Casa Rosada

FMI: ¿Pasará el acuerdo la grieta política del Congreso o el peligro de default sigue latente?

¿Qué tuvo que ceder el Gobierno a último momento ante el kirchnerismo y la oposición?. El debate interno que se viene tras el acuerdo con el FMI. 
Stella Gárnica
por Stella Gárnica |
Alberto Fernández finalmente presentó el acuerdo con el FMI en el Congreso.¿Pasará el filtro del kirchnerismo y de la oposición? Foto: Archivo

Alberto Fernández finalmente presentó el acuerdo con el FMI en el Congreso.¿Pasará el filtro del kirchnerismo y de la oposición? Foto: Archivo

Finalmente, el preacuerdo del gobierno de Alberto Fernández con el staff técnico del Fondo Monetario Internacional (FMI) ingresó al Congreso tras casi 72 horas de negociaciones frenéticas del propio Presidente y el ministro de Economía, Martín Guzmán, primero con los técnicos del organismo internacional, pero cuya validación y entrada en vigencia, depende exclusivamente de la capacidad del Gobierno de conseguir apoyo político del kirchnerismo y de al menos un sector de la oposición en el Congreso.

La clave y los primeros posicionamientos reales se empezarán a descubrir este lunes cuando se reúna por primera vez la Comisión de Presupuesto y Hacienda en Diputados.

Allí llegará Guzmán acompañado por el jefe de Gabinete, Juan Manzur y el representante argentino ante el FMI, Sergio Chodos, para empezar a defender cada punto de las 139 páginas que contiene el "Memorándum de Entendimiento Técnico y de Políticas Públicas y Financiamiento" que ingresó el viernes a la Cámara de Diputados.

Con la mediación del titular de la Cámara Baja, Sergio Massa, tanto ante el kirchnerismo duro encabezado por la vicepresidenta Cristina Kirchner en el Senado y su hijo Máximo en Diputados, como ante la oposición de Juntos por el Cambio, el Gobierno ya avisó que responsabilizará al Congreso y cada uno de los legisladores que lo rechacen, si el proyecto no es aprobado antes del 20 de marzo y Argentina finalmente vuelve a caer en default.

Ese es el plazo para que entre en vigencia el acuerdo y recibir los primeros desembolsos acordados con el staff técnico del Fondo para afrontar el próximo vencimiento de 2800 millones de dólares el 22 de este mes.

¿En qué consiste el acuerdo con el FMI y cuánto va a recibir Argentina en desembolsos?

Guzmán llevará todas las explicaciones a la Comisión de Presupuesto este lunes, donde el Gobierno ya se garantizó el apoyo de su presidente, el diputado Carlos Heller, pero primero tiene dudas sobre qué actitud tomarán los diputados del kirchnerismo y de la oposición.

Según anticipó el ministro de Economía, el plan de Facilidades Extendidas ahora debe ser refrendado por el Congreso para que después pueda ser analizado y aprobado por el Directorio del FMI para que recién después entre en vigencia. Es un plan de refinanciamiento de la deuda a 10 años, con 4 años de gracia, en los que el país recibirá desembolsos del FMI para afrontar los vencimientos de la deuda de 45.000 millones de dólares tomada por Mauricio macri en 2018.

Si pasa por el filtro de la grieta política del Congreso y después lo aprueba el directorio del FMI, -el gobierno calcula eso pase en 15 días incluyendo al Senado- al día siguiente se esperaría ingresen a Argentina un primer desembolso de 7000 millones de DEGs (Derechos Especiales del FMI) que equivalen a alrededor de 9800 millones de dólares.

Luego Argentina realizará una amortización de los pagos al FMI, en marzo o abril, y espera que le quede un saldo neto de alrededor de 6900 millones de dólares para pasar a engrosar las reservas del Banco Central. De esa manera, el objetivo del Gobierno es estabilizar la incertidumbre cambiaria y evitar una devaluación.

Guzmán anticipó que "si todo esto va en el camino sano, dentro de los caminos posibles, Argentina tendrá un incremento de reservas de acá a abril de más de 6000 millones de dólares" mientras que "en junio se espera otro desembolso para volver a pagar.

