Poder Judicial

Por la pelea en Comodoro Py, Grabois y Leila Gianni podrían perder su matrícula de abogados

La justicia podría convocar a la ministra a declaración indagatoria en el expediente de los alimentos ¿Qué dijeron los jueces después del escándalo en Comodoro Py?

Rosario Bigozzi
por Rosario Bigozzi |
Juan Grabois  y Leila Gianni

Juan Grabois  y Leila Gianni, y su pelea en Comodoro Py (Foto: captura)

La discusión violenta y el bochorno fueron el dato sobresaliente de la audiencia oral y pública que se realizó en los Tribunales de Comodoro Py, para que el denunciante Juan Grabois, y los representantes de Capital Humano, representados por Leila Gianni, pudieran exponer sus argumentos sobre la medida cautelar que obligaba al ministerio a dar explicaciones acerca de su plan de distribución de alimentos.

En medio del desorden y los gritos, los jueces de la Sala 2 de la Cámara Federal los llamaron al orden varias veces e incluso advirtieron que iban a suspender la reunión. Cuando la audiencia terminó, la pelea llegó a los pasillos, con más agravios, insultos, e incluso algunos amagues de irse a las manos.

A la hora de responder la apelación, los magistrados ratificaron la resolución de Casanello, deslizando en sus fundamentos que si el comportamiento de la audiencia es la muestra de la manera en que se enfrentan los problemas, no les queda otro recurso que intervenir.

El presidente del Tribunal, Martin Irurzun, opinó que la audiencia “se convirtió en una inmadura discusión entre personas que eligieron esa modalidad para representar a los verdaderos titulares del conflicto judicial, utilizando la ocasión y sus esfuerzos para exponer sus diferencias personales”.

A su vez, lamentó que “las voces de aquellos a los que representan quedaron ocultas tras gestos violentos y agresiones verbales tanto dentro como fuera de la Sala de Audiencias, y el objetivo del acto, mucho más profundo, urgente y doloroso que los conflictos que tienen entre ellos, quedó desdibujado”

Por su lado, el juez Guillermo Farah sostuvo que las partes “pusieron en evidencia en los tribunales la misma intolerancia de muchas personas que se ve a diario a través de los medios de comunicación y de las redes sociales, la falta de intención de arribar a entendimientos y la ausencia de una predisposición común para aportar soluciones eficaces y duraderas para los problemas económicos de los argentinos, que se acentúan desde hace décadas”.

En ese mismo sentido, dijo que “estas apreciaciones me convencen de la necesidad de una resolución judicial proactiva, sin acudir a fórmulas jurídicas remanidas o sacramentales o extensas argumentaciones que aburren”.

Finalmente, el juez Roberto Boico destacó que “la discusión iniciada a partir de la apelación transitó un carril que -lamentablemente- nada tiene que ver con la asistencia, la seguridad o la política alimentaria, sino con una cerrada defensa por parte del organismo donde lo único que ha dejado expresamente claro es que no cumplirán la manda judicial”.

Tras estas apreciaciones, los jueces ordenaron extraer testimonios de la pelea para enviar un oficio al Colegio Público de Abogados de la Capital Federal y al Ministerio de Capital Humano a fin de que, en el marco de sus respectivas competencias disciplinarias, evalúen las conductas de Juan Grabois y Leila Gianni.

El artículo 16 del reglamento del tribunal de disciplina de ese consejo es claro: pueden ser multados con "sanciones de suspensión o exclusión de la matrícula deberán ser publicadas por el Colegio por los medios que considere pertinentes, quedando a criterio de las autoridades del Tribunal las restantes sentencias condenatorias que estime corresponder".

El futuro judicial de Pettovello

Diputados convocó a Sandra Pettovello para dar explicaciones por el escándalo de los alimentos
Diputados convocó a Sandra Pettovello para dar explicaciones por el escándalo de los alimentos. (Foto: archivo)

Diputados convocó a Sandra Pettovello para dar explicaciones por el escándalo de los alimentos. (Foto: archivo)

La fiscal Paloma Ochoa podría solicitar que se llame a declaración indagatoria a la ministra de Capital Humano, Sandra Pettovello, para que ejerza su derecho a la defensa en la causa por presunto abuso de autoridad y violación de deberes de funcionario público que tramita en el juzgado de Sebastián Casanello.

Todo dependerá del análisis de la documentación reunida sobre la supuesta paralización del reparto de alimentos a los más de 40 mil comedores y merenderos comunitarios inscriptos en el Registro Nacional de Comedores (RENACOM), y la suspensión de la ejecución del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) que aporta los fondos para abastecer de productos a los más pobres.

La fiscal Ochoa está revisando si Capital Humano cometió un delito al incumplir con las exigencias de la Ley de Emergencia Alimentaria. Esa norma establece que la alimentación adecuada es un derecho humano, y que el Estado Nacional debe garantizar ese derecho en forma permanente y de manera prioritaria, por medio de políticas públicas financiadas a través del Presupuesto.

Por su lado, los abogados Fontán Balestra y José Figuerero, defensores particulares de la ministra de Capital Humano, solicitaron su sobreseimiento porque entienden que Pettovello no dictó ninguna norma que vaya contra la distribución de asistencia a los sectores vulnerables.

Se trata del mismo expediente por el que la Cámara Federal de Apelaciones ratificó la cautelar de Casanello, que le había ordenado al gobierno que detalle el stock de alimentos depositados en los galpones del Estado, y describiera el cronograma de distribución a comedores o merenderos.

Esta denuncia contra Pettovello fue presentada por Juan Grabois en el inicio de la temporada judicial, el 5 de febrero pasado. La acusó de “no disponer la entrega de alimentos en comedores barriales y comunitarios de toda la República Argentina, violando así, normas que ordenan garantizar el alimento a quienes están padeciendo situaciones de extrema pobreza e incumplimendo sus obligaciones como ministra con competencia directa en el tema”.

Durante casi tres meses no trascendieron novedades sobre el expediente, hasta que Grabois interpuso un amparo para que se distribuyeran los alimentos depositados en Villa Martelli y Tafí Viejo, a los beneficiarios inscriptos en el RENACOM. Aseguró públicamente que guardaban más de 4 mil toneladas de productos a punto de vencerse, mientras en los merenderos de los barrios pasaban hambre.

Fue en esa instancia que Casanello le ordenó a Capital Humano que le entregue una copia del “plan de distribución de dichos alimentos en atención a su tipo, cantidad, fecha de vencimiento y grupo de destino, previendo su ejecución de modo inmediato”.

Recordemos que el ministerio se quejó del juez Casanello por la supuesta violación de la división de poderes al reclamar medidas que le corresponden al Ejecutivo. Por esa razón, se celebró la audiencia oral donde se enfrentaron cara a cara Grabois y Leila Gianni, derivando en un escándalo jamás visto antes en Comodoro Py.

Paralelamente a los trámites judiciales, el Ministerio dispuso un operativo urgente con el Ejército para llevar a la Fundación CONIN más de 460 mil kilos de leche en polvo. Pero no avisó nada en Tribunales, por lo que la Cámara Federal le ordenó que lo hiciera, y finalmente el ministerio entregó el plan de distribución de los alimentos retenidos en galpones.