Casa Rosada

Audiencias por tarifas: movimientos sociales oficialistas salen en apoyo del proyecto de segmentación de Martín Guzmán

Organizaciones sociales del oficialismo salen a contrarrestar críticas del kirchnerismo en días clave para el plan económico de Guzmán.
Stella Gárnica
por Stella Gárnica |
La guerra fría en el Gobierno por los aumentos de tarifas. Movimientos sociales albertistas salen a defender el plan de segmentación de Martín Guzmán

La guerra fría en el Gobierno por los aumentos de tarifas. Movimientos sociales albertistas salen a defender el plan de segmentación de Martín Guzmán

Lo harán en medio de las audiencias públicas convocadas por la Secretaría de Energía nacional y los entes reguladores del gas y la electricidad en las que se esperan fuertes cruces entre la Casa Rosada y el kirchnerismo que se opone a los aumentos de tarifas a la clase media alta.

Así lo confirmó a este portal uno de los dirigentes que defiende al Gobierno, el líder del MUP y dirigente del Grupo Callao, Federico Martelli, una de las organizaciones albertistas que compite con La Cámpora de Máximo Kirchner.

Los detractores kirchneristas del ministro de Economía, Martín Guzmán, sostienen que hay un mayor ajuste encubierto, puesto que aún enarbolan el informe que dejó trascender la Subsecretaría de Energía Eléctrica, a cargo de Federico Basualdo, que pondera que en junio las facturas de electricidad aumentarán en realidad un 65% para recuperar lo perdido entre enero y mayo, y así alcanzar el incremento requerido del 42,7% (surgido de calcular el 80% de la variación salarial promedio).

Martelli dijo a A24.com que los movimientos sociales como el MUP, el Movimiento Evita, Barrios de Pie, Octubres y Miles, entre otros, "defendemos el aumentos segmentados de tarifas porque creemos que el aumento debe ser proporcional a la capacidad de pago de la gente y no debe exceder coeficiente de variación salarial, y tampoco incrementar su peso en la canasta de las familias".

"Lo que se está discutiendo en las audiencias públicas -dijo Martelli- es apenas una actualización de los precios de luz y gas que va muy por debajo de la inflación y de ese coeficiente de variación salarial, por lo que no va a afectar el poder de pago de las familias y tiene un componente de justicia redistributiva".

La guerra fría entre albertismo y kirchnerismo por las tarifas

Basualdo Guzmán.jpg
En plena interna, un informe cuestiona la actualización de tarifas

En plena interna, un informe cuestiona la actualización de tarifas

Cerca de Guzmán temen que la discusión que se da dentro del gobierno con sectores del kirchnerismo crítico se verá reflejado en las audiencias públicas que no son vinculantes, por lo que ratifican que más allá de las posturas distintas, el plan Guzmán se va a aplicar sí o sí.

El problema para el oficialismo de la Casa Rosada, admiten, es que los funcionarios que estarán a cargo de aplicar la segmentación de tarifas que se discutirá este jueves en la tercera audiencia pública son los kirchneristas Federico Basualdo (subsecretario de Energía) y Federico Bernal (titular del ENRE) que justamente se oponen al plan Guzmán y en el Gobierno hay dudas sobre cómo implementarán las boletas de junio. "Si hay errores, la responsabilidad será de ellos", abren el paraguas desde el albertismo.

Los que defienden la segmentación de tarifas en el Gobierno como el Movimiento Evita, el MUP y Barrios de Pie o Miles, sostienen que "el decil de ciudadanos de más altos ingresos de la sociedad deben pagar la tarifa plena, y que no es justo que todos los argentinos estemos subsidiando la luz a los de más altos ingresos".

Martelli advirtió que "los que están a cargo de implementar las subas son los entes, controlados por el sector que responde a Cristina, si estos e hace mal es responsabilidad de ellos".

"La orden política es que los aumentos sean de alrededor del 40 % para los sectores de ingresos medios, de alrededor de 200 a 400 % para el 10% más rico tomándose como parámetro para esa segmentación a aquellos que ganan más de 3 y media canastas básicas, es decir más de 300 mil pesos, o tengan tres autos de menos de 5 años de antigüedad o sean dueños de embarcaciones, tienen que pagar la tarifa plena que es el costo de lo que consumen".

Según el dirigente, "el Estado este año tiene previsto gastar 16.000 millones de dólares en subsidios energéticos y con esta segmentación del 10 % de quita de subsidios para los de altos ingresos, se ahorraría 1600 millones de dólares", según los números que maneja Guzmán.

Desde el albertismo sostienen que para los de ingresos más bajos, en el otro extremo de la escala social, los beneficiarios de la tarifa social tendrán un aumento anualizado que va a ser poco más del 20 % de lo que pagaban a principios de año, incluyendo el aumento ya efectivizado de marzo, muy por debajo de la inflación que hoy el Gobierno admite, rondaría el 60 % anual.

En tanto, para los sectores medios el aumento anualizado es calculado en cerca del 40%, también por debajo de la inflación. "El peso de la factura de los servicios en la canasta familiar va a ser menor que el año pasado".

El alcance de esa segmentación de acuerdo a números oficiales, sería de 921.778 titulares del AMBA para el caso de la luz y lo mismo para 760 mil titulares del servicio de gas.

Las audiencias comenzaron este martes y culminarán el jueves, en medio de una profundización de las protestas de movimientos sociales opositores que convocaron a una marcha para el jueves al mediodía frente a la Casa Rosada.

s