Pandemia

Europa: la cuarta ola de coronavirus amenaza con una nueva crisis económica

Los centros financieros internacionales ven con preocupación que la recuperación global de 2021 se vea resentida por este incremento de contagios que afecta al viejo continente.
Roberto Adrián Maidana
por Roberto Adrián Maidana |
La cuarta ola del coronavirus amenaza con frenar la recuperación económica (Foto: Archivo)

La cuarta ola del coronavirus amenaza con frenar la recuperación económica (Foto: Archivo)

La cuarta ola de coronavirus en Europa amenaza no solo a la salud. Los mercados internacionales comienzan a mostrar una real preocupación por el regreso de los graves problemas que la pandemia provocó en la economía mundial. Tener que volver a encierros o cuarentenas masivas volvería a derrumbar la recuperación económica experimentada durante este 2021. Austria es un caso testigo, pero los centros financieros internacionales esperan que su ejemplo no se expanda como el coronavirus.

Las vacunas y un círculo virtuoso.

Desde fines de 2019 y durante todo 2020, el dilema entre salud y economía tuvo una clara definición. Se desconocía casi todo de la pandemia, el coronavirus se proyectaba por todo el mundo con altas tasas de contagios y de mortalidad. Ante semejante amenaza, los países se volvieron sobre sí mismos y la economía mundial se paralizó como nunca desde la segunda guerra mundial.

Pero en el año 2021, gracias a las vacunas el panorama cambió. Las tasas de inmunización hicieron que bajaran los casos de contagios y -sobre todo - las muertes. Los gobiernos pudieron responder a la demanda crecientes de sus sociedades y salir progresivamente de los confinamientos. El paso siguiente, con las reaperturas fue el inicio de la recuperación económica.

El FMI, en su informe de "perspectivas de la economía mundial" prevé la vuelta al crecimiento. Para el mundo en general, habrá una recuperación del 5,9% en este 2021 y un 4,9% en 2022 (luego de una caída del 3,1% en 2019).

perspectivas comparadas.jpg

Estados Unidos y La zona del Euro crecerán a mayor ritmo del promedio mundial. Un 6% en 2021 y un 5,2% para Estados Unidos. Para la zona Euro, un 5% en este año y 4,3% en 2022 (tras una caída del 6,3% en 2019).

China será una locomotora mundial con un 8% de recuperación en este 2021 y un 5,6% en 2022. Con la particularidad de que aún con la pandemia (surgida en Wuhan), en 2019 la economía china creció un 2,3%.

En este caso, la teoría del derrame parece cumplirse, porque para América Latina en su conjunto, el FMI prevé un crecimiento del 6,3 (2021) y 3% (2022). Se necesitará más de todo este año para recuperar los 7 puntos de caída del PBI en 2019. El caso argentino fue peor con una caída del 9,5%.

barbijo obligatorio.jpg

La cuarta ola, una amenaza

La vacunación se estancó en Europa en torno al 66%, Una cifra insuficiente. El coronavirus sigue replicándose. Alemania tuvo este martes el récord de contagios diarios en un día: casi 70.000 casos. Su vecino, Austria lleva su tercer día de los 10 iniciales de un nuevo aislamiento, que pueden ser prorrogados.

Las consecuencias pueden notarse rápidamente. Austria es uno de los centros turísticos europeos por sus pistas de esquí. El turismo fue el verdadero paria de la economía mundial por la pandemia. En ese país, los niveles de la economía están un 25% por debajo en 2021 de lo que terminó en 2019. Si se mantiene el confinamiento, la temporada invernal - en el receso de fin de año - será un desastre en términos económicos.

La asociación de hoteleros de ese país informó que desde que se anunció el nuevo "lockdown", el 50% de las reservas turísticas invernales se cancelaron.

En Alemania, si no logran bajar el número de contagios, la preocupación es similar. El "Instituto Kiel para la Economía Global" advierte que este invierno puede ser sumamente complicado para la economía alemana que sufrió como nunca desde la reconstrucción de posguerra.

