Inglaterra

El gesto más tierno y solidario del Dibu Martínez con una pequeña fan

Emiliano Dibu Martínez volvió a ser figura para el Aston Villa, aunque su acción más llamativa estuvo fuera de lo que fue la goleada por 5-0 al Sheffield United.

Emiliano Dibu Martínez

Emiliano Dibu Martínez, siempre figura (Foto: archivo).

En una brillante actuación que no solo se limitó a su impecable desempeño bajo los tres palos, Emiliano "Dibu" Martínez, el arquero argentino del Aston Villa, se erigió como la figura indiscutible en la contundente victoria de su equipo por 5-0 frente al Sheffield United. El encuentro, válido por la Premier League, dejó en claro una vez más por qué Martínez es considerado uno de los mejores de la actualidad en su puesto.

Desde el inicio del partido, Dibu mostró su calidad y seguridad en el arco, manteniendo la valla invicta y destacándose con intervenciones cruciales. A los nueve minutos, protagonizó un mano a mano fundamental al detener un peligroso ataque de Ben Brereton, el británico nacionalizado chileno que representa al Sheffield United. La pericia del arquero argentino quedó patente al resolver con solvencia la situación generada por el delantero rival.

Dibu_Martinez.jpg

En el tramo final del encuentro, Martínez volvió a brillar con una actuación excepcional. Ante un centro peligroso desde la banda izquierda, se enfrentó mano a mano con Anel Ahmedhodzic, respondiendo con una tapada espectacular a puro reflejo. En la secuencia, se convirtió en una muralla para desviar el disparo de Jack Robinson en el rebote, demostrando una vez más su dedicación y entrega por la causa.

Sin embargo, más allá de sus habilidades en el campo de juego, fue un gesto fuera de él lo que destacó a Dibu Martínez y lo convirtió en noticia a nivel mundial. Antes del inicio del partido, durante la foto oficial, el arquero argentino notó que una niña que lo acompañaba como mascota daba claras señales de estar sintiendo frío en el crudo invierno británico. Ignorando los protocolos establecidos, Martínez se quitó su gigantesca campera, diseñada para sus imponentes 195 centímetros, y se la entregó a la pequeña, quien, a pesar de quedarle enormemente grande, logró combatir el frío.

Este gesto generoso y espontáneo no pasó desapercibido para los fotógrafos presentes ni para la transmisión oficial, convirtiéndose en un fenómeno viral en las redes sociales.