Diversidad de género

300 mujeres trabajan en la planta industrial de Liliana Electrodomésticos

La marca implementa políticas que favorecen la igualdad y para celebrarlo se tomó una fotografía en la que se observa a quienes ocupan los distintos puestos de trabajo en la Planta Industrial Modelo.
Las 300 mujeres se desempeñan en la línea de producción y cada vez más la empresa incorpora posiciones femeninas en áreas administrativas. 

Las 300 mujeres se desempeñan en la línea de producción y cada vez más la empresa incorpora posiciones femeninas en áreas administrativas. 

Liliana Electrodomésticos prioriza la equidad de género en el ámbito laboral y cuenta con talentos femeninos en distintas áreas, rompiendo los estereotipos tradicionales.

Estas 300 mujeres se desempeñan en puestos de mecanizado, matricería, armado, vigilancia, control de calidad, medicina, depósito, inyección, entre otros sectores de la línea de producción.

Por otra parte, la empresa tiene cada vez más posiciones femeninas en áreas de ventas, administrativas, abastecimiento (compras y comercio exterior), comerciales, recursos humanos, finanzas y marketing, dentro de las cuales hay puestos directivos liderados por mujeres.

Para celebrarlo, se tomó una foto con un drone, donde se observa al equipo de Liliana formando con su cuerpo el número de colaboradoras. La acción se llevó a cabo en la Planta Industrial de 25.000 m2 cubiertos, ubicada en Granadero Baigorria, provincia de Santa Fe.

La fábrica cuenta con tecnología de avanzada gracias a los 5 centros de mecanizado de control numérico (CNC), 2 electroerosionadoras de corte por hilo, 3 electroerosionadoras de penetración (ZNC) y al parque de 56 inyectoras de plástico de última generación. Allí se lleva a cabo la producción de los electrodomésticos Liliana: el diseño, la fabricación de matrices, la inyección de plástico, el corte y estampado de chapa, y el ensamblado de piezas.

“Nos sentimos orgullosos de que cada vez más mujeres desarrollen sus habilidades en nuestra empresa. Abrazamos la equidad de género y seguiremos trabajando para construir equipos cada vez más heterogéneos”, dijo Leonardo Jacobson, socio gerente de la firma.

Mujeres en producción

En este sentido, Soledad, que se desempeña en el área de armado comentó: “Cuando ingresé ya había muchas mujeres trabajando por lo que siempre me sentí muy cómoda en el ambiente laboral, ya que no había ningún tipo de diferencias”. Erica, en tanto, que trabaja en el sector de depósito y recepción de materiales, dijo: “La empresa está marcando un precedente que en otras no se ve. En todas las áreas encontramos mujeres”.

Por su parte, Vanina, jefa de Producción, sostuvo: “Siempre me sentí acompañada, Liliana me brindó muchas oportunidades a lo largo de mi carrera y me genera mucha satisfacción sentir que valoran mis decisiones, que tomo con compromiso porque impactan en los objetivos empresariales. Aunque Liliana sea hoy una empresa grande, los valores de una gran familia se continúan transmitiendo”.

Se habló de
s