icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
ECONOMÍA

Una familia necesitó $56.458,84 para no caer en la pobreza y $23.722 para no ser indigente

Una familia necesitó $56.458,84 para no caer en la pobreza y $23.722 para no ser indigente
Inflacion_precios

Una familia compuesta por una pareja de adultos y dos niños necesitaron $56.458,84 en enero para no caer bajo la línea de pobreza. Esa misma familia requirió $23.722 para no ser indigente.

Según el Indec, el costo de la canasta básica total (CBT), que mide el acceso a alimentos y servicios necesarios, registró una suba del 4,2% con respecto a diciembre y del 39,8% si se lo compara con el mismo mes del año anterior. Concretamente, en enero una familia necesitó $2251,31 más que en diciembre y $16.085,83 más que en enero del año pasado para no ser pobre.

Por otra parte, la canasta básica alimentaria (CBA), que mide la línea de indigencia a partir de las necesidades alimenticias para una persona adulta, reportó un avance del 4,6% en relación con diciembre y un aumento del 44% interanual.

Para entender el aumento de los costos de estos índices, el principal punto a tener en cuenta es la inflación, que perjudicó especialmente a los que menos tienen, sobre todo por la suba de los alimentos, que se incrementaron un 42,1% en el 2020 y un 5% en enero de 2021.

“Los últimos cuatro o cinco meses fueron muy altos en términos de aumento de la canasta alimentaria. Llegar a una canasta digna de alimentos es cada vez más caro para las familias en condición de urgencia. La canasta básica se explica en buena parte porque los últimos meses se intensificó la pobreza. Los hogares que ya eran pobres ahora están peor, principalmente por la aceleración de los precios de los alimentos”, consideró el economista de EPyCA, Martín Kalos.

Otro factor que profundizó las dificultades en el ingreso de los hogares fue la variación de los salarios, ya que mientras la canasta de alimentos para una familia aumentó un 45% en 2020 y la línea de pobreza se ubicó en 39,1%, los sueldos crecieron un 33%.

“La canasta básica total y alimentaria se vienen acelerando y eso es un problema. La inflación promedio interanual de enero dio 38,5%, pero la canasta básica total y alimentaria es mayor, entonces los hogares más pobres e indigentes están más lejos de llegar a fin de mes. Los sueldos de personas indigentes deberían crecer un 44% y no han aumentado así”, agregó el economista, en diálogo con A24.com

por Ignacio Ferreiro y Julia D'Arrisso
SUBIR

NWS

Ovación

Show