Dolores

Burlando, duro contra los rugbiers que mataron a Fernando Báez Sosa: "En la calle son un peligro"

El abogado querellante analizó la décima audiencia del juicio en Dolores y se refirió al accionar de los acusados antes del crimen.
Fernando Burlando apuntó contra el accionar previo al crimen de los rugbiers. Foto: archivo. 

Fernando Burlando apuntó contra el accionar previo al crimen de los rugbiers. Foto: archivo. 

Fernando Burlando, abogado querellante que representa a los padres de Fernando Báez Sosa, se refirió este viernes a los ocho acusados del crimen en Villa Gesell, a los que calificó como "gente que en la calle es un peligro".

"Esto fue un asesinato, son ocho acusados, tienen que terminar los ocho condenados", expresó el letrado, tras la última jornada del debate oral en Dolores de la semana.

"Esta gente en la calle es un peligro. Lo ha demostrado no solo los testigos, sino que en el día de la fecha un chico contó que había sufrido una fractura por parte de Lucas Pertossi" antes del asesinato, expresó.

Embed

Burlando se refería al testimonio de Pablo Gastón Zapata, quien a fines de 2020 vivió un episodio que dio luz sobre cómo actuaban los rugbiers en su ciudad natal. En rigor, según contó el joven años atrás, llegó a recibir amenazas tras denunciar a Lucas Pertossi como uno de sus agresores.

Cómo fue la pelea previa al crimen que involucró a Lucas Pertossi

El hecho ocurrió el 15 de diciembre de 2020, poco antes del ataque a Fernando, cuando Zapata llegó a la casa de su abuela en Zárate en la moto de un amigo y se encontró con un grupo de personas sentadas en una escalera. “Uno de ellos era Lucas Pertossi”, explicó el joven por entonces en declaraciones al medio C5N.

“Cuando bajé el primer escalón, Pertossi me metió un zurdazo en el ojo que casi me arranca la cabeza. Cuando salté para atrás me caí y me hice una fractura de platillo tibial. Pertossi me corrió con piedras y me robó la moto”, relató Zapata tal cual denunció en la comisaría después de ir al hospital.

Por ese episodio, terminó enyesado y amenazado por allegados de Pertossi. "El robo está establecido, la moto la tenía Pertossi. Hasta se jactó del robo tomando fotos", explicó este viernes Burlando.