Estados Unidos

En medio de la guerra entre Rusia y Ucrania, el debate por el aborto abre una nueva grieta en Estados Unidos

El posible fallo que daría marcha atrás al aborto legal, vigente desde 1973 se metió en medio de la guerra de Ucrania y la elección de medio término en EE.UU.
Roberto Adrián Maidana
por Roberto Adrián Maidana |
Manifestantes a favor y en contra del aborto legal

Manifestantes a favor y en contra del aborto legal, frente a la sede de la Corte Suprema de EE.UU. (Foto: Archivo)

"Los derechos de todos los norteamericanos están en riesgo". La frase pertenece a Kamala Harris. La vicepresidenta, recién dada de alta por el coronavirus, no perdió el tiempo. Se metió de lleno en la discusión que pasó a dominar la escena en los Estados Unidos: el posible fallo de la Corte Suprema que anule el aborto legal vigente desde 1973.

Para la vicepresidenta, el fallo Roe vs. Wade de 1973, "garantiza el derecho de la mujer a elegir abortar. También, en su raíz, protege el derecho fundamental a la privacidad”. Este posible cambio histórico de la Corte Suprema de Estados Unidos ha desplazado la guerra entre Rusia y Ucrania, la inflación y las elecciones de medio término para la sociedad norteamericana.

kamala harris.JPG
Kamala Harris contra la posiblidad de un fallo contrario al aborto legal: Afecta a las mujeres y a la intimidad, dijo la vice presidenta de EE.UU. (Foto: Archivo)

Kamala Harris contra la posiblidad de un fallo contrario al aborto legal: Afecta a las mujeres y a la intimidad, dijo la vice presidenta de EE.UU. (Foto: Archivo)

Adelanto real, pero no es el fallo definitivo

El impacto que tuvo la filtración por parte de la publicación "Político" fue inmediato. Desde el comunicado urgente del presidente Joe Biden hasta la aclaración a las corridas del titular de la Corte. El juez John Roberts, apenas dedicó una rápida frase para confirmar que ese "paper" -que adelanta la derogación del aborto legal- es auténtico. Pero el resto del tiempo lo empleó para decir dos cosas importantes. Primero una investigación sobre cómo se produjo esa filtración. Pero lo fundamental vino después: es escrito de ninguna manera significa que sea la redacción final.

Está claro el impacto que produjo "político". El juez Roberts ya avisó que el texto final sobre el fallo de 1973, no será como se anticipó. En todo caso, la involución conservadora no llegará tan lejos como lo imaginó el juez Alito, redactor de ese escrito.

El aborto y la privacidad

Los grupos "pro-life" que se oponen al aborto saludaron esta filtración. Ellos y varios de los jueces conservadores apoyan un argumento discutible: La constitución norteamericana no dice nada sobre el derecho al aborto legal. Es cierto, como tampoco actualiza otros derechos que se desprenden de la evolución ocurrida desde que se sancionó en 1787 en Filadelfia. Para eso están las leyes del Congreso. Y sobre todo, las enmiendas.

Las enmiendas cumplen un papel similar, en alguna medida, a las reformas constitucionales en nuestro país. Son agregados a la Carta Magna, sin necesidad de una Constituyente. Pero tienen el mismo valor que cualquiera de los artículos.

Nombremos las dos más conocidas.

  • La primera enmienda. Garantiza con rango constitucional la libertad de opinión y de prensa.
  • La segunda enmienda. Es la que establece el derecho a defenderse, más allá de lo que haga el estado. La norma que abre el camino para la polémica compra masiva de armas - incluso de guerra - por parte de los ciudadanos.

En este caso, la norma cuestionada es la 14° enmienda. Establece que:

"Ningún estado podrá crear o implementar leyes que limiten los privilegios o inmunidades de los ciudadanos de los Estados Unidos de ; tampoco podrá ningún estado privar a una persona de su vida, libertad o propiedad, sin un debido proceso legal".

En esa frase se basó el fallo votado por la Corte Suprema en 1973, por 7 votos contra 2 ( amplísima mayoría). Si una mujer no quiere continuar un embarazo, se priva de su libertad. Así quedó legalizado la posibilidad de abortar.

declaración de kamala Harris.jpg
Kamala Harris, vicepresidente de los Estados Unidos también se manifestó en contra del adelanto filtrado desde los despachos de la Corte Suprema sobre el derecho al aborto legal (Foto: La Casa Blanca)

Kamala Harris, vicepresidente de los Estados Unidos también se manifestó en contra del adelanto filtrado desde los despachos de la Corte Suprema sobre el derecho al aborto legal (Foto: La Casa Blanca)

Es por eso que Kamala Harris señaló que: "La Corte Suprema de los Estados Unidos ahora ha confirmado que el proyecto de opinión que anularía Roe v. Wade es genuino.

Roe garantiza el derecho de la mujer a elegir abortar. También, en su raíz, protege el derecho fundamental a la privacidad. Lo que está claro es que los opositores de Roe quieren castigar a las mujeres y quitarles sus derechos a tomar decisiones sobre sus propios cuerpos. Los legisladores republicanos en los estados de todo el país están utilizando como arma el uso de la ley contra las mujeres.

Los derechos de todos los estadounidenses están en riesgo. Si se debilita el derecho a la privacidad, toda persona podría enfrentarse a un futuro en el que el gobierno podría interferir potencialmente en las decisiones personales que toma sobre su vida. Este es el momento de luchar por las mujeres y por nuestro país con todo lo que tenemos".

Que puede pasar si vuelve a la ilegalidad del aborto

El propio secretario general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus destacó "la importancia del derecho al aborto", en pleno debate en EE.UU. y agregó: "Restringir el aborto no lo reduce, lo hace más inseguro".

el aborto en los estados unidos.jpg
Mas de la mitad del país puede ir hacia una legislación contraria a permitir el aborto (Foto: Gentileza New York Post)

Mas de la mitad del país puede ir hacia una legislación contraria a permitir el aborto (Foto: Gentileza New York Post)

Hay 30 de los 50 estados que esperan que lo que dice el "adelanto" filtrado se confirme. En esos lugares, el aborto pasaría a ser ilegal o mantendría la ilegalidad actual como sucede en Texas.

Otros, como California o Nueva York, no cambiarían la norma que permite el aborto de manera legal.

El posible mapa parece replicar lo que ocurre en términos políticos. El amplio centro, responde a los conservadores, gobernados mayoritariamente por el partido republicano y es contrario a la interrupción legal del embarazo. En el oeste y en el este, sobre todo desde el centro hacia el norte, predomina el partido demócrata y son los estados que no cambiarán la legislación consagrada en 1973.

Por eso, esta discusión en la Corte irrumpió en la vida común de los norteamericanos. Como el coronavirus, o la inflación, el tema del aborto también cae de lleno en medio de la grieta de su sociedad.

s