Mundial de Qatar 2022

Jack Grealish, del seleccionado inglés, cumplió una emocionante promesa a un niño discapacitado

Un chico fanático del Manchester City, donde juega Grealish, tiene parálisis cerebral. Le pidió un festejo especial cuando hiciera un gol en el mundial.
Roberto Adrián Maidana
por Roberto Adrián Maidana |
Jack Grealish festeja su gol con el gusanito que le prometió a Finlay (Foto: Gentileza The Independent)

Jack Grealish festeja su gol con el "gusanito" que le prometió a Finlay (Foto: Gentileza The Independent)

Audio nota
Escuchá la nota completa.
1 1.5 10 10

Powered by Thinkindot Audio

"Voy a hacer el 'gusanito' por vos, te lo prometo", le dijo la joven estrella del seleccionado inglés a un niño que tiene un grado de parálisis cerebral. Es fanático del Manchester City, el club en que juega Grealish. En la goleada de Inglaterra por 6 a 2 ante Irán, convirtió el último gol y cumplió con su promesa con ese emocionante festejo.

Embed

Quiero que festejes haciendo el "gusanito"

Finlay tiene 11 años y es fanático del Manchester City. Tiene parálisis cerebral, pero en un grado que le permite hablar y moverse aunque con dificultad. Pocos días antes de la partida hacia Qatar, el extremo del seleccionado inglés lo conoció en las instalaciones de su club.

Embed

Fue entonces que Finlay le hizo ese pedido a su jugador preferido, que hiciera "el gusanito" como festejo de un gol y se lo dedicara desde Qatar. La sorpresa de Grealish fue total. Riendo le dijo que sólo había hecho un gol esta temporada en su club y que además, si hacia ese festejo particular se iba a lesionar.

Pero Finlay dejo una copa que le habían regalado y le enseñó cómo festejar al número 7 del seleccionado inglés. Grealish lo imitó y le aseguró que cumpliría su promesa.

grealish finlay y el gusanito.jpg
El niño Finlay, que padece un grado de parálisis cerebral le enseña el movimiento del

El niño Finlay, que padece un grado de parálisis cerebral le enseña el movimiento del "gusanito" al jugador inglés Jack Grealish (Foto: Gentileza The Independent)

El último gol, pero el más especial

Inglaterra llegó como uno de los favoritos al mundial de Qatar y cumplió en su primer paso. Aplastó en el debut con un contundente 6 a 2 a Irán. Pero el último gol de los británicos fue el más especial. No solo por la gran jugada en la que participaron a los toques muchos jugadores hasta que Grealish la empujó al fondo de la red.

El mundo entero pudo ver el festejo del goleador. Con un extraño movimiento del cuerpo acompañando a sus brazos que se sacudían en el aire. Era ni más menos que la promesa cumplida. La palabra dada al pequeño Finlay: el baile del "gusanito" para celebrar y dedicarle su gol en el mundial.

Finlay en familia.jpg
El pequeño Finlay vio en su casa de Manchester el festejo especial de Grealish (Foto: Gentileza The Independent)

El pequeño Finlay vio en su casa de Manchester el festejo especial de Grealish (Foto: Gentileza The Independent)

Emoción a la distancia desde Manchester

Finlay casi se pierde la posibilidad de ver el hermoso regalo de Grealish. El día del debut de Inglaterra, tuvo que ir al hospital para que revisaran su pierna. Muy nervioso le decía a los médicos que lo dejaran ir porque comenzaba la participación de su selección en el Mundial.

Acompañado por sus padres, Finlay le contó a la BBC que llegó apenas unos minutos antes que empezara el partido y por suerte vio la celebración especial de Jack Grealish.

El jugador, luego del partido, desde Qatar, subió en Twitter un especial saludo para su joven admirador.

tuit de grealish.jpg
Grealish celebró también en Twitter el gol dedicado a Finlay (Foto: Cuenta oficial de Grealish)

Grealish celebró también en Twitter el gol dedicado a Finlay (Foto: Cuenta oficial de Grealish)

"Para vos", escribió en Twitter y publicó dos fotos: la de su festejo en el gol y cuando Finlay le enseñó ese movimiento.

La historia detrás de la emoción

Toda esta conmovedora historia tiene una razón de ser. No sólo por la calidad humana del jugador. Jack Grealish tiene 27 años. Sabe muy bien lo que es lidiar con una enfermedad como la del pequeño Finlay. La hermana del jugador, Holly, tiene la misma enfermedad que el niño.

Cuando Finlay quería conocerlo le escribió una carta. Luego del emocionado encuentro para ambos - antes de partir para Qatar - le escribió otro mensaje diciendo: “Desearía que hubiera más personas en el mundo como tú que trataran a las personas con discapacidades como cualquier otra persona".

s