Variantes

Coronavirus: ¿por qué los especialistas piensan que Delta es más preocupante que Ómicron?

Distintos especialistas distinguieron los riesgos de la variante surgida en India (Delta) y Ómicron, el linaje identificado en Sudáfrica.
Francisco Reyes
por Francisco Reyes |
Coronavirus: ¿por qué los especialistas piensan que Delta es más preocupante que Ómicron? (Foto: Pixabay)

Coronavirus: ¿por qué los especialistas piensan que Delta es más preocupante que Ómicron? (Foto: Pixabay)

Argentina registra un leve -pero sostenido- aumento en los contagios diarios por coronavirus. La cifra puso en alerta a las autoridades sanitarias locales, que siguen de cerca la llegada de la variante Ómicron en el país y al mismo tiempo buscan evitar que se propague como sucedió recientemente con Delta, una mutación que despierta aún más preocupación entre los especialistas.

Para comprender las diferencias entre los distintos linajes, el inmunólogo e investigador del Conicet Guillermo Docena explicó a A24.com que las mutaciones en la proteína spike y otras proteínas del virus SARS-CoV-2 generaron nuevas variantes del virus que rápidamente se expandieron por el mundo y generaron tensión por tratarse de una amenaza para las vacunas.

Las mutaciones son algo que naturalmente ocurre en la biología de los virus y la condición para que se produzcan es que el virus se replique o multiplique. La primera característica que llama la atención de las variantes virales es su capacidad infecciosa o de transmisión, que se evidencia rápidamente cuando es detectada en un número elevado de muestras secuenciadas en una población, luego logra desplazar a las otras variantes locales y rápidamente se expande en la región”, precisó.

Delta y Ómicron, las más temidas

De esta manera "se han identificado alrededor de 10 variantes del SARS-CoV-2 desde octubre de 2020, siendo las variantes Delta y Omicron, las que actualmente más preocupación generan. Anteriormente, la variante Beta, originada en Sudáfrica causó una alarma importante por su elevada evasión de la respuesta inmune. Vacunas como la de AstraZeneca/Oxford mostró una eficacia de protección del 10%. Beta fue rápidamente desplazada por la variante Delta, explicó Guillermo Docena.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) definió en primera instancia una nueva variante como variante de seguimiento cuando los porcentajes de detección son superiores al resto de los virus circulantes en una determinada población (alta infectividad); luego, cuando su transmisión se incrementa y se expande a otros países, pasa a ser una variante de interés (rápida expansión); si esta nueva variante genera indicios de mayor severidad y escape de la respuesta inmune se transforma en una variante de riesgo, y finalmente cuando se confirmas que tiene estas 3 propiedades se la denomina variante de riesgo con consecuencias.

Ómicron, contagiosa, pero con poco impacto en el organismo

Embed

El doctor Hugo Pizzi, epidemiólogo, infectólogo y docente universitario, alertó sobre los efectos de Delta y precisó en A24: “Observamos con preocupación que están subiendo los casos de Delta en la Argentina. Fueron 3.089 los casos registrados ayer y también se están ocupando algunas camas (en hospitales)”.

“Lo que se ha recopilado en el mundo científico -que es poco- sobre Ómicron es que es una variante que no agrede al pulmón, no ataca a los nervios que influyen sobre el gusto y el olfato y fundamentalmente tiene el compartimiento como el de una gripe que incluye fiebre, decaimiento”, amplió Pizzi.

“Todos los datos que hemos recibido y recopilado académicamente hablan de que Ómicron es más contagiosa, pero con poco impacto en el organismo, a tal punto de que no agrede pulmón el virus, eso nos interesa y nos tranquiliza”, amplió consultado por A24.com.

De acuerdo al experto, lo más curioso es que en los países y distritos, a los pacientes que los han detectado con esta variante los han llevado a la casa, es decir que no hubo internaciones, en general”.

Delta, el gran desafío para la Argentina

El gran desafío hoy es Delta, que sumió a Europa en un escenario caótico. Inclusive el director de la OMS con sede en Ginebra, Suiza, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo que hay riesgo de 750 mil muertes en Europa (por este linaje), y allí son países que cuentan con una infraestructura sanitaria más sólida y con una educación cívica más fuerte que la nuestra”, advirtió.

Según la infectóloga del Hospital Muñiz Gabriela Piovano, “definitivamente nuestro problema en la Argentina es la variante Delta". "La tercera ola hasta acá va a ser a costa de la variante Delta, por lo que va a ser en personas más jóvenes, habrá en consecuencia y en proporción menos casos graves. Obviamente en esto la vacunación masiva que tenemos en Argentina ayudará, pero desgraciadamente hay un sector que está expuesto que sería el de menores de 30, 18 y 13, que son los grupos que menos vacunado están”, determinó.

Respecto a los menores de 18 y sobre todo a los menores de 13 años y están supeditados a la toma decisiones a sus padres, han sido mal influenciados por lo que están demorando vacunar a los chicos y esto sí puede traer consecuencias nefastas”, lamentó.

Pocas personas vacunadas en Sudáfrica y mucha circulación en la calle: combo explosivo

En diálogo con A24.com, la infectóloga del Hospital Muñiz Gabriela Piovano, analizó la situación a nivel global: “En Sudáfrica, lugar dónde surgió la variante Ómicron, no está vacunada ni el 10% de la población. Hay muy poca gente vacunada, la gente circulando y además la línea genética del virus de ese país es distinta a la que llegó a la Argentina y a Europa, lo que hace que las mutaciones sean muy divergentes”.

“En relación a la peligrosidad en cuanto a ocasionar mayor gravedad o no en los cuadros observados con Ómicron no hay ningún indicio, es poco el tiempo que lleva circulando y además en general es en gente joven y no vacunada. Es difícil saber por el momento qué comportamiento puede tener o no”, puntualizó Piovano.

Para el médico infectólogo Mariano Sasiain, profesional del Hospital Militar Central Cirujano Mayor Dr. Cosme Argerich, "de acuerdo al conocimiento que se va teniendo de Omicron si podemos decir que tiene alta transmisibilidad pero aún no está claro (si bien hay cierta presunción) de que no sea tan letal. De todas formas aún es difícil definir si es por la variante en si o por las características de los pacientes a los que afecta que pueden ser pacientes jóvenes o vacunados".

"No deja de ser variante de preocupación dado que es una nueva variante y su comportamiento lo veremos con el tiempo. En cuanto a Delta también nos sigue preocupando porque sigue causando un importante número de casos y fallecidos. Más allá de las nuevas variantes que puedan aparecer del coronavirus, nos sigue preocupando más allá de las mismas porque aún no sabemos el comportamiento que pueda tener a futuro y el impacto en la salud de las personas", concluyó el experto a A24.com.

s