icons
Cotización dólar:
Compra
--
Venta
--
BUENOS AIRES
T. --
H. --
POLÍTICA

Cuarentena: la trampa dialéctica y las libertades democráticas, el debate que se viene

Cuarentena: la trampa dialéctica y las libertades democráticas, el debate que se viene
Un grupo de policías realizan controles en la estación de trenes de Retiro. En los últimos días aumentó la circulación de gente (Foto: archivo).

La posibilidad de aplicar en Argentina una especie de pasaporte sanitario para controlar que las personas cumplan con la cuarentena como una forma de minimizar la transmisión de coronavirus en el país era -hasta hace un mes-, un cuento de ciencia ficción.

Esta semana, la posibilidad de que los gobiernos locales comiencen a usar una app para controlar cada movimiento de cada ciudadano, comenzó a tomar forma de realidad inminente en la provincia de Tierra del Fuego.

A un mes de decretar el aislamiento social obligatorio, con el éxito de haber logrado aplanar la curva de contagios, Alberto Fernández analiza extender la cuarentena hasta mediados de mayo.

Lejos de levantar las restricciones, el Gobierno analiza extender la cuarentena por lo menos otros 14 días que podrían extenderse incluso, hasta junio, para cuando el ministro de Salud, Ginés González García, prevé ahora que se produzca el pico de contagios.

Tras analizar los pedidos de liberación de actividades que presentaron gobernadores e intendentes, Fernández tomará la decisión este fin de semana, tras analizar la situación sanitaria de cada provincia, con el comité de expertos infectólogos del Ministerio de Salud.

Los protocolos se aplicarán según la complejidad de contagios en cada ciudad o región.

Así ciudades del Conurbano bonaerense y CABA, Ushuaia, Chaco y cuatro ciudades de Río Negro donde se registran más cantidad de casos de COVID-19, endurecerán los controles de circulación en las calles y, en cambio, se liberarán actividades en ciudades y distritos donde no haya transmisión comunitaria.

El caso de Tierra del Fuego y las libertades en jaque

La ministra de Gobierno de la provincia de Tierra del Fuego, Adriana Chapperón, anunció en declaraciones radiales, que se comenzará a aplicar un sistema de control de todos los movimientos de cada ciudadano a través de una app diseñada por jóvenes de la provincia.

Tierra del Fuego fue la primera provincia en aplicar, hace 10 días, un sistema de estricto control de circulación de sus ciudadanos: se podía salir como máximo dos veces por la semana de acuerdo al último número del DNI, en el caso de los peatones, o de la patente, para los conductores.

Ahora, el Gobierno incrementará los controles y monitoreará el tiempo y el lugar en que los vecinos están fuera de sus casas.

Chapperón anunció que se establecerá un límite estricto de 3 horas para realizar las compras en el supermercado y 2 horas para ir a la farmacia. Y que cada ciudadano deberá pedir permiso a través de la app para poder salir.

Antes, para obtener el permiso, deberán responder preguntas sobre su estado de salud y si tiene síntomas de coronavirus.

Así lo anticipó la funcionaria en una entrevista realizada por La 97 Radio Fueguina: "Está todo listo, solo falta la autorización de iPhone para tenerla en ambos sistemas operativos", dijo Chapperón.

Ushuaia busca aplicar un estricto mecanismo de control (Foto: Archivo).
Ushuaia busca aplicar un estricto mecanismo de control (Foto: Archivo).

El que no cumpla o se exceda del horario autorizado por la App se le activará un cronómetro en el celular y al pasarse del tiempo estipulado, se activará una alerta roja que lo hará plausible de ser detenido en controles policiales o de que se le inicie una causa judicial por violar la cuarentena.

El caso Santa Fe: "Celda virtual"

El gobierno de Santa Fe ya aplica una App para controlar a personas aisladas por cuarentena entre quienes volvieron del exterior y violaron el aislamiento preventivo. También se aplica en esa provincia a los reclusos que tengan prisión domiciliaria por ser positivos de coronavirus.

Una vez que se instala en el teléfono, la aplicación es controlada desde el organismo de investigaciones de la Fiscalía, que toma esa señal de una plataforma de control y desde ahí se genera la celda virtual. A partir de eso hacen el seguimiento de la ubicación del teléfono y del nivel de batería.

¿Pasaporte sanitario?

Desde la Casa Rosada evitan hablar del tema, pero a tres días de decretar la cuarentena obligatoria, el pasado 23 de marzo, la jefatura de Gabinete a cargo de Santiago Cafiero, lanzó la Aplicación Argentina Coronavirus.

Aunque aún no es obligatorio usarla, su principal objetivo es permitir el autoexamen de síntomas en caso de sospecha e infección de COVID-19, así como también mantener informada a la población sobre las medidas de prevención, señaló el Gobierno en un comunicado en ese momento.

A su vez, se puede acceder a un mapa con las unidades de salud cercanas y las últimas novedades oficiales comunicadas por el Ministerio de Salud en relación a la pandemia.

Para descargar la aplicación se puede ingresar desde Android a la Play Store de Google o al enlace https://www.argentina.gob.ar/coronavirus/app

El debate por las libertades en democracia

Hasta el mes pasado, un sistema de control sobre cada ciudadano parecía ciencia ficción en las democracias occidentales y solo se imaginaba posible en países con desarrollo tecnológico y sistemas de gobierno autoritarios, como China, Singapur o Corea del Norte.

La pandemia está haciendo replantear el funcionamiento de las democracias.

Con el argumento de controlar el cumplimiento de la cuarentena para evitar la propagación del virus, muchos gobiernos buscan controlar el estado de salud aumentando las restricciones sobre los derechos individuales consagrados en la Constitución, como el de circular libremente.

Eamon Gilmore, representante especial de la Unión Europea (UE) para los Derechos Humanos, advirtió que “la crisis por COVID-19 es un problema de derechos humanos, uno de los más globales y urgentes que hemos visto".

Proteger y preservar la vida es el propósito principal de esta lucha. Sin el derecho a la vida, es imposible ejercer otros derechos”, afirmó Gilmore en una columna publicada por la agencia estatal Telam.

Con ese argumento, casi todos los gobiernos del mundo, incluido el del presidente Alberto Fernández, se escudan para decretar el aislamiento social obligatorio, plausible de causas penales y llevar detenidos a quienes no la cumplan.

Evitan así, la figura de Estado de Sitio o de Excepción que suprime todos los derechos individuales, y pone a todos los ciudadanos a cargo del Poder de turno.

"Todos los derechos humanos son interdependientes e indivisibles y deben ser coherentes con nuestra respuesta a la crisis", dijo el especialista de la UE.

Eso sí, advirtió que “muchos gobiernos han dado pasos y tomado medidas de emergencia que deberían aplicarse sólo a esta crisis, estar limitadas en el tiempo y ser proporcionales a lo que sea absolutamente necesario”.

Esta crisis no debe convertirse en una excusa para que se aumenten las medidas represivas, se debiliten los pesos y contrapesos democráticos o se diluya el Estado de derecho", advirtió el representante de la Unión Europea al referirse a las restricciones a las libertades ciudadanas, inéditas en la historia del mundo.

por Stella Gárnica
SUBIR

NWS

Ovación

Show