundo y que también se emitió en nuestro país" controlar y completar "los esquemas del Calendario Nacional de Vacunación para cada edad, realizar higiene frecuente de manos, evitar el contacto con personas enfermas, cubrirse al toser o estornudar y evitar tocarse ojos, nariz y boca".

Además, instó a que ante la presencia en menores de 16 años de síntomas compatibles con los de la hepatitis (fiebre, fatiga, pérdida del apetito, náuseas, vómitos, dolor abdominal, orina oscura, heces blancas, dolor articular e ictericia) se aconseja consultar al médico.

A los equipos de salud encargados de atender a la población pediátrica, se recomiendó "sospechar hepatitis aguda de origen desconocido en aquellos casos con clínica compatible de hepatitis con pruebas negativas para hepatitis virales (A, B, C, D y E). Se recomienda incluir en el estudio de estos pacientes la detección de adenovirus".

¿Qué es la hepatitis aguda?

Según indicó Salud, "Hepatitis significa inflamación del hígado que puede ser de causa infecciosa, tóxica o autoinmune". "En la mayoría de los casos, la hepatitis es provocada por un virus. Las hepatitis virales son causadas más frecuentemente por los virus de hepatitis A, B y C. El test para las hepatitis B y C permite iniciar un tratamiento oportuno y minimizar la transmisión. Las hepatitis A y B son prevenibles a través de vacunas. Los tratamientos para la hepatitis B crónica y la hepatitis C, son seguros y altamente efectivos", explicó.

hepatitis.jpg

¿Cuáles son los síntomas de la hepatitis infantil?

La mayoría de los niños de 6 años y menores no presentan ningún síntoma. Esto significa que su hijo podría tener la enfermedad y usted podría no saberlo. Esto puede facilitar la propagación de la enfermedad entre los niños pequeños.

Según MedlinePlus, cuando se presentan síntomas, estos aparecen aproximadamente 2 a 6 semanas después de la infección. El niño puede tener síntomas seudogripales o los síntomas pueden ser ligeros. Una hepatitis grave o fulminante (insuficiencia hepática) es poco común en niños saludables. A menudo es fácil controlar los síntomas e incluyen:

  • Orina de color oscuro
  • Cansancio
  • Inapetencia
  • Fiebre
  • Náuseas y vómitos
  • Heces pálidas
  • Síntomas gastrointestinales, como dolor abdominal, diarrea y vómitos en las semanas anteriores.
  • Ictericia, la coloración amarillenta de la piel y muy especialmente del blanco de los ojos.

Se habló de