Pero eso se irá confirmando en la medida que se concrete la revisión trimestral que hará el FMI del acuerdo y del cumplimiento del programa económico.

  • En el Memorando de Entendimiento, Guzmán proyectó una inflación de 2022 basada en una estimación puntual de 43% (final del período). Dentro de la banda de inflación del programa que sin embargo, podría extenderse según revisiones, al 48% anual.
  • El plan consiste en una estrategia plurianual que tiene como meta alcanzar un déficit primario del 2,5% del PIB en 2022, disminuyendo a 1,9% en 2023 y a 0,9% en 2024.
  • "En pos de lograr tales objetivos y, a su vez, alentar el crecimiento económico, el país continuará comprometido con mantener la expansión del gasto público en términos reales mencionada", según señala el proyecto del Gobierno.
  • Se estima una trayectoria de crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 10,2% en 2021, [3,5%-4,5%] en 2022, [2,5%-3,5%] en 2023 y [2,5%-3%] en 2024.
  • De todos modos, Guzmán admitió que todas las variables son una proyección de "un piso" pensando en una recuperación "prudente" y sostenible en el tiempo aunque espera que sean por sobre esos valores, como sucedió en el presupuesto 2021, en el que estaba proyectado un creicmiento del 4,5% del PBI y se llegó al 10 % al término del ejercicio.
  • Eso es parte de lo que deberá explicar en el Congreso ante las críticas de la oposición que sospechan que el Gobierno está planeando en secreto aumentar o crear nuevos impuestos.
  • También se establece el compromiso de garantizar un piso en los recursos destinados a los programas sociales emblema: Asignación Universal por Hijo (AUH), Tarjeta Alimentar y Programa de Respaldo a Estudiantes de Argentina (PROGRESAR). Dicho umbral será revisado e incrementado en el caso de que las condiciones sociales hagan necesaria una mayor participación del sector público para acompañar las necesidades de la población.
  • Además incluye como eje importante aumentar a un 15,2% la inversión a políticas que contribuyan a cerrar brechas de género.

El debate político que se viene: ¿Qué tuvieron que ceder Alberto y Guzmán ante el Congreso?

En el Gobierno reconocieron que la discusión que demoró la presentación final del acuerdo en la Cámara de Diputados fue el primer artículo del proyecto de ley.

En el primer borrador que circuló entre los jefes de bloque el jueves, cuando el Gobierno y el FMI ya habían confirmado el acuerdo, el Gobierno planteaba en un solo artículo que el Congreso autorice a la refinanciación de la deuda con el FMI mediante un plan de Facilidades Extendidas y al mismo tiempo, la aprobación de dos memorandos de entendimiento y de políticas públicas y de financiamiento acordadas con el Fondo, con medidas económicas concretas que serían detalladas en dos anexos.

Pero justamente esa discusión terminó demorando un día más la presentación del proyecto de ley, ante la negativa del kirchnerismo y de la alianza Juntos por el Cambio de votar todo en un paquete general.

Traducido en la grieta política, eso significaba que ni el kirchnerismo ni la oposición estarían dispuestos a votar a libro cerrado el plan económico. Un planteo parecido hicieron los halcones de Juntos por el Cambio.

El mismo jueves, en medio de un clima de incertidumbre, mientras el presidente de la Cámara de Dipuatdos, Sergio Massa, reunía en el Salón de Honor del Congreso a todos los jefes de bloque para presentarles el borrador del proyecto y acordar una hoja de ruta para su tratamiento. El kirchnerismo duro armaba su propia estrategia crítica del acuerdo, manteniendo el enigma sobre la postura que tomará a la hora de votar.

