Dramático

Alerta en el sur de Brasil por nuevas lluvias en medio de un desastre sin precedentes

Mientras para los próximos días se espera que baje la temperatura, el servicio meteorológico informó que se esperan más lluvias en el estado que sufre las peores inundaciones en 83 años.

Roberto Adrián Maidana
por Roberto Adrián Maidana |
Hay casi 100.000 personas evacuadas de sus hogares por las lluvias e inundaciones de Río Grande do Sul (Foto: gentileza Diario Gaucho).

Hay casi 100.000 personas evacuadas de sus hogares por las lluvias e inundaciones de Río Grande do Sul (Foto: gentileza Diario Gaucho).

Por el momento hay 83 víctimas fatales, pero son más de 100 las personas desaparecidas. Además, los caminos destruidos por el paso de ríos desbordados hace más difícil el acceso de los grupos de rescate. Solo pueden llegar con embarcaciones ligeras o en helicópteros a las zonas de desastre.

Más lluvias en un "escenario de guerra"

Las autoridades del estado recibieron el compromiso del presidente Lula da Silva de una ayuda extraordinaria e inmediata. Pero si no para de llover, las tareas de rescate se dificultan. Si los ríos vuelven a cobrar mayor intensidad en sus caudales, los trabajos se deben suspender, lo que puede costar la vida a más personas que están aisladas y sin refugio.

aeropuerto de puerto Alegre 2.jpg
El interior del aeropuerto de Porto Alegre, totalmente inundado e inoperable (Foto: A24.com).

El interior del aeropuerto de Porto Alegre, totalmente inundado e inoperable (Foto: A24.com).

Para peor, lugares claves para transportar a los refugiados o hacer llegar todo tipo de ayuda están fuera de circulación total o parcialmente. Como sucede con el aeropuerto de la capital estadual, Porto Alegre. Los salones y espacios internos de la terminal aérea se inundaron, del mismo modo que la pista, lo que impide no solo que salgan vuelos comerciales, sino dar la logística necesaria para acudir en ayuda de los inundados.

Alerta porque el mal tiempo continuará

El INMET confirmó que para las próximas horas, las expectativas de volver a tener lluvias intensas son muy elevadas. En los estados más al norte, el clima ha cambiado y si bien está nublado, ha dejado de llover. Pero en Río Grande do Sul, las lluvias seguirán durante este lunes y la madrugada del martes.

rio grande perspectivas.jpg
El pronóstico meteorológico habla de más lluvias en el sur de Brasil. (Foto: INMET)

El pronóstico meteorológico habla de más lluvias en el sur de Brasil. (Foto: INMET)

De todos modos, no solo el problema es que siga lloviendo, sino la cantidad: se habla de la caída de otros 100 mm. en poco tiempo. Lo mismo que llovió el pasado día viernes. En total, en solo 10 días, cayeron casi 900 mm. de agua, una cifra inimaginable de alcanzar en muchos años acumulados.

Además, el alerta meteorológico advierte que los vientos pueden alcanzar los 100 km/hora. Esto representa la imposibilidad de salir con los grupos de rescate a campo abierto. Es, también, el anticipo de lo que se espera que suceda a partir de este martes. La lluvia debe ceder, pero llegará una corriente fría de aire, que hará bajar la temperatura, un riesgo adicional para aquellos que perdieron sus hogares.

evacuados.jpg
Rescatistas evacúan a las personas inundadas. Muchos temen dejar sus hogares por la presencia de saqueadores (Foto: gentileza MetSul Meteorología).

Rescatistas evacúan a las personas inundadas. Muchos temen dejar sus hogares por la presencia de saqueadores (Foto: gentileza MetSul Meteorología).

El río Guaiba, que amenaza a Porto Alegre, puede superar los 5 metros de altura, lo que obligará a evacuar barrios enteros en la capital. Muchas otras poblaciones del estado, por estar aislados por el agua, carecen del suministro eléctrico.

El otro gran temor de la población es que mientras intenten recuperar lo que el agua no se llevó de sus casas, se vean amenazados por los oportunistas que no pierden el tiempo para saquear y llevarse lo que puedan sin importar la situación desesperante que vive la gente.