Esta nueva ola puede ser más compleja en términos económicos de lo proyectado gracias a la acción de la vacunación. Pero lo "no vacunados" y su resistencia son el efecto colateral más peligroso del coronavirus.

aeropuerto.jpg
El turismo, no podría soportar otro regreso a los confinamientos masivos por la cuarta ola de coronavirus (Foto: Archivo)

El turismo, no podría soportar otro regreso a los confinamientos masivos por la cuarta ola de coronavirus (Foto: Archivo)

La actividad económica no soporta otro "encierro"

Esta es la opinión generalizada de los líderes de los países más desarrollados. Que gastaron fortunas para sostener el parate económico de 2020. Estados Unidos - solo con Trump - dispuso 1 billón de dólares. Biden, este año, logró que el congreso le vote una expansión de 3 billones de dólares. La Unión Europea emitió 750.000 millones de Euros el año pasado. Sobre fines del 2021, el FMI "creo" moneda. Dispuso 650.000 millones de dólares en DEG (derechos especiales de giro) para ayudar a los mercados menos desarrollados. La Argentina recibió US$4.400 millones por ese "regalo".

Pero todo era transitorio, ya que la reactivación estaba en marcha. Ahora, la cuarta ola que domina a varios países europeos es un golpe inesperado.

De nuevo, la posibilidad de cierre de Comercios, Shoppings y la actividad gastronómica es una preocupación tangible. El turismo, vuelve a temblar cuando apenas comenzaba a recuperarse. Pero el ejemplo austríaco por ahora es lo que se quiere evitar.

No al confinamiento

No solo son las protestas, en algunos casos violentas como en Bruselas, ciudad sede del Parlamento y Consejo Europeo. Los gobiernos aplican otras recetas antes que el encierro masivo. En Gran Bretaña, Boris Johnson se niega a considerar esa opción, pese al aumento de contagios. Se toma de un dato científico objetivo: aumentan los contagios pero las internaciones y muertes disminuyen gracias a las vacunas. Son precisamente los "no vacunados" los principales ocupantes de las camas de terapia intensiva.

El ministro de salud británico, Sajid Javid acaba de enviar un claro mensaje a la población: depende del cuidado y la solidaridad de la sociedad que las próximas fiestas de navidad y fin de año se vivan con "tranquilidad".

En Francia, su elevada tasa de vacunación completa, supera el 70%, le da a Emmanuel Macrón más espalda para evitar restricciones. Pionero en la vacunación obligatoria de servidores públicos y el control con el pasaporte sanitario, son los que se resisten a vacunarse los que están en la mira.

antivacunas en Bruselas.jpg

"Antivacunas" en Bruselas. ¿culpables si vuelven los confinamientos masivos? (Foto: Archivo)

España y Portugal, la esperanza ante la cuarta ola

Son los países que marchan decididamente adelante en las tasas de vacunación completa. Más del 80% en España y el 90% en Portugal. En España los contagios se han duplicado en 14 días, pero las cifras de internación y de muertos no aumenta. Las vacunas son una protección eficaz. Por las dudas, España tiene un plan en carpeta para cierre de boliches en horarios avanzados de la noche y la restricción del aforo interno en bares y restaurantes. Pero no más que eso.

De nuevo, como en Francia, el foco está en quienes no se vacunan pero en ambos países es un porcentaje menor comparado con Alemania o los Países Bajos.

En la otra punta está Bulgaria ( 35% de vacunados) o Croacia (45%). Pero en todo caso, la Unión Europea podría restringir la salida de sus ciudadanos no vacunados o aconsejar no viajar a esos países.

De nuevo, volver a paralizar la economía es una complicación que Europa no quiere repetir.

inflacion persistente.jpg
La inflación persistente, un problema a ambos lados del Atlántico (Foto: Archivo)

La inflación persistente, un problema a ambos lados del Atlántico (Foto: Archivo)

¿Y la inflación?

Es un problema a ambos lados del Atlántico norte. Mucho más para Joe Biden que tiene en los Estados unidos mas del 6% interanual (octubre 2021 contra el mismo mes del 2020). En Europa el promedio de mucho menor, pero el 4,1% interanual de Alemania es una señal de alarma. La inflación fue la consecuencia indeseada del sostenimiento económico. Pero si se prolonga, pasa a ser un problema serio. Mucho más si volvieran los confinamientos.

Lo que sí puede suceder que te un tipo de restricción regrese: Pero el peso de las medidas caerá solo sobre los "no vacunados". No será para los inmunizados y menos todavía, para la actividad económica.

s