Elecciones en Estados Unidos

Con datos llamativos, un diario americano vuelve a instalar el debate sobre la lucidez de Joe Biden

El Wall Street Journal publica un informe en el que distintas voces hablan de un deterioro en sus capacidades cognitivas. Algunos creen que, incluso, el Presidente se duerme en algunas reuniones.

Roberto Adrián Maidana
por Roberto Adrián Maidana |
Joe Biden tiene 81 años y los norteamericanos debaten sobre su capacidad intelectual para seguir al frente de la Casa Blanca (Foto: gentileza NYT).

Joe Biden tiene 81 años y los norteamericanos debaten sobre su capacidad intelectual para seguir al frente de la Casa Blanca (Foto: gentileza NYT).

Ha sido un tema dominante en estos últimos cuatro años en la política de Estados Unidos. ¿Está Joe Biden en condiciones físicas y mentales para intentar ser reelecto como presidente de la primera potencia del mundo?

Sobre esa pregunta, el Wall Street Journal publica un llamativo artículo central en su edición de este miércoles: "Behind Closed Doors, Biden Shows Signs of Slipping", dice el título. Se trata un duro juego de palabras porque "slipping" puede traducirse como que, a puertas cerradas, Biden da signos de "patinar" (intelectualmente hablando) o "quedarse dormido".

Pero en uno u otro sentido, el punto central es el mismo. Saber si a los 81 años, el presidente demócrata puede llevar adelante otros 4 años al frente del Salón Oval en la Casa Blanca.

Embed

Un presidente que "declina" mentalmente

Por supuesto que ese título y la nota ya despertaron reacciones en la Casa Blanca. Desde allí aseguran que Biden es muy astuto y se mantiene en pleno uso de sus facultades. En el mismo sentido, señalan que se trata de versiones que se han mantenido durante estos años y ahora recrudecen para impactar en la campaña presidencial para las elecciones del 5 de noviembre próximo.

wsj sobre Biden .jpg
El artículo del Wall Street Journal que plantea dudas sobre la capacidad intelectual del presidente de los Estados Unidos (Foto: WSJ).

El artículo del Wall Street Journal que plantea dudas sobre la capacidad intelectual del presidente de los Estados Unidos (Foto: WSJ).

El artículo comienza con una dura descripción de las conductas de Joe Biden en la Casa Blanca. Por ejemplo, cuando se reunió en enero con líderes del Congreso en el ala oeste -el lugar en donde se administra el poder en los Estados Unidos- para negociar un acuerdo de financiación de Ucrania, por momentos habló en voz tan baja que algunos participantes tuvieron dificultades para escucharlo, dice en sus primeras líneas el WSJ.

Las personas que hablaron con el diario especializado en temas económicos también apuntaron un dato que les llamó la atención: Biden leía tarjetas con notas para resaltar puntos obvios. Y peor todavía, según esos mismos testimonios, hizo pausas durante períodos prolongados y, a veces, cerró los ojos durante tanto tiempo que algunos en la sala se preguntaron si se había "desconectado".

¿Un presidente con plena capacidad mental?

Mike Johnson es el presidente de la Cámara de Representantes, bajo el control de los Republicanos, todos encolumnados tras la candidatura de Donald Trump. Johnson le contó a ese medio que uno de los encuentros en el ala oeste de la Casa Blanca le dejó una sensación de enorme preocupación. Según el congresista, Biden calificó de políticas negativas a decisiones que él mismo había implementado. Esa situación se repitió varias veces en la reunión, por lo que Johnson dejó la Casa Blanca pensando que al presidente Biden "se le escapaban de la memoria los detalles de su propia política".

biden notas.jpg
El WSJ dice que Biden necesita tener cartones con notas específicas para concentrarse en los temas que trata (Foto: gentileza NY Post).

El WSJ dice que Biden necesita tener cartones con notas específicas para concentrarse en los temas que trata (Foto: gentileza NY Post).

La nota da a entender claramente que el presidente Biden "parece más lento" y "tiene momentos buenos y malos". Alterna situaciones en que tiene potencia en su voz y firmeza en lo que dice. Pero en otras, su voz se hace casi inaudible y hasta llegó a confundir hechos, nombres y datos, como citar a funcionarios ya muertos o equivocar la causa de muerte de su hijo Beau.

Hace pocos meses se conoció el informe del fiscal especial Robert Hur, en el que describió a Biden como un "anciano con mala memoria", El Presidente respondió con vigor en ese momento diciendo: "Sé lo que estoy haciendo. He sido presidente y puse a este país nuevamente en pie".

El Wall Street Journal recuerda varias anécdotas en el mismo sentido sobre la agudeza mental del mandatario. Pero destaca el comentario que le hizo Kevin McCarthy. El congresista -también republicano y de larga trayectoria- recordó que conoce a Biden desde que era senador en el Capitolio. "Solía reunirme con él cuando era vicepresidente (Biden lo fue 8 años en el mandato de Barack Obama). Ahora, no es la misma persona", sentenció.

Defensa desde la Casa Blanca

Los principales colaboradores del Presidente salieron a atacar la nota del Wall Street Journal. Leyendo el artículo dijeron que de más de 60 personas consultadas luego de tener contactos con el mandatario (incluso funcionarios del gobierno), el diario solo publica en detalle los comentarios de dos legisladores republicanos.

El más enfático en defender la capacidad intelectual de Biden fue el vocero de la Casa Blanca, Andrew Bates, quien dijo a los periodistas: "Es un poco sorprendente que The Wall Street Journal pensara que era una noticia de última hora cuando los republicanos han dicho estas mismas falsedades durante 4 años.

"También es revelador que son los únicos individuos dispuestos a difamar al Presidente en esta historia", agregó para poner la nota en el contexto de una dura campaña electoral por el Salón Oval.

Límites a los inmigrantes en la frontera con México

En tanto, Biden, firmó ayer lo que ya se venía anticipando durante semanas. Endureció los criterios a seguir en la frontera con México con los inmigrantes ilegales. Ahora será más sencillo no solo impedirles ingresar, sino que se modificó el proceso para poder expulsarlos de inmediato.

Esa medida que impuso Donald Trump se cambió en los primeros años de Biden. Se les daba a los inmigrantes ilegales un plazo (que podía durar varios meses) para justificar por qué podrían ser admitidos -legalmente- para intentar instalarse en los Estados Unidos.

Los republicanos, en especial el gobernador de Texas, hacen campaña contra Biden por esa "debilidad" con los inmigrantes ilegales. Biden cerró ahora el paso de las fronteras por donde se calcula que 2.500 personas cruzan a diario de manera no legal.

frontera entre mexico y ee.uu..jpg
Biden endureció la política con los inmigrantes ilegales, un elemento de campaña permanente de los republicanos (Foto: gentileza France 24).

Biden endureció la política con los inmigrantes ilegales, un elemento de campaña permanente de los republicanos (Foto: gentileza France 24).

Ahora, con este duro cambio desde la Casa Blanca, Biden se corre hacia las posiciones más cercanas a Trump, que lleva casi una década calificando como delincuentes, escoria y narcotraficantes a quienes cruzan la frontera de manera ilegal.

FUENTE: blooper