accidente

Alemania inicia pruebas en humanos de una posible vacuna contra el coronavirus

Stella Gárnica
por Stella Gárnica |
Alemania inicia pruebas en humanos de una posible vacuna contra el coronavirus

En la búsqueda contrarreloj de una vacuna eficiente contra el coronavirus, Alemamia se suma a la carrera. Mientras China, Estados Unidos, Inglaterra e Israel están en diferentes etapas con el mismo objetivo, los alemanes autorizaron los primeros ensayos clínicos de una vacuna, informó este miércoles el órgano regulador de ese país.

Así, se aprobó el inicio de tests en voluntarios con una posible vacuna desarrollada por la firma germana Biontech y el gigante estadounidense Pfizer.

"El Instituto Paul-Ehrlich ha autorizado los primeros ensayos clínicos de una vacuna contra la COVID-19 en Alemania", dijo el órgano regulador en un breve comunicado.

 Embed      
La vacuna se probará en 200 voluntarios en Alemania
La vacuna se probará en 200 voluntarios en Alemania

Como en otros casos en el mundo, la aprobación fue "resultado de una cuidadosa evaluación" del riesgo y beneficio de la vacuna.

Se trata "tan solo del cuarto ensayo en el hombre" a nivel mundial de una vacuna contra la COVID-19, precisa la autoridad reguladora.

En esta etapa clave para el desarrollo, los ensayos clínicos se llevarán a cabo con 200 voluntarios sanos de 18 a 55 años de edad.

La noticia se produjo pocas horas después de que en Gran Bretaña, el ministro de Salud, Matt Hancock anunciara que desde mañana jueves, la Universidad de Oxford también comenzará las pruebas sobre humanos.

Desde la OMS hasta Bill Gates, han recordado en numerosas oportunidades que desarrollar una vacuna lleva habitualmente 18 meses o más. Pero la emergencia que provocó la pandemia ha hecho que los tiempos se aceleren de manera inédita.

"La experimentación en el hombre es una etapa importante en el camino para la puesta a punto de vacunas seguras y eficaces contra la COVID-19" indicó el Instituto Paul-Ehrlich.

El pasado 11 de enero, China logró describir y compartir con la comunidad científica mundial el código genético del COVID-19. Poco más de tres meses después, comienzan los tests sobre seres humanos de posibles vacunas. Un récord absoluto en la historia de la ciencia.

Se habló de
s