Casa Rosada

A horas del inicio del debate por el FMI, Alberto Fernández se refugia en los suyos y descarta cambios de gabinete

El Gobierno seguirá adelante con el acuerdo con el FMI, pese a las críticas internas. ¿Qué pasará en el Congreso este año?
Stella Gárnica
por Stella Gárnica |
Con Cristina Kirchner y Sergio Massa: Alberto Fernández espera que el Congreso apruebe el acuerdo con el FMI antes del 22 de marzo

Con Cristina Kirchner y Sergio Massa: Alberto Fernández espera que el Congreso apruebe el acuerdo con el FMI antes del 22 de marzo, cuando vence el próximo pago de 2800 millones de dólares. Foto: Presidencia

El presidente Alberto Fernández no relanzará al Gobierno ni impulsará cambios en el Gabinete nacional tras la firma de un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional. No puede hacerlo por las dificultades en conseguir el apoyo del propio oficialismo en el Congreso. Decidió refugiarse en los funcionarios más cercanos para seguir gobernando los dos años que quedan de mandato.

Cerca de Manzur, ratificaron a este portal que el Gobernador de Tucumán sigue firme acompañando al presidente Alberto Fernández, lo mismo señalan en el sector liderado por el ministro de Economía, Martín Guzmán; de la secretaria de Legal y Técnica de Presidencia, Vilma Ibarra y del ministro del Interior, Eduardo "Wado" De Pedro.

El acuerdo con el FMI y su difícil debate en el Congreso -con críticas de sectores del oficialismo y de la oposición- es la mayor preocupación que desvela a Alberto Fernández, como un elemento fuerte para intentar controlar la crisis económica y la inflación.

En ese marco, en el Gobierno advierten que será el Congreso el que deberá responsabilizarse si no aprueba el acuerdo antes del 22 de marzo, cuando Argentina deba afrontar el próximo pago de la deuda por 2800 millones de dólares que no tiene, con el riesgo de volver a caer en default.

FMI: Según la Casa Rosada, la pelota ya está del lado del Congreso.

oposición.jpg

"El Gobierno ya hizo su parte, ahora enviamos el proyecto de ley y cada quien deberá hacerse cargo de lo que haga", señalaron desde la Casa Rosada ante la consulta de este portal, en un mensaje dirigido a diputados y senadores no solo de la oposición, sino también del oficialismo, que amenazan con "no votar" el acuerdo si contiene un ajuste.

La estrategia del presidente Alberto Fernández para conseguir apoyo político para el aval del Congreso al acuerdo con el FMI fue acordada el martes con el titular de la Cámara baja y tercera pata de la alianza Frente de Todos, Sergio Massa, en medio de fuertes tensiones en el oficialismo, con la propia vicepresidenta Cristina Kirchner y senadores que le responden, que amenazan con no votar a libro cerrado.

Alberto Fernández ratificó que firmará sí o sí el acuerdo y pidió "respaldo de las fuerzas políticas".

La atadura de manos del Ejecutivo no solo se reflejó no solo en la feroz interna desatada con el kirchnerismo por las negociaciones de Guzmán con el FMI y las presiones ejercidas por sectores del kirchnerismo para que el Gobierno no hable de una "invasión de Rusia" en la guerra con Ucrania,.

El Congreso terminó haciendo un vacío de poder al Ejecutivo, que había convocado a sesiones extraordinarias a partir del 1° de febero para tratar 18 proyectos de ley pedidos por el Presidente. Como había anticipado A24.com, el Congreso no sesionó por la falta de acuerdos en el oficialismo pero también en la oposición, después de la renuncia de Máximo Kirchner a la jefatura del bloque de diputados del Frente de Todos, a fines de enero, que terminó demorando la conformación de autoridades en casi todas las comisiones del Congreso.

Sin cambios de Gabinete: ¿Cómo sigue Manzur en el Gobierno?

Alberto Fernández reunido con Juan Manzur el día después de las elecciones legislativas..jpg

El presidente se refugió en los funcionarios más cercanos, y ya piensa en gobernar todo el año sin presupuesto, por decreto, sabiendo que no tiene el aval del Congreso.

Según supo este portal, ya no hay apuro en enviar los pliegos para reemplazar al Procurador General de la Nación, como a la ministra de la Corte Suprema, Elena Hinghton de Nolasco o que se trate el proyecto de reforma del Consejo de la Magistratura.

El Gobierno sabe que no tiene mayoría en el Congreso, y que le costará conseguir consensos incluso dentro del propio oficialismo.

Cerca de Manzur, confirmaron que el gobernador de Tucumán en uso de licencia, no tiene pensado regresar en lo inmediato a su provincia y por el contrario, seguirá acompañando a Alberto Fernández en las tareas diarias en la Casa Rosada.

Manzur se mostró el martes junto a otros 12 ministros del Gabinete rodeando al presidente en la Asamblea Legislativa en el Congreso y tiene pensado asistir a la Comisión de Presupuesto y Hacienda de Diputados primero, y después del Senado, junto a Guzmán y el representante argentino ante el FMI, Sergio Chodos, para defender el acuerdo con el FMI y todas las medidas económicas que implica ese acuerdo.

Martín Guzmán ingresando al Congreso.jpg
El ministro de Economía Martín Guzmán ingresando a la Asamblea Legislativa el martes 1 de marzo (Foto:  Leo Vaca - Telam)

El ministro de Economía Martín Guzmán ingresando a la Asamblea Legislativa el martes 1 de marzo (Foto: Leo Vaca - Telam)

Además, seguirá acompañando al Presidente en actividades diarias, y ponen como ejemplo el acto de inicio del ciclo lectivo este martes en La Rioja".

"Manzur sigue con su actividad habitual desde que asumió, en interacción permanente con distitnos sectores: gobernadores, intendentes, dirigentes sindicales, empresarios", señalan en su entorno.

Y agregan, a modo de chicana al Congreso, pero especialmente dirigidas a la oposición: "Iniciamos marzo con la continuidad de la ejecución presupuestaria de las políticas basadas en el federalismo y la ejecusión de partidas, porque, como no hay un Presupuesto aprobado por el Congreso, hay que subsanarlo tomando decisiones diariamente". Ese es el espíritu que ronda en estas semanas de incertidumbre en la Casa Rosada..