Trascendieron los detalles de la declaración de Clarens: qué dijo sobre CFK, Báez y el dinero negro de la obra pública
Layer 1
CuadernosK

Trascendieron los detalles de la declaración de Clarens: qué dijo sobre CFK, Báez y el dinero negro de la obra pública

Qué pasó. Ernesto Clarens declaró tres veces ante la Justicia en la causa de los cuadernos K pero, en la última indagatoria -en la que se convirtió en imputado colaborador y logró evitar ir a la cárcel- dio detalles de cómo funcionaba la cartelización de las obras viales en "la camarita", el lugar de Cristina Kirchner en todo eso, las dificultades con Lázaro Báez, además reveló cómo se direccionó una obra en Santa Cruz a favor de Cristóbal López y cómo se financiaban las empresas con las coimas la política. En la larga exposición en los Tribunales también contó cuáles eran las órdenes Cristina para salvar a Gotti, una empresa de Santa Cruz.

Las declaraciones:

Sobre “La Camarita”. Así llamaban a la Cámara Argentina de Empresas Viales, Clarens contó que todos los meses le entregaban un listado en el que constaban las obras licitadas en cada región. "En la columna siguiente el porcentaje del sobreprecio, los renglones que tienen un símbolo azul es porque esas obras se adjudicaron competentemente. El segundo listado corresponde al ranking de las empresas cartelizadas".

“Las primeras cuarenta empresas aproximadamente eran con las que manejaba yo, el resto nunca vinieron”.

El financista contó cómo funcionaba “La camarita”. Primero Vialidad Nacional llamaba a licitación, compraban los pliegos los interesados, todos compradores del pliego eran convocados. Lo primero que se hacía eracobrarse el pase”, es decir que si alguno de los que estaba sentado en la mesa le había dado el pase a otra empresa en una licitación anterior, le pedía a esa empresa que le tocaba por turno que renuncie a esa obra.

Después jugaba su posición en el ranking, hasta que ese grupo de personas reunidas se achicaba y quedaban, por ejemplo, cuatro empresas. "Ahí volvían a surgir los pases, hasta que surgía el ganador. Si quedaban dos, iban en UTE, esto duraba desde las 10 hasta las 18 aproximadamente".

Designado el ganador seguía la discusión sobre el precio a ofertar, "siempre se iba por encima del presupuesto oficial en valores que oscilaban el 20% cuatro o cinco empresas tenían que acompañar al ganador. El 20% referido de sobreprecio estaba compuesto por 10% de coima y el 10% restante para generar pagos".

Pero la cosa no solo se quedaba ahí: "había otros costos sobre los que había también una coima pero ese dinero no lo cobraba yo". Y agregó: "A la muerte de Kirchner tanto Wagner como López me dijeron que se había discontinuado la recaudación y que no se cobraba más".

Clarens contó cómo direccionó una licitación a favor del dueño del Grupo Indalo, Cristóbal López, . "Deseo agregar que un día José López me llamó y me dijo que la Presidenta le había dicho que se le adjudique una obra en el sur a Cristóbal López, creo que era la Ruta 40 tramo Perito Moreno- Bajo Caracoles pero ya se había hecho la licitación, entonces me encomendó llamar a todos lo que habían comprado el pliego explicándoles que la obra era para Cristóbal López y que se tenían que hacer a un lado o acompañar. Finalmente se la dieron a López".

Cuánto juntaban en Coimas. Clarens contó que durante 10 años, de 2005 a 2015, el cobro de coimas fue una constante. De forma semanal las empresas entregaban unos  300 mil dólares.

"Mi relación con las empresas era buena, hacía también negocios lícitos: seguros de caución de las obras que ganaban y en muchos casos intervenía a través de la Cooperativa de Crédito COFICRED, le descontaba los cheques", añadió.

Sobre el traslado de la plata. El financista contó que de la recaudación se encargaba Daniel  Muñóz. "En determinado momento (Muñóz) me pide que trate de traer euros en billetes de 500 porque ocupaban menos lugar".

"Coordinaba después con Daniel Muñóz para entregarle el dinero, tanto en el Hotel Panamericano donde aquel tenía una habitación que no siempre era la misma; o en el domicilio de la calle Juncal y Uruguay del matrimonio Kirchner en el caso de que fueran sumas más importantes".

El pedido de Cristina. La ex presidenta pidió “salvar” a la constructora Gotti, que fue la principal empresa de Santa Cruz hasta que apareció Austral Construcciones.  "Como Gotti tenía sus cuentas cerradas me pidió que le hiciera la gestión de cobranzas y que se quería sacar de encima a Invernes y a (Lázaro) Báez. En ese contexto se celebra el convenio de gestión financiera entre Gotti y COFICRED para realizarle el servicio de gestión financiera a Gotti. En el ínterin, Gotti es comprada por Rovella interesada en su capacidad de obra y equipamiento", dijo Clarens.

Campañas política. “En 2010-2013 López me dijo que algunas empresas traerían dinero para la campaña del kirchnerismo. Recuerdo en particular a Esuco, Cartellone, Losi, Chediack y Roggio trajeron dinero en ese concepto", reveló y sumó: "le llevaba la recaudación directamente a José López a un departamento cerca del Hotel Faena en Puerto Madero, ignoro quién era el dueño del departamento pero en todos los casos me lo recibía López".

"Le pregunté a López qué había pasado y me dijo que había tenido un reclamo muy fuerte de Hebe de Bonafini por Sueños Compartidos que necesitaba unos 70 millones de pesos para entregárselos a un estudio de abogados de la provincia de Mendoza, cuyo nombre no recuerdo. No recuerdo qué empresas aportaron en ese caso pero seguramente eran las mismas de siempre".

Apuntó contra Cristina. "Cristina estaba al tanto de quiénes cobraban", afirmó. "Esta recaudación de 30 millones de dólares, la efectuaba para José López, se la entregaba a López en el domicilio cerca del Faena. Según López él preparaba el listado del pago de Vialidad con Cristina, siendo que ella estaba al tanto de quiénes cobraban primero".

"Muñoz me comentó que el dinero era transportado los días viernes en aviones oficiales que salían de Aeroparque del sector militar y aterrizaban en el aeropuerto de Río Gallegos, o bien en El Calafate, el destino final siempre era El Calafate". "Muñóz me contó que una vez habían juntado tanta plata que tuvieron que entrar los bolsos por la cocina de la casa de El Calafate en presencia de los cocineros y los empleados de la casa".

"Nadie nunca del círculo de los Kirchner me vino a plantear de llevar la plata al exterior, Báez tampoco lo quería, me dijo especialmente al exterior no, y por ende tampoco se realizaron reuniones con banqueros".

“Daniel Muñoz me contó que Néstor era mala persona y que la esposa era peor, que era un araña. Esto fue al comienzo de la presidencia de Néstor Kirchner”.

(Fuente Clarín)