Celac 2022

Con el respaldo de los mandatarios de la región, Argentina podría presidir la Celac en 2022

El país cuenta hoy con el aval de 31 de los 32 países que participarán de la Cumbre que se desarrollará el 7 de enero en el Palacio San Martín.
Argentina estaría más cerca de presidir la Celac (Foto: Cepal)

Argentina estaría más cerca de presidir la Celac (Foto: Cepal)

Buenos Aires será el próximo 7 de enero sede de la XXII Cumbre de Cancilleres de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) que tendrá como eje central tratar la candidatura de la Argentina a ejercer la Presidencia Pro Témpore del mecanismo de integración regional para el período 2022.

En un escenario marcado por el avance de gobiernos de perfil progresista en los países de la región (el último Chile, con la resonante victoria electoral de Gabriel Boric) y la posibilidad cierta de un retorno de Luiz Inácio Lula da Silva a la presidencia de Brasil el 1° de enero de 2023 (las elecciones se realizarán el 2 de octubre de este año), el mandatario Alberto Fernández tiene fuertes chances de reemplazar al mexicano Andrés Manuel López Obrador al frente de la Celac.

La candidatura de la Argentina (la única que quedó vigente hasta el momento) para ocupar la Presidencia Pro Témpore del espacio regional durante el año que acaba de comenzar, cuenta hoy con el aval de 31 de los 32 países que participarán de la Cumbre que se desarrollará en el Palacio San Martín, desde las 10 de la mañana.

¿Qué es la Celac y de qué forma podría beneficiar a la Argentina presidir el organismo?

La Celac -creada en 2010 como un mecanismo de integración regional alternativo a la cada vez más cuestionada Organización de Estados Americanos (OEA)- está integrada por 33 países latinoamericanos y caribeños, pero el cónclave en Buenos Aires reunirá a 32 de ellos, luego de la autoexclusión del Brasil, ya que el ultraderechista Jair Bolsonaro anunció que no asistirá al encuentro.

Según informaron a Télam fuentes del Palacio San Martín, los cancilleres que participarán de la cumbre -que será mixta (virtual y presencial) por inconvenientes con los vuelos de algunos representantes caribeños- arribarán al país el jueves 6 y esa misma noche serán agasajados con una cena de honor en el Centro Cultural Kirchner, que será encabezada por el canciller Santiago Cafiero en su condición de anfitrión.

Al día siguiente, Cafiero expondrá ante el plenario de ministros de Relaciones Exteriores la propuesta argentina para ejercer la Presidencia Pro Témpore del mecanismo regional durante el 2022, que deberá ser aprobada por consenso, es decir, sin el voto negativo de ninguno de sus países miembros.

El detrás de escena de la postulación de la Argentina al frente de la Celac

La Argentina quedó como única candidata a dirigir el bloque latinoamericano luego de que San Vicente y las Granadinas (nación ubicada al sur del Caribe y al norte de Venezuela) bajara meses atrás su postulación a presidir la Celac, producto de intensas gestiones realizadas por la Cancillería, que por entonces encabezaba Felipe Solá, ante países caribeños.

En ese momento, el Palacio San Martín, por instrucción del presidente Alberto Fernández, envió una misión diplomática a esas naciones para hilvanar los acuerdos necesarios que le permitieran a la Argentina tener el camino allanado para asumir al frente de la Celac.

Tras ello, el actual canciller Cafiero -quien en septiembre pasado dejó la Jefatura de Gabinete para asumir como jefe de la diplomacia argentina- fue el encargado de continuar las gestiones para lograr colocar al mandatario argentino en el cargo que hoy ocupa el mexicano López Obrador, quien debía haber dejado la presidencia de la Celac en el 2020, pero cuyo mandato se prorrogó un año más, como consecuencia de la pandemia de Covid-19.

El respaldo caribeño -clave para que San Vicente y las Granadinas finalmente bajara su postulación- estuvo influido en gran parte por la buena recepción que tuvo en esos países el envío desde la Argentina de misiones humanitarias comandadas por Cascos Blancos a Haití y Cuba.

Se habló de
s