Elecciones 2023

Eliminación de las PASO: cambio de postura y grieta en el Frente de Izquierda

Los máximos dirigentes del Frente de Izquierda se pronunciaron en contra de eliminar las PASO, sin embargo, los socios minoritarios de la coalición apoyan una modificación electoral.
El Frente de Izquierda nació como respuesta a la reforma electoral que creó las PASO (Foto: Télam)

El Frente de Izquierda nació como respuesta a la reforma electoral que creó las PASO (Foto: Télam)

La coalición electoral de partidos trotskistas conocida como Frente de Izquierda y de los Trabajadores nació en la previa a las presidenciales de 2011 como una forma de hacerle frente al piso o "colchón" de votos del 1,5% obtenidos por ese espacio en las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO).

Unidos por el espanto y no por el amor, el Partido Obrero (PO), la Izquierda Socialista (IS) y el Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) debutaron en aquella elección con un humilde 2,3%.

Si bien el comienzo del FIT no contó con los resultados esperados, en las elecciones posteriores la coalición trotskista logró ubicarse como una modesta cuarta fuerza nacional. Producto de esto, desde 2013 en adelante siempre lograron sumar legisladores en los principales distritos del país.

Sin embargo, en 2022, y ante los distintos comentarios del oficialismo que sugerirían una reforma electoral que evitaría las PASO, una fuerte grieta se desató en el Frente de Izquierda.

Cambio de postura en el FIT respecto a las PASO

“El Frente de Izquierda denuncia y plantea la derogación de la reforma electoral que aumenta la intervención del Estado en el seno de los partidos políticos, dificulta las condiciones para la obtención de las personerías electorales y cercena derechos democráticos elementales con el inédito requisito de obtener un piso en la PASO para poder presentar candidatos en la elección general”, aseguraban desde el PTS en aquel lejano 2011.

breg.jpg

Once años después, la exdiputada y referente del PTS, Myriam Bregman, continuó criticándolas, aunque ya no propone su eliminación. “El sistema electoral tiene muchas falencias, como el piso proscriptivo del 1,5% o el financiamiento de las campañas. Pero rechazamos firmemente que, primero Juntos con la Boleta Única, y ahora el oficialismo con las PASO, manipulen las elecciones según sus intereses particulares”, escribió la abogada.

El otro integrante mayoritario del FIT, el PO, coincidió con el PTS y fue su dirigente Gabriel Solano quien aseguró que “el Frente de Izquierda no piensa acompañar al Gobierno en la suspensión de las PASO”. “Hacer tal cosa es avalar una manipulación del proceso político-electoral por parte del oficialismo de turno”, agregó el referente del partido fundado por Jorge Altamira.

Sin embargo, los restantes dos integrantes de la coalición mantuvieron su postura en favor de una reforma electoral y cruzaron a sus socios del FIT. El caso más resonante es el de Izquierda Socialista, su dirigente y exdiputado Juan Carlos Giordano es autor de un proyecto que propone la eliminación de las PASO.

sol.jpg

“Para denunciar esta rosca electoral y evidenciar que las PASO no significan ninguna transparencia de los partidos políticos ni de las elecciones, es que estamos presentando este proyecto de ley de eliminación de las PASO y su piso proscriptivo del uno y medio por ciento (1,5%) de los votos válidos que se exigen a los partidos políticos, y a modo de filtro para la izquierda, para participar en las elecciones generales”, reza el proyecto presentado por el exlegislador bonaerense.

Por último, quien se pronunció en favor de la eliminación de las PASO y cruzó a Bregman fue Manuela Castañeira, referente del Nuevo Movimiento Al Socialismo (MAS). “Me parece una vergüenza que Bregman y el FITU defiendan el régimen electoral proscriptivo de las PASO. No solamente hay que suspenderlas en 2023, hay que eliminar este régimen electoral que deja afuera de la votación real a parte importante del electorado”, sentenció.

Si bien desde el Gobierno aseguraron que una modificación del sistema electoral y las PASO requerirá de su tratamiento en el Congreso, en el Frente de Izquierda estalló una nueva grieta.

s