Máximo Kirchner volvió enigmático a la Cámara de Diputados y se encerró en su despacho tras ausentarse el martes en la Asamblea Legislativa. Mientras la agrupación La Cámpora publicaba un video crítico del FMI en las redes sociales, con palabras del ex presidente Néstor Kirchner.

https://twitter.com/la_campora/status/1499507776908935174

Pero en la Casa Rosada ¿firmaban la paz? volvieron a tirar puentes de diálogo con el kirchnerismo. Alberto Fernández se mostró sonriente en su despacho con el gobernador Axel Kicillof y sus ministros de Martín Insauralde y de Desarrollo Social bonaerense y el camporista Andrés "Cuervo" Larroque, dos dirigentes muy cercanos a Máximo, que se mostraban sonrientes y saludando efusivamente con los puños con uno de los hombres de mayor confianza y operador político del Presidente, el ministro de Desarrollo Social, Juan Zabaleta.

La excusa fue la firma de dos convenios por los cuales el Gobierno nacional otorgará asistencia financiera a esa provincia por más de 75.000 millones de pesos durante 2022 para fortalecer la gestión provincial, garantizar la seguridad alimentaria y profundizar los programas sociales en el conurbano.

Alberto Fernández recibió en Casa Rosada a Axel Kicillof y al dirigente de La Cámpora, Andrés Larroque y después se destrabaron las negociaciones por el acuerdo con el FMI.jpg

Finalmente la orden de Alberto Fernández con la veña de Guzmán llegó a la secretaría de Legal y Técnica de Presidencial, Vilma Ibarra, que terminó desglosando el primer artículo de la ley en dos:

  1. ARTÍCULO 1º.- Apruébase, en los términos del artículo 2° de la Ley N° 27.612, el Programa de Facilidades Extendidas a efectos de refinanciar la deuda existente entre la REPÚBLICA ARGENTINA y el FONDO MONETARIO INTERNACIONAL, correspondiente al Acuerdo Stand By suscripto en el año 2018.
  2. ARTÍCULO 2°.- A los fines del artículo 1°, se acompañan el “Memorando de Políticas Económicas y Financieras” y el “Memorando Técnico de Entendimiento”, como Anexos IF-2022-20313101-APN-SLYA#MEC e IF-2022-20313142-APN-SLYA#MEC, que componen el Programa de Facilidades Extendidas mencionado en el artículo precedente y que forman parte integrante de la presente ley.

Guzman defendió el acuerdo con el FMI de las críticas del kirchnerismo y la oposición

El ministro de Economía se puso al frente de la defensa del acuerdo con el FMI el viernes en varias declaraciones públicas en un anticipo de lo que será el debate que se viene esta semana.

El ministro advirtió que los reclamos que llegaron tanto del kirchnerismo como de la oposición tiene un error conceptual cuando reclaman que se vote por separado la autorización de la refinanciación de la deuda, del programa económico porque eso va unido: "Es una condición del reglamento del FMI que no se puede evitar", porque "para poder refinanciar la deuda también tenemos que acordar el programa de políticas económicas", admitió.

En esa línea, Guzmán defendió las revisiones trimestrales, el punto central que que critica Máximo Kirchner y La Cámpora que llevó a la renuncia del hijo de la vicepresidenta a la jefatura del bloque de diputados del Frente de Todos por considerar que significa la pérdida de soberanía política del Gobierno argentino y una entrega a los designios del FMI cuyas políticas siempre terminaron en aumento de la crisis y la pobreza.

Guzmán reconoció que ese punto es "un problema para nuestra fuerza política", por recordar las revisiones en gobiernos anteriores los funcionarios del FMI quedaban imponiendo condiciones y se perdía la soberanía política de las decisiones.

Aclaró que "no cumplir una revisión trimestral no representará caer inmediatamente en default" porque explicó, para que eso pase deben pasar dos incumplimientos trimestrales.

El Gobierno sostiene como un logro a mostrar al kirchnerismo y a la oposición que no haya ninguna reforma previsional, ni laboral, ni quita de derechos, ni pedido de privatización de empresas públicas y tampoco hay ningún ajuste del gasto. Y que el Estado garantizará su rol apuntalando recuperación fuerte de la economía. Pero la pelota ahora está en manos del Congreso, ¿qué dirán Máximo y Cristina Kirchner, y la oposición?

s