Política y Pandemia

Crisis política en Brasil: Bolsonaro cambia a su gabinete

El presidente cambió a seis ministros e incluyó a los jefes militares, en medio de la crisis que atraviesa el país por la pandemia.
por Roberto Adrián Maidana | 30 de mar de 2021 - 07:17
Jair Bolsonaro cambió a 6 ministros

Jair Bolsonaro cambió a 6 ministros, entre ellos al canciller Araujo (Foto: AP).

Jair Bolsonaro enfrenta una crisis de gobierno que afecta seriamente su gestión presidencial en Brasil. Frente a las críticas por el manejo de la pandemia, decidió cambiar a 6 de sus ministros, muchos de ellos fundamentales para su administración.

La pandemia ubica a aquel país como uno de los más afectados en el mundo. Pese a lo cual, el mandatario se mantiene obstinado como el primer día: no quiere aislamientos ni cuarentenas que según él, perjudiquen a la economía. Pero esa determinación generó la crisis de gobierno más seria desde que llegó al poder.

La avanzada del recambio ministerial se dio en el ministerio de Relaciones Exteriores. La mayoría de los gobernadores - y no pocos aliados en el Congreso- cuestionaba duramente el papel del canciller Ernesto Araujo para lograr la provisión de vacunas en el mundo.

Pero detrás de esos planteos se evidenciaba una profunda grieta en el seno del gobierno de Bolsonaro. Especialmente, en su relación con el Poder Legislativo. El mandatario tiene un escaso numero propio de legisladores. Necesita de lo que en Brasil se denomina "centrao", que son los partidos de centro derecha que le dan sustento a sus iniciativas en el Congreso. Y Bolsonaro cambia su gabinete para no perder esa alianza.

https://api.scraperapi.com/?api_key=1e0f56943452409b556fd540b2fa059c&premium=true&url=https%3A%2F%2Fpublish.twitter.com%2Foembed%3Furl%3Dhttps%3A%2F%2Ftwitter.com%2Fjairbolsonaro%2Fstatus%2F1376656902529114118

En Twitter, el presidente comunicó los cambios anunciados en el Boletín Oficial. Carlos Alberto Franco França, será el nuevo canciller. Un diplomático de carrera que ya se desempeñaba como asesor presidencial.

También relevó al secretario general de la Presidencia, al Procurador General y al ministro de Seguridad y Justicia en un nuevo cambio en la cartera que originalmente fue del exjuez Sergio Moro, la ahora desdibujada figura tras el vaciamiento de sus investigaciones por el "Lava Jato".

Pero los tres cambios más importantes son los siguientes: la Jefatura de Gabinete y el Ministerio de Defensa. Dos cargos desempeñados por militares, la otra alianza explícita del gobierno de Bolsonaro. A la jefatura de gabinete llega el general Luiz Ramos. Reemplaza al general de Reserva Walter Braga Netto, quien pasará al estratégico Ministerio de Defensa.

Bolsonaro foto de familia gabinete.jpg
Con los cambios en el gabinete, Bolsonaro busca reforzar su alianza con los militares y el

Con los cambios en el gabinete, Bolsonaro busca reforzar su alianza con los militares y el "centrao" político en Brasil (Foto: AP)

Los jefes militares, en estado deliberativo

Ante estos cambios, las Fuerzas Armadas acusaron el sacudón institucional. Mantuvieron una reunión de altísimo nivel el día lunes y tenían otra prevista para este martes.

Sin embargo, los tres comandantes de las fuerzas armadas brasileñas decidieron poner sus cargos a disposición de Bolsonaro. En consecuencia, esa será la primera misión del nuevo ministro Braga Netto: hallar a los nuevos jefes uniformados. El mandatario brasileño quiere mandos militares que sostengan sus políticas anticuarentena, además de disipar cualquier planteo rupturista que sumiera al país en una crisis aún más grave.

Cambios para luchar contra los gobernadores

Con estas modificaciones, Bolsonaro refuerza su nivel de alianzas. Primero busca mantener un frente militar unido que lo respalde para no implementar medidas generales de confinamiento. Y profundizando sus vínculos con el "Centrao", pretende neutralizar la presión de los gobernadores e intendentes más importantes (Río de Janeiro, San Pablo y Porto Alegre) para aplicar cuarentenas contra la pandemia que sigue asolando a Brasil.

Con un récord de casi 2.600 muertos por día, Brasil pudo vacunar apenas al 8,9% de la población con una dosis. Bolsonaro cambia su gabinete, pero la crisis lo golpea cada vez con más fuerza.

Embed

Se habló de