Qué pasó. El Gobierno retiró su apoyo a la campaña para realizar el Mundial de Básquet 2027 conjuntamente con Uruguay, a raíz de las “prioridades” en la reducción del déficit fiscal y el aumento en los costos presupuestados en un principio.

El caso. La Confederación Argentina de Básquetbol (CABB) informó que “conforme al actual contexto macroeconómico de Argentina, que llevó a redefinir las prioridades en función de las nuevas metas de reducción del déficit fiscal, y al aumento en los costos presupuestados producto de las modificaciones en el escenario cambiario, el Gobierno comunicó la decisión de retirar su apoyo económico para la realización de la máxima cita internacional de la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA)".

Cómo venía la mano. Argentina y Uruguay acompañaron la candidatura desde un primer momento, con cartas de respaldo firmadas por los dos países. En diciembre pasado, la FIBA otorgó a Filipinas, Japón e Indonesia la realización del Mundial 2023 y, a la vez, concedió a la Argentina y Uruguay la posibilidad de ser únicos candidatos para 2027. Pero la crisis económica cambió todo.

Qué dijo Uruguay. La Secretaría Nacional del Deporte uruguaya dijo “comprender y acompañar la decisión argentina, entendiendo que la candidatura era un objetivo conjunto que se cimentaba en los lazos históricos y culturales entre ambos países y en una propuesta complementaria”.