Opinión

El enorme error de Armani en el superclásico River-Boca: el alto precio pagado por despreciar las estadísticas

El arquero millonario acertó en el lanzamiento de la moneda. Y decidió arrancar la serie de penales atajando. ¿Por qué fue una decisión errónea?
Guillermo Laborda
por Guillermo Laborda |
El enorme error de Armani en el superclásico River-Boca: el alto precio pagado por despreciar las estadísticas

Sorprendió a los amantes de las estadísticas la decisión de Franco Armani en el sorteo de la definición por penales en el superclásico Ríver-Boca de anoche: el arquero millonario acertó en el lanzamiento de la moneda y por ende debía elegir entre comenzar su equipo pateando penales o atajando. Optó por esto último, cediendo el primer disparo a Boca Juniors, dejando de lado los números de diferentes estudios estadísticos que advierten que el equipo que comienza pateando, tiene más probabilidades de ganar.

Federico Tiberti, Ph.Candidate de Princeton, anoche en Twitter alertó sobre el regalo estadístico de Franco Armani y otorgarle la ventaja a Boca Juniors.

Uno de los estudios más mencionados siempre en el análisis de las definiciones por penales es el de José Apesteguia e Ignacio Palacios-Huerta del 2008 titulado “Presión Psicológica en Ambientes Competitivos: Evidencia de un Experimento Natural Aleatorio”.

El orden de patear, quién dispara en primer lugar, está determinado por el resultado del lanzamiento de moneda. “En ausencia de efectos psicológicos, ambos equipos deben tener la misma probabilidad de ganar independientemente del orden de pateo; sin embargo, encontramos una ventaja sistemática del primer pateador”. El estudio utiliza datos sobre 2731 tiros penales de 262 tandas de penales durante un período de tres décadas y encuentra que los equipos que patean primero ganan la tanda de penales el 60,5% de las veces.

Quien patea en primer lugar, dado que hay chances de anotar un penal, implica tener la posibilidad de liderar el marcador; quien lo hace en segundo lugar entonces dispara mayormente con el marcador en contra, y a lo sumo para empatar.

“Además, también encontramos que los profesionales son conscientes de sus propios efectos psicológicos; cuando un cambio reciente en las regulaciones les da a los ganadores de la moneda la oportunidad de elegir el orden de patear, reaccionan racionalmente al elegir sistemáticamente patear primero”, señalan los autores.

Una encuesta a jugadores profesionales reveló que “cuando se les pide que expliquen por qué prefieren patear primero, identifican con precisión el mecanismo psicológico para el que encontramos apoyo empírico en los datos: quieren liderar en el marcador para presionar al oponente".

rossi.jpg
Rossi se lució en la la serie de penales del superclásico.

Rossi se lució en la la serie de penales del superclásico.

Estos son los elementos estadísticos relevantes a la hora de patear los penales que Apesteguia y Palacios-Huerta encontraron:

  • El conjunto de datos comprende 262 tandas de penales con 2.731 tiros de penalti durante el período 1970-2008. Es completo porque incluye todas las tandas de la historia de las principales competiciones internacionales de selecciones nacionales (Copa del Mundo, Campeonato de Europa, Copa América) y competiciones por equipos de clubes como la Liga de Campeones y la Copa de la UEFA. También incluye datos sobre competiciones nacionales de clubes como la Copa de España, la Copa de Alemania y la Copa de Inglaterra.
  • La mayoría de las definiciones terminan en 5 rondas o menos, y el resto pasa a rondas decisivas. El equipo que patea primero gana el 65,9% de todos los tiros que terminan en 5 rondas o menos, y el 55,5% del resto. La menor ventaja en las rondas decisivas puede reflejar simplemente que son sólo los equipos que no aprovechan la ventaja que proporciona el patear primero durante cinco rondas los que deben jugar estas rondas.
  • La tasa de conversión de penales es 73,1%; es de 76,3% para el primer equipo y 69,7% para el segundo. Estas tasas son más bajas que la tasa de conversión promedio en los tiros penales en el curso normal de un juego (es decir, no en las definiciones de un partido), que es aproximadamente el 80%, pero similar a la tasa de conversión en los juegos con una puntuación ajustada (una empate o diferencia de un gol) y queda poco tiempo para jugar en el juego. Esto parecería reflejar el aumento de presión asociado con el hecho de que marcar o no un gol será un determinante crítico del resultado final tanto en una tanda de penales como en partidos cerrados.
  • En cada ronda la tasa de conversión es siempre mayor para el primer equipo que para el segundo equipo, mientras que la conversión para ambos equipos parece disminuir en las rondas posteriores. Estas diferencias hacen que el primer equipo sea más probable que lidere en el marcador que el segundo equipo al final de cada ronda. La frecuencia con la que el primer equipo lidera en la puntuación parcial en relación con la del segundo equipo es alrededor de un 60% mayor en promedio, aumentando ligeramente en las rondas 4 y 5 en relación con las tres primeras rondas. Esto sugiere que los efectos perjudiciales sobre el rendimiento se vuelven más pronunciados a medida que se acercan las rondas finales.
  • Realizamos una encuesta a más de 240 jugadores y entrenadores de las ligas españolas, tanto profesionales como amateurs, a quienes se les hizo la siguiente pregunta: “Supongamos que estás jugando una tanda de penales. Ganás el lanzamiento de la moneda y tenés que elegir si patear primero o segundo. ¿Qué elegirías? Descubrimos que casi el 100% de los sujetos respondieron que preferirían ir primero. Más importante aún, cuando se les pidió que explicaran su decisión, argumentaron sistemáticamente que su elección estaba motivada por el deseo de presionar al pateador del equipo contrario.

Los antecedentes con penales en el Boca-River

Franco Armani tampoco observó los resultados recientes en la elección de patear primero los penales. En el último cruce de Ríver con Boca, el 16 de mayo, la definición por penales encontró al equipo de la ribera pateando en primer lugar y eliminando a su tradicional rival. Atlético Mineiro batió semanas atrás a Boca Juniors en la definición por penales por la Copa Libertadores y comenzó disparando en primer lugar.

Así, quien acierta el lado de la moneda que cae tras ser lanzada por el árbitro, tiene más chances de ganar el partido. Es simplemente elegir, como hace casi el 100% de los jugadores, disparar primero en la definición por penales para tener una ventaja. Si se la aprovecha o no es otra cuestión. Pero las ventajas no hay que obsequiarlas.

Se habló de
s