Casa Rosada

FMI: la fractura expuesta en la coalición de Gobierno y el rol de Cristina Kirchner en la gobernabilidad

El acuerdo con el FMI terminó de profundizar las diferencias en el Frente de Todos. ¿Cómo convivirán Alberto Fernández y Cristina Kirchner en los próximos dos años?
Stella Gárnica
por Stella Gárnica |
Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner

Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner, cuando las cosas estaban bien en la coalición de Gobierno. Foto: Casa Rosada, 10 de diciembre de 2019.

Los votos negativos de Máximo Kirchner y de los 28 diputados de la Cámpora y afines, cayeron como una bomba de estruendo en los pasillos de la Casa Rosada. Las esquirlas recibidas por el círculo más cercano al presidente Alberto Fernández, apuntan ahora a la batalla que se viene en el Senado que preside Cristina Fernández de Kirchner, cuando el lunes comience a ser debatido el acuerdo con el FMI que logró media sanción en Diputados con ayuda de la oposición.

Por la tarde del viernes, un funcionario albertista con despacho en la Casa Rosada no descartaba una fractura en el bloque del Frente de Todos, después de la votación dividida. Sería un punto de no retorno.

¿Habrá cambios de gabinete, se partirán formalmente los bloques de diputados y de senadores del Frente de Todos después de que el kirchnerismo duro y los legisladores de La Cámpora y movimientos sociales votaran en contra del proyecto del Gobierno nacional?

¿O quedará en la historia como una discusión interna por un tema puntual, sin impedir que sigan "gobernando juntos". Fue la tesis de Gabriela Cerutti.

“Las piedras volaron desde adentro”, se escuchó decir figurativamente a un funcionario cercano a Alberto Fernández este viernes en medio de un silencio hermético se reproducía en los pasillos de la Casa Rosada.

La metáfora de "las piedras", fue la respuesta a una pregunta de A24.com sobre la denuncia de la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner, que advirtió en un video difundido por las redes sociales sobre la “paradoja” de haber sido atacado su despacho en el Senado cuando fue ella quien enfrentó siendo presidenta a los Fondos buitres y se opuso a traer de vuelta al FMI al país. O ese al menos es el relato.

El voto negativo de Máximo Kirchner, fue una piedra para la Casa Rosada. En el entorno de Alberto Fernández que celebraban el reclamo de un ex intendente del PJ bonaerense, Mariano West, reclamando al diputado que renuncie también a la jefatura del PJ bonaerense.

https://twitter.com/CFKArgentina/status/1502222806058254336

La que viene será una semana bisagra para muchos, tratando de entender hacia dónde va la coalición de Gobierno. Esa incertidumbre que viven los funcionarios de uno y otro sector, se vio reflejada en la agenda de los ministros.

El representante de La Cámpora en la Casa Rosada, el ministro del Interior, Wado De Pedro, mantuvo un encuentro personal con Alberto Fernández, que pareció relajar la relación, pero después sobrevino el voto negativo de Máximo Kirchner y todos los diputados de La Cámpora, que pusieron en duda cómo continuará la relación.

Manzur y Guzmán -que manifestó su malestar por el rechazo del programa económico en el proyecto de ley consensuado con la oposición-, fueron ratificados en sus cargos por Alberto Fernández en medio de rumores de pedidos de renuncia que salieron de las usinas del kirchnerismo. Alberto lo ratificó y además aprovechó esta semana para lanzar su propio plan de reelección para el 2023.

El rol de mediador en las negociaciones en Diputados, también hizo subir las acciones del presidente de la Cámara, Sergio Massa, como el héroe que salvó las papas de la gobernabilidad, al evitar que el acuerdo con el Fondo se perdiera en Diputados.

Massa junto a Alberto Fernández, y Daniel Scioli, son algunos de los que ya se anotan para la pelea por la presidencia en 2023. Quién será el candidato de Cristina, todavía es una incógnita, pero muchos ven en el ministro del Interior, a un posible postulante.

Por ahora en la Casa Rosada desmienten cambios de Gabinete, pero nadie sabe lo que va a pasar dos semanas más tarde.

