icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
INTERNACIONALES

España, el espejo que Europa mira con preocupación ante la amenaza de una segunda ola de COVID-19

España, el espejo que Europa mira con preocupación ante la amenaza de una segunda ola de COVID-19
Madrid se convirtió nuevamente en el epicentro del rebrote del coronavirus en ese país (Foto: AFP).

Madrid sufre una expansión creciente del coronavirus, por lo que volvió a ser el centro de la pandemia en España. La capital española es la que más casos registró: 1.200 notificados el pasado jueves, según el Ministerio de Sanidad, y 2.859 incorporados a la serie histórica en las últimas 24 horas. Es, también, la que más ingresos sigue teniendo en sus hospitales, 407, y la que más muertos contabiliza, 73.

Es por eso que a partir del próximo lunes comenzarán una serie de restricciones en la “nueva normalidad”.

Las medidas de restricción

  • En la capital volverán a permitirse reuniones solo de hasta 10 personas cuando se trate de no convivientes, ya sea en el ámbito público o el privado.
  • En las actividades religiosas, como misas, bodas, bautismos y comuniones, la reducción de personas pasará del 75% al 60% de la capacidad de los templos o lugares.
  • En bares y restaurantes se restringe la cantidad de personas en la barra al 50%. Se permitirá comensales en el interior hasta el 75% de la capacidad y cambian las medidas de distanciamiento para quienes se sienten al aire libre en las “terrazas” de los locales.

Agosto, como en marzo

El verano termina con una noticia preocupante. En el mes de agosto, en el intento de recuperar algo de la bonanza de las vacaciones anteriores, el número de contagios trepó hasta los 174 mil en Madrid, casi el mismo número de los picos que sufrieron en marzo y abril. La media fue de 5.000 casos diarios en el pasado mes.

Agosto, tuvo picos como los de marzo o abril en España (Foto: AFP).
Agosto, tuvo picos como los de marzo o abril en España (Foto: AFP).

Un dato, a modo de ejemplo: el 26 de marzo, cuando España e Italia eran el epicentro del COVID-19 en Europa y en el mundo, Madrid tuvo 9.159 casos. En tanto, el pasado 27 de agosto, apenas una semana atrás, llegó a 9.779 contagios en 24 horas.

El inicio de la pandemia

El 31 de enero, España registró el primer contagio en La Gomera, una isla de las Canarias. Se trató de un hombre que habría contraído el COVID-19 en un viaje a Alemania.

Pero el 24 de febrero, el virus llegó a la península y el 9 de marzo, el gobierno decidió suspender las clases

Crecimiento diario de la pandemia

Durante 28 días consecutivos, el COVID-19 registró una superación del número de fallecidos. Solo a fines de marzo o principios de abril, la curva comenzó a “amesetarse” y así permaneció mucho tiempo.

Desde marzo a mayo tuvo casi un promedio de 160 casos por millón de habitantes. Madrid necesitó que transcurrieran 70 días para que el "índice R" fuera menor a 1, lo que implica que los contagios están en remisión.

Y luego, la curva descendió durante junio y julio. Pero en agosto, el mes más importante del verano europeo, los casos volvieron a dispararse. A fines de agosto se volvieron a ubicar en torno a los 160 por millón de habitantes.

Rebrote, pero diferente

Madrid encabeza la suba de casos en España (porque el COVID-19 jamás se fue) y preocupa también en Europa. Sin embargo, las autoridades sanitarias de ese país aseguran que esta etapa de la pandemia es diferente: tienen más experiencia y los hospitales están mejor preparados, afirman.

De hecho, a pesar de contabilizar cifras comparables a los duros meses de marzo, abril y mayo, el número de camas en UTI (terapia intensiva) es del 6%. No obstante, en Madrid la cifra se eleva al 16%.

Además, ahora poseen una mayor capacidad de testeo y detección que lo que ocurría en el inicio de la pandemia.

Septiembre, un desafío

La llegada del otoño plantea un verdadero reto para Madrid en particular y para España en general. Los casos ahora se concentran en la población de entre 20 y 49 años en promedio. El aspecto positivo es que favorece la recuperación y disminuye la posibilidad de mortalidad.

No obstante, el “ocio nocturno”, las reuniones y ciertas actitudes de los más jóvenes han contribuido a la dispersión del virus.

Queda el desafío de la vuelta a clases presenciales para el ciclo 2020/2021. Y terminadas las vacaciones, “la nueva normalidad” implica intentar recuperar puestos de trabajo para relanzar la economía española. Junto a la italiana, las más afectadas de Europa.

El Ministro de Sanidad, Salvador Illia, es optimista sobre los planes de vacunación contra el COVID-19.

“Todo parece indicar que podríamos estar en disposición a finales de año de empezar a recibir dosis seguras para empezar a vacunar a ciertos colectivos en nuestro país”, asegura. Como por ejemplo, personal de la sanidad y pacientes de riesgo.

De todos modos, pese al optimismo de las autoridades, toda Europa mira con atención la evolución de la enfermedad, previendo que lo que allí suceda pueda reflejar lo que suceda en el resto del continente.

En esta nota:
SUBIR

Poder

Ovación

Show