Elecciones 2021

Acuerdo de élites: las cúpulas del peronismo y Juntos por el Cambio avanzan sobre las PASO sin consultar a sus aliados

Tanto los representantes de los gobernadores como los bloques aliados dicen haber sido excluidos de las negociaciones. Los reproches y las sospechas por el proceso electoral.
por Nicolás Poggi | 11 de abril de 2021 - 23:25
Sergio Massa

Sergio Massa, presidente de la Cámara de Diputados. (Foto: archivo)

La incertidumbre que se palpaba en el Congreso la semana pasada quedó ratificada en los últimos días ante la negociación por la postergación de las PASO: las cúpulas del Frente de Todos y Juntos por el Cambio iniciaron el diálogo en una parcela reducida y seguirán llevando la discusión por esos carriles, sin la consulta o intervención de los aliados de las provincias y los socios de cada frente.

Si bien la mayoría de los gobernadores del PJ solicitaban la suspensión de las PASO, sus representantes en el Congreso no están hoy al tanto de las deliberaciones que el Gobierno habilitó con la oposición. Tampoco los bloques más chicos, que en ocasiones funcionan de aliados del oficialismo.

La propuesta formal de la Casa Rosada -y sobre la que Juntos por el Cambio deberá dar una respuesta concreta esta semana- consiste en posponer las PASO del 8 de agosto al 12 de septiembre y las elecciones generales del 24 de octubre al 14 de noviembre. Quieren que la votación se haga en un momento de menor incidencia de la pandemia: el Gobierno supone que para esas fechas estará más avanzado el plan de vacunación y, además, ya no habrá temperaturas frías que propaguen enfermedades respiratorias.

El camino de esa negociación fue complejo y sinuoso. Empezó como una conversación informal a fines de marzo en una reunión en la Casa Rosada entre Eduardo “Wado” De Pedro y Máximo Kirchner con Cristian Ritondo y Jorge Macri. Y siguió la semana posterior con una cita formal en la Cámara de Diputados que se hizo un día después de lo previsto por falta de acuerdos en la oposición.

negri.jpg
Mario Negri, presidente del interbloque de diputados de JxC. (Foto: archivo)

Mario Negri, presidente del interbloque de diputados de JxC. (Foto: archivo)

A esa última reunión, que primero iba a consistir en un almuerzo y terminó siendo luego un encuentro vespertino, nunca estuvieron invitados aliados como los cordobeses que responden al gobernador Juan Schiaretti, los diputados lavagnistas de Consenso Federal y el bloque del mendocino José Luis Ramón. Como si el Gobierno y Juntos por el Cambio estuvieran seguros de tener el número suficiente para modificar la ley electoral.

Esa tendencia se profundizó. Los legisladores que son delegados de gobernadores del PJ no tienen idea de cómo va la negociación, según pudo saber A24.com tras una ronda de consultas. Lo mismo para las otras bancadas mencionadas. Hermetismo total hasta el anuncio formal.

Justo sea decirlo: el Gobierno cumplió (parcialmente) una demanda de los gobernadores al alterar el esquema de las PASO, pero ahora los excluye de las deliberaciones con el macrismo. Los emisarios de las provincias ni siquiera supieron, en primer lugar, que De Pedro y Máximo iban a “tantear” al Pro en la famosa reunión de la Casa Rosada.

Schiaretti.jpg
Schiaretti, fuera del acuerdo. (Foto: archivo)

Schiaretti, fuera del acuerdo. (Foto: archivo)

En la última cita en Diputados, “Wado” De Pedro presentó el borrador con la reforma, que no suspende las PASO (como pedían muchos en el interior) sino que las corre un mes, de la misma manera que a las elecciones generales. Todos los demás bloques -y hasta los diputados que son brazos ejecutores de las provincias- fueron excluidos de la ecuación.

“No sabemos si van a invitar a algún presidente del interbloque, por lo menos”, le dijo a A24.com un legislador peronista que no responde a ninguno de los dos polos, al mismo tiempo que reconoció que “tampoco tendría sentido participar de un encuentro en el que van a informar lo que ya sabe todo el mundo”.

El pedido de boleta única es otro reclamo que la oposición tendrá que resignarse a abandonar: el Gobierno sostiene que la discusión no es sobre el sistema electoral sino solamente sobre la fecha de los comicios, además de que -argumenta- las licitaciones ya están en marcha.

Los peronistas que están fuera del acuerdo de élites se quejan: “No tiene ninguna lógica ni fundamento que las primarias pasen de agosto a septiembre. La propia ministra de Salud, Carla Vizzotti, dijo en Diputados que no hay forma de predecir, pronosticar ni proyectar qué va a pasar entre agosto y septiembre, por lo que, si había que tomar una decisión, tenía que ser política y no sanitaria”, apuntaron desde uno de los sectores marginados a A24.com.

Carla Vizzotti.jpeg
Ministra de Salud, Carla Vizzotti. (Foto: archivo)

Ministra de Salud, Carla Vizzotti. (Foto: archivo)

También cuestionan desde esas terminales que el Gobierno “tome primero la decisión de postergar las PASO y después ponga en funcionamiento un ámbito de seguimiento y monitoreo de la pandemia, cuando es al revés”.

Anida así, entre legisladores de distintas extracciones del peronismo, una sospecha: “Si no hay acuerdo, podría venirse una arremetida del Gobierno para instaurar la Ley de Lemas”, advierten en referencia a la normativa electoral que rige en algunas provincias (como Santa Cruz y Formosa) y que permite que distintos “sublemas” compitan con candidatos propios dentro de un solo “lema”, que lleva al mismo postulante al tope de la lista. El lema más votado resulta ganador de la elección. Y no sólo eso: muchos de estos aliados advierten que Juntos por el Cambio tiene presente esta posibilidad.