Internacionales

Murió Mario, el primer paciente italiano en acceder al suicidio asistido: cómo fue su último adiós

Estaba paralizado desde hacía 12 años, cuando quedó tetrapléjico luego de un accidente de tránsito. En qué consiste el procedimiento para terminar voluntariamente con la vida.
Murió Mario

Murió Mario, el primer paciente italiano que accedió al suicidio asistido.

“He hecho todo lo posible para poder vivir lo mejor posible, pero estoy agotado mental y físicamente”, dijo antes de morir, y agregó: “Ahora finalmente soy libre de volar a donde quiero”.

Mario había pasado los último doce años de su vida tetrapléjico, tras un accidente que lo dejó en esa condición el 2010. Su deseo era morir en su casa, en la localidad de Las Marcas.

La asociación Luca Coscioni, informó por medio de un comunicado que "Mario” murió a las 11.05 tras haberse inyectado en su domicilio una droga letal a través de un aparato especial. Se trata de un equipamiento que cuesta cerca de 5.000 euros y había sido financiado con fondos que recaudó la agrupación.

Suicidio asistido: cómo accedió "Mario" al procedimiento médico

El pedido de "Mario" llevaba años. Es que la ley italiana castiga que se ayude al suicidio con una pena de entre 5 a 12 años de cárcel. Sin embargo, decidió dar una larga batalla legal en la que lo asistieron Filomena Gallo y activistas legales de la asociación Luca Coscioni.

El 9 de febrero pasado, la Justicia aprobó la práctica para su caso con un dictamen que incluía qué droga debía utilizarse y el método que debía utilizarse para alcanzar el suicidio asistido.

Aunque la técnica está permitida por una sentencia del Tribunal Constitucional que estableció ese derecho en 2019, el Estado italiano no se hizo cargo de los costos de asistencia al suicidio asistido. Tampoco la droga necesaria para la práctica está legalizada allí.

En su momento se había planteado viajar a Suiza, donde la legislación lo habilitaba, para cumplir con su voluntad de morir. Pero él quería que fuera en su casa y en su país.

Por eso en agosto de 2020 se convirtió en el primer italiano que le pidió formalmente a su centro sanitario público que aplicara una sentencia, ya que la Corte Constitucional se había expedido en un caso similar.

suicidio asistido.jpg
Murió Mario quien, tras una larga batalla legal, el 9 de febrero de pasado obtuvo la aprobación de la justicia para el suicidio asistido con un dictamen que incluía la droga y sobre los métodos que debían utilizarse.

Murió Mario quien, tras una larga batalla legal, el 9 de febrero de pasado obtuvo la aprobación de la justicia para el suicidio asistido con un dictamen que incluía la droga y sobre los métodos que debían utilizarse.

"Mario": cómo fue su despedida

Antes de morir el hombre expresó su voluntad de concretar la práctica por la que peleó durante más de una década. “He hecho todo lo posible para poder vivir lo mejor posible y tratar de recuperarme al máximo de mi discapacidad, pero ahora estoy agotado mental y físicamente", aseguró.

"No tengo un mínimo de autonomía en la vida diaria, estoy a merced de los acontecimientos, dependo de los demás para todo, soy como un barco a la deriva en el océano”.

Y agregó: “Soy consciente de mis condiciones físicas y de mis perspectivas, así que estoy totalmente tranquilo y sereno respecto a lo que voy a hacer”. Y concluyó: “Ahora por fin soy libre para volar adonde quiera”.

¿Qué es el suicidio asistido?

Se trata de aquel en el que a una persona, de forma intencionada y con conocimiento, se le proporcionan los medios necesarios para suicidarse. Esto incluye el asesoramiento sobre dosis letales de medicamentos, la prescripción o su suministro. Es el paciente, en este caso, el que voluntariamente termina con su vida.

Según explica la ONG "Derecho a Morir", los países que cuentan con legislación que la habilita son:

  • Suiza, donde la cooperación al suicidio no es delito mientras no existan motivos egoístas (Código Penal 1942).
  • Austria, que tras una sentencia de su Tribunal Constitucional, aprobó una ley con ese fin en 2021.
  • En Alemania e Italia, las cortes constitucionales dictaron sentencias en las que permiten la cooperación al suicidio en algunas circunstancias. Además impulsaron a sus parlamentos a legislar al respecto.

  • Estados Unidos: cuenta con el derecho a un suicidio asistido cuando la supervivencia esperada es de seis meses o menos en al menos once estados. Entre ellos: California, Washington D.C., Nueva Jersey, Nuevo México y Hawai.

  • suicidio asistido}.jpg
    El suicidio asistido se diferencia de la muerte digna y la eutanasia. En la primera a la persona de forma intencionada y con conocimiento, se le proporcionan los medios necesarios para suicidarse. Es el paciente, en este caso, el que voluntariamente termina con su vida.

    El suicidio asistido se diferencia de la muerte digna y la eutanasia. En la primera a la persona de forma intencionada y con conocimiento, se le proporcionan los medios necesarios para suicidarse. Es el paciente, en este caso, el que voluntariamente termina con su vida.

Eutanasia, suicidio asistido y muerte digna: qué diferencias hay

Muchas veces estos dos conceptos generan confusión. Sin embargo, hay una diferencia entre ambos. La eutanasia proviene del griego eu (que significa bien o fácil) y thanatos (muerte). Etimológicamente significa "buena muerte". Existe cierto en considerar como eutanasia las actuaciones que producen directa e intencionadamente la muerte de los pacientes por un contexto de sufrimiento debido a una enfermedad incurable que no ha podido ser mitigado por otros medios. Hay diferentes tipos.

Los países que cuentan con leyes de eutanasia en vigencia son:

  • Países Bajos, desde 2001.
  • Bélgica, desde 2002
  • Luxemburgo, desde 2008
  • Canadá, desde 2016 tienen leyes de eutanasia en vigor.
  • Colombia, la eutanasia es un derecho constitucional desde 1998, aunque todavía no lo han regulado adecuadamente.

También se diferencia de la "Muerte digna", es decir aquella que se produce con los alivios médicos adecuados así como con la asistencia y soporte humanos posibles. No es equivalente a la eutanasia porque no es una muerte bajo petición ni a demanda.

s