El rol de Cristina en la gobernabilidad

Cristina Kirchner en el Senado

La ruptura en el bloque de diputados del Frente de Todos por el acuerdo con el FMI, confirma la batalla interna que se viene entre los socios del Gobierno y ahora todas las miradas estarán puestas en el rol que ocupará Cristina Kirchner, cuando está en juego la gobernabilidad de los dos últimos años de mandato de Alberto Fernández y la campaña por su sucesión en 2023.

La vicepresidenta no vota en la sesión del Senado (salvo imposible empate). Pero su rol como jefa política y "creadora del Frente de Todos", como lo destacó en su último mensaje en Twitter, hace que todas las miradas ahora estén puestas en la puja de poder que se da en los pasillos del Senado a la hora de contar los votos de senadores.

El jefe del bloque, José Mayans, que responde a Cristina, pasó el jueves por la Casa Rosada y fue recibido por el jefe de Gabinete, Juan Manzur, en el primer piso. El Presidente, que tiene su despacho separado del de Manzur por una puerta, pasó a saludar.

Manzur y Alberto le pidieron apoyo a la sanción de la ley, pero el bloque del FdT está dividido igual que el de Diputados.

Alberto Fernández con Manzur como armador, apeló al apoyo de una docena de gobernadores del oficialismo y de la oposición que ordenarán a los senadores de sus provincias que apoyen el acuerdo.

Más allá del compromiso de la oposición de Juntos por el Cambio, de votar el proyecto consensuado con el Poder Ejecutivo a firmar el acuerdo de Facilidades Extendidas con el FMI para refinanciar la deuda, y a tomar las medidas económicas que sean necesarias en el marco de ese compromiso de pago, como el la reducción del déficit fiscal, la peor pelea se va a volver a dar en el seno del oficialismo.

Los mensajes encriptados de Cristina y Alberto

Maximo.webp
Máximo Kirchner: La Cámpora explicó el motivo del voto negativo al acuerdo con el FMI (Foto: NA).

Máximo Kirchner: La Cámpora explicó el motivo del voto negativo al acuerdo con el FMI (Foto: NA).

En mensajes encriptados a través de las redes sociales, Alberto y Cristina se comunicaron después de la media sanción en Diputados del acuerdo con el FMI. Las formas y lo que se dijeron, no achicaron la distancia política que alcanza a las dos máximas autoridades del país.

El Presidente le envió un mensaje de WattsApp a Cristina poniéndose a disposición luego del ataque con piedras que rompieron los vidrios de su despacho en el Senado.

Después de dos meses de silencio, Cristina se refirió por primera vez, en contra de los "programas económicos del FMI que siempre generan pobreza en el país", aunque evitó mencionar a Alberto.

Fue el primer mensaje directo de Cristina Kirchner en contra del programa económico acordado esta semana por el propio Presidente y el ministro de Economía Martín Guzmán con el staff técnico del FMI.

Alberto le respondió a Máximo Kirchner destacando el apoyo de los legisladores que apoyaron el acuerdo con el FMI: "Hemos dado un gran paso en la solución del problema con el FMI. Agradezco a todos los que nos acompañaron", dijo Fernández en una entrevista con medios de Chile, tras participar de la asunción de su par, Gabriel Boric.

https://twitter.com/alferdezprensa/status/1502315759766233092

Pero más tarde, el Presidente retuiteó un mensaje de un periodista, en el que cuestiona el voto no positivo del hijo de la Vicepresidenta, aunque sin mencionar a Máximo Kirchner por su nombre: "De algo no tengo dudas: si Néstor Kirchner estuviera vivo y fuera diputado, anoche habría votado sí".

https://twitter.com/bbimbi/status/1502299327515004935

Guzmán y Cristina se volverían a ver las caras este lunes cuando el ministro -de regreso de Estados Unidos donde advirtió sobre la catástrofe si no se aprueba el acuerdo con el FMI en el Congreso- irá a explicar el programa económico al Senado. La batalla interna ahora está en territorio de la Vicepresidenta, y todas las miradas puestas en su rol para garantizar la gobernabilidad.

s