Pandemia

Brasil: multitudinario cacerolazo contra Bolsonaro en medio de otro récord de muertes

El mensaje por cadena nacional del Presidente generó una ruidosa manifestación en todo el país, que en 24 horas llegó a las 3251 víctimas fatales.
por Roberto Adrián Maidana | 24 de marzo de 2021 - 07:17
Jair Bolsonaro habló por cadena nacional y prometió vacunas para todos los brasileños (Foto: AP).

Jair Bolsonaro habló por cadena nacional y prometió vacunas para todos los brasileños (Foto: AP).

La situación de Brasil es de colapso por la pandemia. Parece estar totalmente fuera de control. En lo que va de 2021, la norma es la superación, casi a diario, de los casos mortales por día. El martes fue el peor día de los últimos 14 meses. En solo 24 horas, murieron 3.251 personas. Y solo en San Pablo, la principal ciudad del país, se produjeron 1.000 decesos.

La política errática desarrollada por el Jair Bolsonaro(totalmente a contramano del mundo y de las recomendaciones de los científicos) hace pagar al país un costo humanitario enorme. Brasil es hoy, el único país en el planeta que supera las 3.000 muertes diarias.

Cacerolazos contra el Presidente

cacerolazos contra bolsonaro.jpg
Cacerolazos de repudio contra Jair Bolsonaro en las principales ciudades de Brasil. (Foto: AP)

Cacerolazos de repudio contra Jair Bolsonaro en las principales ciudades de Brasil. (Foto: AP)

La situación es tan grave que Bolsonaro habló por cadena nacional. Desde el inicio, llamó a la pandemia una "gripezinha". Sin embargo, él mismo se contagio el 7 de julio del año pasado.

En su aparición televisiva, el presidente dijo: “Quiero tranquilizar al pueblo brasileño. Las vacunas están garantizadas”. También remarcó que "Brasil es uno de los países que más vacunó en el mundo".

Esta afirmación de Bolsonaro es, cuanto menos, controvertida. Efectivamente, en números absolutos, Brasil es el cuarto país del mundo cantidad de personas vacunadas: 15.209.201 habitantes. Pero cuando se pone en relación a la población total del país (209,5 millones) llega apenas al 7%. Baja al puesto 43 en el mundo.

Pero lo que más indignó a gran parte de la población fue otra de sus afirmaciones por cadena: "En breve, volveremos a nuestra vida normal”.

La gente no esperó que finalizara su discurso. Mientras hablaba, estalló el "panelaço", un "cacerolazo" estruendoso en las principales ciudades del país.

Embed

La popularidad de Bolsonaro está en su nivel más bajo desde que llegó al poder. Haber minimizado el efecto de la pandemia y, especialmente, negarse a los aislamientos o cuarentenas desde el inicio, son ya un fracaso sanitario sin dudas a nivel mundial.

Reunión con gobernadores

Bolsonaro sabe que los anuncios no bastan. El país necesita recuperar el año perdido en la lucha contra la pandemia. Por eso, este miércoles se reúne con los gobernadores, con muchos de los cuales está enfrentado por ser partidarios de aplicar severas restricciones de movilidad. Incluso ayer, el día que superó el récord de muertos, Bolsonaro volvió a criticar y descalificar los confinamientos.

Pero ahora, parece que el Presidente está dispuesto a tomar en serio los datos de la realidad. Recibirá a los mandatarios estaduales en el palacio de la Alvorada, la residencia presidencial. Es difícil, pero tal vez surja, por primera vez, un atisbo de una política nacional y acciones coordinadas contra el Covid-19.

De todas maneras, Bolsonaro solo insiste en que Brasil entero contará con las vacunas necesarias. Al día de hoy, necesita multiplicar por 14 el ritmo de vacunación para lograrlo. Está tan lejos de ese objetivo como de lograr recuperar su imagen negativa. En un país desbordado por la pandemia.

Se habló de