Covid-19: Vacuna Astrazeneca ¿presenta riesgo de trombosis?

El uso de la vacuna de AstraZeneca fue suspendida en algunos países por casos de trombosis, pero hasta el momento, no hay evidencia de alguna relación.
17 de mar de 2021 - 15:08
Covid-19: Vacuna Astrazeneca ¿presenta riesgo de trombosis?

Entre las vacunas Covid-19 se halla la de Astrazeneca, que recientemente fue suspendida en Alemania por razones de seguridad hasta nuevo aviso. Esto, tras registrarse siete casos de una trombosis poco usual, luego de la vacunación con dosis de este laboratorio.

Estos casos se reportaron al Instituto Paul Ehrlich (PEI), entidad que controla la investigación y regulación médica en el país alemán. De esos casos, tres fueron mortales.

Lo mismo ocurrió en otros países europeos en la que se reportó la aparición de coágulos o trombos y sangrado anormal en un pequeño grupo de personas que fueron vacunadas con la vacuna contra el Covid-19 de AstraZeneca. Por lo que también decidieron suspender de manera temporal su uso, hasta que las principales agencias de salud pudiesen revisar y analizar los casos.

Sin embargo, a través de un comunicado, el laboratorio británico AstraZeneca indicó que “no hay pruebas de un riesgo agravado” de trombosis por la administración de su vacuna.

"Un análisis de nuestros datos correspondientes a más de 10 millones de casos ha mostrado que no hay pruebas de un riesgo agravado de embolia pulmonar o trombosis venosa profunda en ningún grupo de edad, género, lote o en ningún país en particular", afirmó AstraZeneca.

Asimismo, señalaron que el número de casos reportados con este tipo de sucesos de las vacunas Covid-19 es significativamente menor en comparación a los ya vacunados entre la población general.

Por su parte, la agencia de salud de Dinamarca aseveró que aún no se ha establecido relación alguna entre la vacuna y dichos coágulos. Mientras, la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) aseguró que la vacuna de AstraZeneca podría seguir siendo utilizada a la par que se investigan los casos de trombos.

Igualmente, el director del Instituto para la Seguridad de Vacunas de la Universidad Johns Hopkins, Daniel Salmon, dijo que no se ha demostrado que las vacunas causen la formación de trombos. Estos coágulos sanguíneos suelen ser comunes en la población, por lo que las autoridades de salud sospechan que los casos reportados probablemente sean coincidencias.