Cifras positivas

Industria: en abril creció la utilización de la capacidad instalada

Según el INDEC subió 21,5% respecto del mismo mes del 2020, cuando comenzaba el aislamiento obligatorio por la pandemia. También se superaron las cifras de 2019.
El sector industrial creció en abril

El sector industrial creció en abril, respecto del mismo mes de 2020. 

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) dio a conocer los indicadores que miden la utilización de la capacidad instalada en la industria que, en el mes de abril, llegó a 63,5%; es decir, creció 21,5% respecto del mismo período de 2020 (42%). Además, la cifra mensual representa incluso un incremento del 2% sobre los niveles del 2019, cuando todavía no existían limitaciones por el COVID-19.

Cabe recordar que en ese mes del año pasado las restricciones operativas producto del aislamiento social, preventivo y obligatorio afectaron sustancialmente el nivel de actividad de la industria manufacturera en el país.

Si bien un conjunto de plantas industriales vinculadas con actividades esenciales operó normalmente en abril de 2020, como ciertos productores de alimentos y de productos químicos, la mayoría de los establecimientos produjo parcialmente o estuvo sin actividad productiva. Las terminales automotrices y plantas productoras de cigarrillos estuvieron cerradas en su totalidad, mientras que otros sectores presentaron niveles mínimos de actividad, como la industria textil.

La industria por sector

En abril de este año, según el reporte del INDEC, los sectores que presentan niveles de utilización de la capacidad instalada superiores al nivel general son sustancias y productos químicos (75,4%), productos minerales no metálicos (74,7%), refinación del petróleo (73,1%), papel y cartón (73,0%), industrias metálicas básicas (68,9%), productos del tabaco (65,7%) y productos alimenticios y bebidas (64,8%).

Mientras que los bloques sectoriales por debajo del nivel general son edición e impresión (55,9%), metalmecánica -excepto automotores- (53,7%), productos textiles (52,4%), productos de caucho y plástico (52,1%) y la industria automotriz (39,1%).

En comparación con el mismo período de 2020, las principales incidencias positivas se observan en la industria metalmecánica, excepto automotores, a partir principalmente del crecimiento de la fabricación de maquinaria agropecuaria y de aparatos de uso doméstico. Lo mismo ocurre con las industrias metálicas básicas, debido al mayor nivel de elaboración de acero crudo.

En ese sentido, según datos de la Cámara Argentina del Acero citados por el INDEC, en el mes analizado se observa una suba interanual de 223,3% en la producción de acero crudo.

Alimentos y textiles

Los productos textiles, en tanto, revelan un nivel de utilización de la capacidad instalada de 52,4% en 2021. Hay que señalar que, en 2020, el nivel de actividad de las plantas productoras de hilados y tejidos había sido mínimo como consecuencia del aislamiento, por lo que se utilizó solamente un 4,2% de la capacidad instalada.

Por su parte, los productos alimenticios y bebidas señalan en abril un nivel de utilización de 64,8%, superior al del mismo mes del año anterior (59,7%), que se vincula principalmente con el incremento de la actividad en las plantas productoras de ciertas líneas de bebidas y con el mayor nivel de molienda de oleaginosas.

Autos, ladrillos y cementos

La industria automotriz muestra un nivel de utilización de la capacidad instalada de 39,1% en abril 2021, mientras que en el mismo mes del 2020 no se registró ninguna unidad fabricada por las terminales automotrices.

Asimismo, los productos minerales no metálicos exhiben un nivel de utilización de la capacidad instalada de 74,7% frente al de abril de 2020 (22,5%), principalmente a partir de los mayores niveles de producción de cemento, ladrillos y placas de yeso.

Otros segmentos destacados en abril 2021 son el caucho y plástico (52%), y la refinación del petróleo (73%).

El indicador que prepara el INDEC para la utilización de la capacidad instalada en la industria mide la proporción utilizada, en términos porcentuales, de la capacidad productiva del sector industrial. El relevamiento comprende una muestra de entre 600 y 700 empresas.