intrusos

El coronavirus también afecta a los bebés: un revelador informe advierte el impacto en los chiquitos

El coronavirus también afecta a los bebés: un revelador informe advierte el impacto en los chiquitos

Los conocimientos sobre el coronavirus van cambiando día a día. Cuando la pandemia comenzó a azotar al mundo, se decía que los menores de 18 años poseían un menor riesgo de enfrentar un cuadro respiratorio grave pero que tienen un papel importante en la transmisión de la enfermedad.

Ahora, una reciente investigación publicada este lunes por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los Estados Unidos, brindó más datos sobre el impacto del virus en los niños y alertó sobre el riesgo en los bebés.

Los científicos analizaron 2575 casos de bebés, niños y adolescentes infectados de SARS-Cov-2, entre el 12 de febrero y el 2 de abril. Lo que representa un 1,7% del total de contagiados reportados en el país en ese plazo, y una de las primeras conclusiones a las que llegaron es que "la tasa de impacto aumenta con la edad".

Según informaron, el 32% de los pacientes analizados tiene entre 17 y 15 años; el 27%, entre los 14 y los 10; el 15%, entre 9 y 5; 11% entre 4 y 1 año y el 15% son menores de un año.

La investigación partió de datos obtenidos por China que sugieren que "los casos de enfermedad por coronavirus pediátrico 2019 (COVID-19) pueden ser menos graves que los casos en adultos y que los niños pueden experimentar síntomas diferentes que los adultos".

Frente a esto, los científicos observaron que en los Estados Unidos son pocos niños con COVID-19 que deben ser hospitalizados, y que "menos niños que adultos experimentan fiebre, tos o falta de aire". Sin embargo, en el país se reportaron resultados graves en menores de 18 años, incluidas tres muertes.

Los datos del análisis realizado por la CDC mostró que los niños apenas sufren graves problemas por el coronavirus, ya que del total analizado solo el 73% desarrolló algún tipo de síntoma, como tos o fiebre, un porcentaje que en los adultos es del 93%.

Lo que deja en evidencia que el 25% de los menores de 18 años infectados en los Estados Unidos son asintomáticos.

El informe advierte también que de los 2500, 745 podían haber sido hospitalizados, pero solo internaron a 147, de los cuales 15 tuvieron que pasar por la Unidad de Cuidados Intensivos y tres murieron.

Las causas de los fallecimientos aún se encuentran en investigación pero los científicos explican que se trata de un número muy pequeño en relación a los casos totales. Sin embargo, el estudio advierte que hay un grupo más vulnerable entre los menores frente al Covid-19: los bebés.

Este grupo es el que ha tenido la mayor tasa de hospitalización: de los 291 infectados menores de un año, 95 fueron llevados a un centro de salud, 59 quedaron internados y cinco necesitaron de una UCI pediátrica. Representan el mayor porcentaje de pacientes menores de 18 años que tuvieron que ser llevados a un centro médico.

Frente a estos resultatos, Yvonne Maldonado, presidenta del comité de enfermedades infecciosas de la Academia Estadounidense de Pediatría, le explicó a la revista Time, que el caso de los bebés podría deberse a que su sistema inmunológico no está tan desarrollado. "Sabemos que las respuestas inmunes de los niños evolucionan con el tiempo. El primer año de vida, los bebés no tienen la misma capacidad de respuesta que los niños más mayores o los adultos", señaló la especialista.

Pese a haber obtenido los datos de una gran muestra, la CDC advirtieron que hay que tomar con cautela los resultados obtenidos en este primer análisis, ya que falta información más concreta sobre síntomas, otras enfermedades, estado de hospitalización, etcétera.

Asimismo, los resultados concuerdan con los obtenidos en otros países del mundo, por lo que los autores solicitaron una "recopilación más sistemática y detallada de los datos".

Finalmente, desde esta agencia, perteneciente al Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, hicieron hincapié en la importancia del distanciamiento social y políticas preventivas en este grupo poblacional, como la suspensión de clases, teniendo en cuenta que "los pacientes con enfermedades menos graves y aquellos sin síntomas probablemente desempeñan un papel importante en la transmisión de la enfermedad".

s