icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
POLÍTICA

Alberto anuncia su plan federal de seguridad en un acto con Kicillof e intendentes, en medio de la polémica por tomas de tierras

Alberto anuncia su plan federal de seguridad en un acto con Kicillof e intendentes, en medio de la polémica por tomas de tierras
Despliegue de efectivos de Gendarmería, Prefectura y Policía Federal en el Conurbano ante la pola de robos violentos (Foto: Ministerio de Seguridad)

El presidente Alberto Fernández anuncia un plan de seguridad para el conurbano bonaerense consensuado con el gobernador Axel Kicillof, Máximo Kirchner y Sergio Massa, en medio del debate por la ola de inseguridad, la profundización de la crisis económica y la polémica lanzada por el ex presidente, Eduardo Duhalde sobre la posibilidad de que Argentina avance hacia una crisis peor que la del 2001 y un eventual golpe de Estado.

El Presidente tiene previsto anunciar la semana que viene un plan de seguridad que tanto la Casa Rosada como la gobernación bonaerense mantuvo bajo un total hermetismo, en medio de la dura interna por la conducción de las fuerzas de seguridad entre los ministros de Seguridad nacional, Sabina Frederic y el bonaerense, Sergio Berni.

Según pudo saber A24.com, el plan que será anunciado bajo el nombre “Centinela”, contempla:

  • Un fondo de $12.000 millones para la compra de equipamientos.
  • El aumento de 8000 efectivos policiales que serán destinados al conurbano bonaerense.
  • Refacciones en cárceles y unas 200 comisarías.
  • Compra de insumos y unos 2000 vehículos policiales para equipar a las fuerzas.
  • La construcción de “puntos seguros” en las paradas de colectivos en el conurbano con la instalación de botones de pánico y cámaras de seguridad en zonas de alto tránsito o transbordo de pasajeros de micros y trenes.

El anuncio llega en momentos en que el problema de la inseguridad se transformó en uno de los principales preocupaciones manifestadas por la sociedad, en medio de la crisis por la pandemia y la extensa cuarentena.

También llega dos días después de la advertencia lanzada por el ex presidente y ex gobernador bonaerense, Eduardo Duhalde, sobre la posibilidad de que la actual crisis derive en una "anarquía" y sea "peor que la del 2001". Hasta especuló con la posibilidad de "un golpe de Estado", lo que generó duras réplicas desde la Casa Rosada y todo el arco oficialista.

Fuentes del peronismo también salieron a deslegitimar las declaraciones del ex gobernador bonaerense, y aclaran que no hay una amenaza cierta hoy, sobre un eventual levantamiento de fuerzas militares o de seguridad.

Un veterano dirigente del PJ, dijo a A24.com que se terminó la era de los golpes militares. Aunque admitió que tras imponerse la cultura del ‘Nunca Más’ con el regreso a la democracia en 1983, la únicas instituciones que podrían estar en condiciones de hacer un golpe por el grado de poder que controlan son las fuerzas de seguridad y policías locales.

Recordó los levantamientos policiales que en medio de la crisis y saqueos ocurridos en diciembre de 2013, con acuartelamientos de efectivos de las policías en las provincias de Córdoba y Buenos Aires, que pusieron en vilo en su momento, al gobierno de Cristina Kirchner.

Sin embargo, en el oficialismo descartan vincular la desaparición de Facundo Astudillo o la actual ola de inseguridad que afecta a las grandes urbes como la Ciudad de Buenos Aires y el conurbano, con algún tipo de presión de las fuerzas de seguridad.

El caso Astudillo Castro generó un nuevo distanciamiento entre los ministros de seguridad nacional y bonaerense.

Mientras Berni dijo desde un primer momento que la Policía Bonaerense no tuvo nada que ver en la desaparición de Facundo, la madre del joven fue recibida esta semana por el propio presidente Alberto Fernández en la residencia de Olivos, y le llevó al Presidente sus sospechas sobre el involucramiento de efectivos de la Bonaerense.

En la Casa Rosada, admiten en cambio que las policías locales se ven con cierto malestar al verse desbordadas por las nuevas tareas de controlar la circulación de personas para hacer cumplir la cuarentena, mientras crecen los hechos de inseguridad en la pandemia.

Con el lanzamiento del plan de seguridad en el Conurbano, la Casa Rosada intenta contener una crisis creciente desatada por la ola de inseguridad, y da respuesta a un reclamo recurrente que vienen formulando los intendentes propios y opositores, que el martes mantuvieron una reunión con Alberto, en Olivos, de la que también participaron Kicillof, Máximo Kirchner, Sergio Massa y Santiago Cafiero.

por Stella Gárnica
SUBIR

NWS

Ovación

Show