Iglesia

El papa Francisco pidió una vida en prisión "más humana" tras masacre en una cárcel de Ecuador

Unos 118 reclusos murieron entre el martes y el jueves en una prisión de Guayaquil tras una pelea entre bandas rivales. Es considerada la peor masacre en la historia penitenciaria de Latinoamérica.
El papa Francisco se refirió a la muerte de 118 presos en Ecuador.

El papa Francisco se refirió a la muerte de 118 presos en Ecuador.

"Me ha entristecido mucho lo que ha sucedido en los pasados días en la cárcel de Guayaquil, en Ecuador", comentó el pontífice argentino después su tradicional oración dominical del Ángelus, en la plaza de San Pedro.

Francisco solicitó que dios ayude "a sanar las llagas del crimen que esclaviza a los más pobres. Y ayude a cuantos trabajan cada día para hacer más humana la vida en las cárceles", indicó el religioso.

Qué originó la pelea que terminó en una tragedia en una cárcel de Ecuador

El motín ocurrido en la cárcel ecuatoriana comenzó el martes, cuando reclusos de bandas rivales, con nexos con el narcotráfico mexicano, se enfrentaron con armas de fuego.

Dos días después, cuando culminaron los enfrentamientos, la Policía de Ecuador decomisó tres pistolas, 435 municiones, 25 armas blancas y tres artefactos explosivos.

guayaquil-ecuador-k1DD--1200x630@abc.jpg

El presidente Guillermo Lasso declaró el estado de excepción en el sistema penitenciario de Ecuador, con lo que suspendió derechos a los presos y habilitó el ingreso de militares.

La Defensoría del Pueblo ecuatoriano reportó "118 personas fallecidas, 86 heridas, de ellas seis de gravedad y 80 leves". Dos policías también resultaron heridos en el amotinamiento.

La población carcelaria de Ecuador aumento 30% en poco más de un lustro

El número total de presos en Ecuador aumentó un 30% en los últimos seis años. En el país hay 65 cárceles con capacidad para 30.000 personas, pero albergan 39.000.

masacre carceles en ecuador.jpg

Ecuador enfrenta desde hace varios años una crisis carcelaria a causa de superpoblación, falta de guardias, una reducción de presupuesto, corrupción y una guerra entre bandas criminales con miles de miembros y vínculos con el narcotráfico mexicano y colombiano.

Para reducir el hacinamiento, el gobierno local planea otorgar indultos a unos 2.000 reclusos de más de 65 años y con enfermedades o discapacidades, además de repatriar a extranjeros (un 10% de la población carcelaria) con condena para que la completen en sus países de origen.

En lo que va de 2021, las revueltas dejaron 237 muertos y 166 heridos.

s