icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ACTUALIDAD

¿Por qué lloran los bebés?

¿Por qué lloran los bebés?
¿Por qué lloran los bebes?

Es algo ya sabido por las mamás que los bebés lloran, ya que es la única forma de comunicarse que tienen. Pero, lo cierto es que muchas veces no se logra saber fácilmente por qué lloran los bebés. A veces, esta situación provoca frustración en los papás, y no saben cómo calmarlo.

Conocer por qué lloran los bebés, o el motivo detrás de ese llanto, muchas veces ayuda a tranquilizar, a conocer la causa, y así poder darle un poco más de alivio al momento.

El llanto de los bebés como mensaje

Un bebé mientras se encuentra dentro del útero de la mamá, tiene todas sus necesidades plenamente satisfechas. Todo lo que vivencia desde allí, es placer y bienestar, y no conoce ni el sufrimiento, la carencia ni otros riesgos. Pero cuando nace, su realidad cambia bruscamente, y casi sin tiempo tiene que adaptarse a una nueva vida.

Así es como comienza a sentir esencialmente hambre y dolor, es que comienza a ver y escuchar distinto, pero ya no se reconoce ni protegido ni sujetado. Su cuerpo empieza a funcionar de un modo diferente y por supuesto, no lo comprende. Ante ese escenario, cualquier bebé puede llegar a tener una mezcla de angustia y miedo, y es cuando reaccionan con su única herramienta disponible, que es el llanto.

Por lo tanto, lo primero que se aconseja a los padres cuando un bebé llora, es que lo comprendan y ponerse en su lugar, desde el amor y no desde el enojo. Es en los primeros 3 meses de vida que se plantea el mayor desafío porque los niños buscan “decir” de alguna manera lo que les pasa y los padres “tratan” de descifrar ese dificultoso mensaje.

Ya más alrededor de los 6 meses, el bebé comienza a demostrar sus deseos y necesidades a través de un lenguaje corporal, a través de su mirada, ciertos gestos, sonidos nuevos, expresiones faciales o hasta incluso señalando. Unos meses más tarde, es cuando llega el lenguaje verbal, donde se empiezan a expresar y pueden ser un poco más entendidos. Es allí cuando entonces solo llorará en demandas más puntuales.

Las causas del llanto de un bebé

Los motivos por los que un bebé llora en los 3 primeros meses de vida, pueden ser muchos. Desde llorar porque su umbral sensorial es muy bajo, porque tiene poca tolerancia a ciertos estímulos externos o internos, y los siente como agresivos (pueden ser la luz, el ruido, la temperatura y más). Como así también, hay muchos bebés que lloran sin una causa aparente y son los que comúnmente se los llaman “bebés difíciles”, y que están muy sensibles a cualquier situación.

Cuando se hace referencia a las causas ambientales, significa que un bebé puede llorar porque en su entorno hay mucho ruido o que tiene frío o calor, y cualquiera de estos motivos puede generarle incomodidad.

También, deben considerarse algunas cuestiones “fisiológicas” o normales, que son nuevas para un recién nacido. Como sentir hambre, frío, no puede hacer el eructo, la defecación y más. El bebé es quien padece cualquiera de estos síntomas y llora para “protestar” y de alguna manera “pide socorro” porque no sabe otra manera. Un bebé, es un ser puro y emocional, que sufre estrés por cualquier vivencia que lo desafíe o que debe enfrentar, y muchas veces, como les sucede a los adultos también, el llanto es su manera de desahogarse y descargar.

Finalmente y como dato relevante, es que un bebé también llore por algún problema de salud que puede estar generándole incomodidad o dolor. Ya sean cólicos intestinales, gases, reflujo u otras causas.

Formas de consolar el llanto de un bebé

Si bien existen muchas y distintas estrategias a la hora de atenuar el llanto de un bebé, hay una que según especialistas, nunca debe adoptarse y es la de dejarlo llorar. Tiene derecho y necesidad de que alguien vaya a su compañía y apoyo, y dejarlo llorar sólo provocaría aumentar su nivel de angustia.

Es necesario saber que ante una circunstancia desfavorable, el bebé llorará cada vez más y más fuerte, de manera que llame finalmente la atención. Si de lo contrario, es atendido rápido, se va a sentir resguardado y ante cualquier otra situación similar no se va alterar de la misma manera, ya que sabe de alguna forma que se estará allí para asistirlo.

Por eso, siempre se aconseja a los padres que es necesario que tengan un descanso reparador y también que tengan la posibilidad de salir de su casa por un momento para ese oxígeno mental necesario cada tanto. Pedir ayuda a otros para el cuidado seguro de un bebé es importante, saludable y muchas veces necesario.

Las posibles causas del llanto

Puede ser que el bebé tenga hambre, que tenga el pañal sucio, que tenga sueño o que desee compañía. ¿Se puede calmar? Claro que sí, y se puede lograr imitando las condiciones que tenía en su vida intrauterina. Levantándolo y cargarlo, con un leve balanceo que le recuerde cómo se mecía dentro de su vientre materno. Otra manera es abrazarlo y ponerlo pegado al pecho y que succione, ya que de esa manera percibirá el calor y la protección.

Darle un baño, cantarle una canción, pronunciar palabras reconocidas con un tono suave o hacer algún ruido rítmico, como escuchaba en algún momento “bajo el agua”. Son muchas las variantes para conseguir que un bebé deje de llorar y sino, siempre ante todo, lo aconsejable es llamar al médico pediatra personal o acercarse a cualquier Centro Pediátrico más cercano.

En esta nota:
SUBIR

Poder

Ovación

Show