Vaticano

El Papa dejó sin sueldo y sin casa a un obispo estadounidense tildado de "rebelde"

El cardenal estadounidense Raymond Leo Burke fue echado del Vaticano y le redujeron notablemente su salario. Es uno de los más críticos del Papa y fue acusado de crear "desunión" en las filas de la Iglesia.
El Papa dejó sin sueldo ni casa a un obispo estadounidense por rebelde (Foto: archivo)

El Papa dejó sin sueldo ni casa a un obispo estadounidense por "rebelde" (Foto: archivo)

Tras lidiar con ataques, críticas públicas y burlas a la autoridad papal, finalmente el Papa Francisco decidió castigar al cardenal ultratradicionalista norteamericano Raymond Leo Burke, líder de una oposición pequeña pero fuerte como para hacer ruido.

El castigo tomó la forma de penas económicas que van desde una reducción de su salario hasta una suba del alquiler del departamento de lujo de más de 400 metros cuadrados donde vive, que paga a un precio muy ventajoso.

El propio Pontífice anunció que pensaba tomar estas medidas en una reunión con jefes de dicasterio, la semana pasada, en la que explicó que lo hacía porque Burke “está minando la unidad de la Iglesia”.

La decisión no se ha hecho pública, pero fue difundida por algunos blog conservadores que informaron de que en la reunión del pasado 20 de noviembre con los jefes de los dicasterios (ministerios vaticanos), Francisco les informó de que eliminaría el alquiler privilegiado del que disfruta el cardenal y reduciría su sueldo.

Burke es uno de los principales “tradicionalistas” de la Santa Sede y desde hace tiempo ha sido abiertamente crítico de las gestiones del Papa para reformar la Iglesia católica.

El Papa aún no ha hecho efectivo el desalojo del eclesiástico, le dijo una fuente del Vaticano a la BBC.

image.png
Raymond Burke nació en Wisconsin, Estados Unidos, en 1948. (Foto: Gentileza BBC)

Raymond Burke nació en Wisconsin, Estados Unidos, en 1948. (Foto: Gentileza BBC)

Pero la decisión, agregó la fuente, no pretende ser un castigo personal, sino se basa en la creencia de que una persona no debería disfrutar de privilegios de cardenales mientras critica al jefe de la Iglesia.

Austen Ivereigh, periodista británico, escritor, profesor de historia contemporánea de la Universidad de Oxford, y autor de The Great Reformer (El gran Reformador), muy cercano al pontífice, explicó a EFE que Francisco le habló de esta decisión durante una breve reunión en el Vaticano, aunque quiso matizar que el papa jamás llamó "enemigo" al cardenal, como apuntaron algunos medios.

Según reconstruyen otros medios como el diario "Corriere della Sera", el papa habría explicado que el motivo de su gesto era la desunión que crea el purpurado y que está usando ese apartamento y ese sueldo que le pasa el Vaticano precisamente contra la Iglesia.

Se habló de