Salud

Cambios en las obras sociales: "El trabajador queda prisionero durante un año", advierten especialistas en derecho al consumidor

El abogado Fernando Blanco Muiño criticó la medida y dijo a A24.com que es "una vuelta al pasado" que deja como "prisionero" durante un año a un trabajador en una obra social.
Gabriel Tuñez
por Gabriel Tuñez |
El presidente

El presidente, Alberto Fernández, con el líder de los Camioneros, Hugo Moyano. Foto: Archivo.

El decreto firmado por el presidente, Alberto Fernández, que obliga a los trabajadores en relación de dependencia a permanecer un año en la obra social correspondiente a la rama de su actividad antes de ejercer el derecho de opción de cambio del sistema de salud es "una vuelta al pasado", opinó el abogado especialista en defensa del consumidor Fernando Blanco Muiño.

La medida presidencial, publicada este miércoles en el Boletín Oficial, "reimplanta la obligatoriedad de permanecer en la obra social correspondiente a la actividad" empleadora y "es volver al pasado", destacó Blanco Muiño en declaraciones a A24.com

"Se pretende presentar como una legislación para modernizar el sistema de salud, pero es una vuelta al pasado porque un trabajador queda durante un año prisionero de una obra social que quizás hubiera elegido o no", indicó el abogado sobre el decreto.

El Gobierno dispuso modificaciones en el sistema de libre elección de las obras sociales de los trabajadores, entre las cuales se estableció que, quienes inicien un vínculo laboral, "deberán mantener durante al menos un año la prestadora médica de su actividad antes de disponer de la opción de cambio".

El decreto fue firmado por Alberto Fernández; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; y la ministra de Salud, Carla Vizzotti.

Los tres sistemas de salud que conviven en la Argentina

Para Blanco Muiño, el decreto presidencial tiene relación "con la política que el Gobierno" dispuso de la salud pública en la Argentina, donde conviven tres sistemas: público, sindical y privado.

"Los tres sistemas de salud están en el ojo de la administración kirchnerista y representa un caudal de 120.000 millones de pesos", agregó el abogado laboralista.

Reunión Gobierno CGT.jpg
La CGT, en su última visita a Olivos. (Foto: archivo)

La CGT, en su última visita a Olivos. (Foto: archivo)

Blanco Muiño opinó que el Gobierno "tiene condicionado al sistema de salud privado", al que "bombardea" cuando no le permite aumentar sus aranceles y vuelve, de esa manera, "inviable el sostenimiento y las prestaciones que brinda" a sus afiliados.

Semanas atrás la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner expresó la necesidad de "repensar todo el sistema de salud" y barajar la posibilidad de estatizarlo, ante lo que las empresas pidieron que se cumpla la reglamentación que obliga a estudiar las estructuras de costos de las firmas y a otorgar las actualizaciones a la industria.

Luego de eso, durante la presentación de un proyecto de ley que busca jerarquizar a los enfermeros como profesionales de la salud, Alberto Fernández respaldó la de idea de Cristina de reformar el sistema de salud. “Tendremos que ver cómo optimizar el funcionamiento, cómo coordinamos y cómo mejoramos a partir de la experiencia vivida el funcionamiento del sistema de salud público, para el sector público y privado”, expresó.

Cristina y Axel (1).jpg

Y agregó: "En medio de la pandemia, no es momento para jugar con fuego. Es un momento de prudencia, de conversar con todos los sectores y analizar lo que pasa en otras partes de mundo. La caja de la salud es grande, pero hay que tener cuidado" con su manejo advirtió Blanco Muiño.

s