Repercusiones de las elecciones legislativas 2021

Ratificado el gabinete, Manzur se consolida como el guardián de Alberto Fernández en la Rosada

El objetivo de Manzur es fortalecer al Presidente y peronizar la gestión para intentar retener el poder en 2023. Polémica por la marcha del miércoles.
Stella Gárnica
por Stella Gárnica |
Juan Manzur celebró un módico empate del peronismo en Tucumán en las elecciones del domingo. El lunes retomó la agenda hiperactiva en la Casa Rosada y los preparativos apra relanzar el gobierno de Alberto Fernández este miércoles con una movilización de todo el oficialismo en Plaza de Mayo

Juan Manzur celebró un módico empate del peronismo en Tucumán en las elecciones del domingo. El lunes retomó la agenda hiperactiva en la Casa Rosada y los preparativos apra relanzar el gobierno de Alberto Fernández este miércoles con una movilización de todo el oficialismo en Plaza de Mayo

El jefe de gabinete, Juan Manzur, volvió el lunes de Tucumán con agenda recargada y prepara el relanzamiento del Gobierno para la “segunda etapa de Alberto Fernández” con una masiva movilización por el Día de la Militancia peronista este miércoles en Plaza de Mayo, donde el Presidente será el único orador ante columnas de militantes de la CGT, movimientos sociales, gobernadores, intendentes del PJ y el kirchnerismo duro con La Cámpora a la cabeza.

Tras un módico triunfo en las elecciones legislativas en su provincia, en los pasillos de la Casa Rosada algunos le atribuyen la remontada bonaerense del Frente de Todos y ser el coordinador del operativo relanzamiento del gobierno para fortalecer la figura del presidente Alberto Fernández de cara a una eventual reelección en 2023.

¿Cuál es el nuevo objetivo al que apunta el Gobierno tras la derrota en las elecciones?

Alberto Fernández reunido con Juan Manzur el día después de las elecciones legislativas..jpg

Relanzar la gestión del gobierno y fortalecer a Alberto Fernández para llegar enteros al 2023, es el objetivo de mínima del ratificado jefe de Gabinete, emisario de los gobernadores del PJ.

Para eso, Manzur se concentra con el presidente y el ministro de Economía, Martín Guzmán, en acelerar las negociaciones con el FMI para cerrar un acuerdo de renegociación de la deuda en diciembre, pero para eso necesita -ya le avisó el Fondo- el apoyo del Congreso porque será un plan económico plurianual con metas fiscales, impositivas y monetarias fijas a por lo menos 3 años, que implicarán al próximo gobierno que asuma en 2023.

Para llegar entero al 2023 el Gobierno necesita calmar ya la economía, frenar la inflación y consolidar la reactivación económica para que los números de la macroeconomía lleguen al bolsillo de la gente.

El primer paso dice Manzur a sus más cercanos colabores, es “fortalecer la figura del presidente Alberto Fernández para poder seguir gobernando los próximos dos años” y llegar al 2023 con una mejora económica que vuelva a posicionar al peronismo para retener el poder en las presidenciales de 2023.

Quién será el candidato a la sucesión presidencial en 2023, será otra interna a definir en el Frente de Todos, para la cual ya se van posicionando varios gobernadores además del propio presidente y dirigentes que responden a Cristina Kirchner.

Manzur, entre el empate técnico en Tucumán y la remontada del Frente de Todos en provincia de Buenos Aires

Juan Manzur con los ministros de Obras Públicas, GAbriel Katopodis y de Desarrollo Social, Juan Zabaleta y el intendente de Almirante Brown, Mariano Cascallares. Todos responden al albertismo..jpg

Manzur festejó la remontada en provincia de Buenos Aires y la atribuye a la estrategia de recorridas barriales del presidente, las bajadas territoriales de los ministros e intendentes y las medidas de ayuda económica (“el plan platita”) que la agilización que le dio Manzur a la gestión en los dos meses posteriores a la derrota en las PASO. Aunque no le alcanzó para "dar vuelta las PASO" en territorio bonaerense el Gobierno interpretó como un triunfo haber descontado 4 puntos en dos meses en el principal bastión electoral del peronismo.

