Clases presenciales

La Casa Rosada evalúa la estrategia judicial y responsabilizará a Larreta por el eventual "colapso sanitario"

Alberto analiza cómo seguir con Santiago Cafiero, Vilma Ibarra y Carla Vizzotti. Preocupa la falta de acatamiento a las restricciones.
por Stella Gárnica | 19 de abril de 2021 - 10:55
Si uno acuerda y después decimos que no estamos de acuerdo

"Si uno acuerda y después decimos que no estamos de acuerdo, entonces no entiendo para qué lo hacemos; por eso esta medida no la consensué, la tomé yo y me hago cargo yo", indicó el presidente. (Foto: Télam)

Un clima de fuerte hermetismo se vivía este lunes en la Casa Rosada por el conflicto judicial desatado entre la Ciudad de Buenos Aires y el Gobierno nacional por la suspensión de las clases presenciales. En el entorno del presidente Alberto Fernández responsabilizaron al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta de "politizar y judicializar la pandemia" y le advirtieron que se deberá hacer cargo como responsable de no cumplir las medidas sanitarias ordenadas por el DNU federal, en caso de que se produzca "un eventual colapso del sistema sanitario" en el AMBA.

El presidente Alberto Fernández llegó este lunes más temprano que de costumbre a la sede de Balcarce 50 para reunirse con sus más cercanos asesores legales: el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra y la ministra de Salud, Carla Vizzotti, luego de que esta última, presentara una denuncia ante el fuero administrativo porteño para pedir que se declare nulo el fallo de la Cámara de Apelaciones que ordenó mantener las clases presenciales en escuelas de la CABA y se pase el tema al fuero judicial federal.

Alberto buscó este lunes mostrarse rodeado de gobernadores e intendentes que participaron por videoconferencia, en un acto en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada en lo que el Gobierno quiere mostrar como una muestra de apoyo político a las cuestionadas medidas sanitarias y el eventual conflicto de poderes.

La Casa Rosada admite que espera con expectativas aunque con cierto exceptisismo, la decisión de la Corte Suprema de Justicia sobre el conflicto judicial con CABA, que podría replicarse a otros municipios gobernados por la alianza opositora Juntos por el Cambio.

La estrategia judicial del Gobierno nacional

Va en dos caminos:

Según confirmaron a A24.com fuentes del gabinete nacional, por un lado la ministra de Salud, Carla Vizzotti hizo una presentación más técnica ante la Cámara Contencioso Administrativa de la Ciudad para pedir la nulidad del fallo de la Cámara de Apelaciones que ordenó continuar con las clases presenciales por considerar que "ese tribunal no tiene competencia" sobre una ley federal como es un DNU y reclamó que llevar el caso a otra jurisdicción federal.

Por su parte, el presidente ordenó al Procurador General de Gobierno, Carlos Zannini, que hiciera una presentación en el fuero administrativo federal pero en este caso, se trata de una denuncia más política. El Gobierno nacional denuncia directamente a Rodríguez Larreta de hacer uso de la mesa judicial de Juntos por el Cambio y utilizar contactos con la justicia porteña para conseguir un fallo favorable.

"No se puede permitir un lawfare sanitario. Estamos ante un fallo de gravedad institucional significativa. Desautorizar las políticas del cuidado es cruzar un límite", señaló el ministro de Justicia, Martín Soria este lunes, al referirse al objetivo de la presentación de Zannini.

Por su parte, Vizzotti agregó que "el DNU tiene fuerza de ley, se aplica a nivel nacional, la ciudad no está por encima del resto. Es un DNU para cuidar la salud pública no para resolver criterios de políticas educativas".

Soria, explicó que van a seguir reclamando "como corresponde" ante los juzgados federales, las cámaras y la Corte Suprema de Justicia de la nación. "Sería bueno que ante la exponencial curva de contagios se junten rápido y resuelvan esta situación inédita", agregó.

Soria fue el más duro de los ministros al referirse a la denuncia de Larreta y denunciar un "law fare" de la justicia porteña que relaciona a funcionarios del entorno del jefe de Gobierno porteño: "Están jugando con la vida y la salud de los argentinos con un nivel de irresponsabilidad tal que se van a tener que hacer cargo, esta vez han ido demasiado lejos con la mesa judicial del macrismo", dijo el flamante ministro de Justicia kirchnerista.

Cerca del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, señalaban ante el conflicto judicial con Rodríguez Larreta que "se cruzó un límite". "No solo es un estrago jurídico el fallo de la justicia porteña, sino que estamos ante algo nuevo: un nivel de confrontación total con una política sanitaria en un momento de adversidad. Esta rebeldía puede tener impacto muy negativo. Judicializar la pandemia es un límite".

En la Casa Rosada acusan a Rodríguez Larreta de "dejarse absorber por el ala dura de Cambiemos".

Admiten cerca del Presidente que hay cierto "escepticismo sobre un fallo favorable de la Corte a las medidas ordenadas por el DNU" e imaginan un escenario de "dilatación" de un fallo del máximo tribunal, ante el recurso de amparo presentado por el Gobierno porteño que denunció un avasallamiento de la Nación sobre la autonomía del Gobierno de la Ciudad.

No obstante, en el Gobierno nacional señalan como un dato positivo un alto acatamiento a las restricciones nocturnas de 20 a 6 de la mañana de parte de la sociedad, y apelan a que más allá del conflicto político judicial con la oposición que gobierna varios distritos, conseguir un alto acatamiento y apoyo social a las medidas.

Consideran que será clave "el humor social" y la evolución de la cantidad de contagios en los próximos días, en la resolución del conflicto de poderes desatado con algunos municipios y gobiernos locales, cuando vaya creciendo la velocidad de contagios y se empiece a ver saturación del sistema sanitario.

"Si a raíz de esta apertura en CABA empiezan a registrarse muchos casos de Covid en escuelas, es un costo político alto que tendrá que pagar Rodríguez Larreta por no acatar las medidas sanitarias federales", dicen cerca de Alberto Fernández.