Llamó la atención que el jefe de Gabinete -que se había transformado en el coordinador de la campaña nacional del Frente de Todos-, no estuviera el domingo junto al presidente Alberto Fernández en el búnker del Frente de Todos de La Chacarita, y prefiriera esperar los resultados de las elecciones legislativas en su provincia.

En el entorno del jefe de Gabinete lamentan que Manzur descuidó la campaña en Tucumán donde el peronismo ganó por un inédito empate técnico (peleaba por un punto con la oposición) en una provincia históricamente gobernada por el PJ con un piso electoral que nunca había perforado el 50% desde el regreso a la democracia.

Con su vicegobernador y principal rival interno en el PJ, Osvaldo Jaldo, a cargo del Ejecutivo y de la campaña en la provincia, admiten que “no alcanzó”.

El jefe de Gabinete había concentrado los mayores esfuerzos de coordinación de la campaña del FdT con eje en remontar la derrota en el conurbano bonaerense y unificar los criterios con los intendentes y sus pares, los gobernadores del PJ con recorridas maratónicas por municipios del conurbano y casi todas las provincias en 2 meses. En cierto modo lo logró dicen desde su entorno.

Manzur y el regreso de la agenda recargada

  • El lunes después de las elecciones Manzur retomó su estilo hiperkinético: llegó a las 6,50 de la mañana a la Casa Rosada, desde donde inició el contacto con el presidente, gobernadores, ministros y funcionarios de todo el país para analizar el resultado de las elecciones.
  • Desde su despacho de la Casa Rosada, Manzur mantuvo conversaciones telefónicas con los gobernadores de Chaco, Jorge Capitanich; Formosa, Gildo Insfrán; San Juan, Sergio Uñac; Catamarca, Raúl Jalil; La Rioja, Ricardo Quintela; Santiago del Estero, Gerardo Zamora; Salta, Gustavo Sáenz, y Tierra del Fuego, Gustavo Melella para felicitarlos por el triunfo del PJ en esas provincias.
  • El lunes terminó con un encuentro a solas con el presidente Alberto Fernández y otra reunión a la noche en la sede del PJ nacional con todos los sectores del Frente de Todos y la CGT para ultimar los preparativos de la movilización a Plaza de Mayo que este miércoles servirá de relanzamiento del gobierno y apoyo al presidente.
  • Paralelamente, siguió el monitoreo de la ejecución de objetivos y presupuestaria de cada ministerio, en respuesta al reclamo de la vicepresidenta Cristina Kirchner antes de las PASO contra “los funcionarios que no funcionan”, Manzur contrapone la aceleración de la gestión.

Manzur con la mira en las negociaciones con el FMI y la marcha a Plaza de Mayo

Manzur analizó el resultado elecroral del FdT con intendentes del conurbano bonaerense.png

Este martes desde las 9 Manzur mantuvo reuniones con los intendentes del PJ del conurbano. Entre los que estuvieron se destacan el de Ezeiza, Alejandro Granados; de Ituzaingó, Alberto Descalzo; de Berazategui, Juan José Mussi, y el diputado provincial bonaerense, Julio Pereyra para terminar de coordinar la movilización de los intendentes del PJ este miércoles en apoyo al presidente en Plaza de Mayo.

Siguió con una reunión con el ministro de Economía, Martín Guzmán, para analizar la marcha de las negociaciones con el FMI y la presentación al Congreso del proyecto de ley que contendrá el programa económico plurianual que anunció el presidente Alberto Fernández tras el cierre de los comicios del domingo.

Juan Manzur se reunió con el ministro de Economía, Martín Guzmán, para definir el proyecto de plan económico plurianual y las negociaciones con el FMI.png

Manzur continuó con una reunión con la nueva cúpula de la CGT, electa el pasado jueves 11 de noviembre y que convocó a la movilización en apoyo al presidente este miércoles en Plaza de Mayo. Pasaron por el despacho del primer piso de la Casa Rosada, separada por una puerta del despacho del presidente, los integrantes de la mesa conducción de la Confederación General del Trabajo (CGT), Héctor Daer, Carlos Acuña y Pablo Moyano.

s