Finanzas descentralizadas

Criptomonedas: qué significa y que alcance tiene la medida del Reino Unido contra Binance

Por qué los organismos de control financiero van tras los jugadores del mundo cripto. Cómo lo perciben especialistas locales en ese sector.
Carlos Toppazzini
por Carlos Toppazzini |
Reino Unido sanciona a Binance y suma otro disparo al mundo de las criptomonedas.

Reino Unido sanciona a Binance y suma otro disparo al mundo de las criptomonedas.

Otra señal negativa para el mundo cripto. Ahora, el organismo de control financiero de Reino Unido, la Financial Conduct Authority (FCA), prohibió en el país las operaciones digitales de Binance, la principal plataforma de transacciones de criptomonedas en el mundo.

“Binance Markets Limited no tiene permitido emprender ninguna actividad regulada en el Reino Unido”, dijo en un comunicado la FCA y remarcó que “ninguna otra entidad del Grupo tiene autorización, registro o licencia para llevar a cabo actividades reguladas” en territorio británico.

“Básicamente, lo que hicieron fue prohibir que la gente envíe dinero de sus cuentas bancarias a las cuentas que tenía Binance en ese país, porque no estaba cumpliendo con los requerimientos del ente regulador”, explica a A24.com Manuel Beaudroit, CEO de Belo. Aunque, aclara, “tampoco hay una regulación en pie que aplique ese tipo de actividad”.

Para Rodolfo Andragnes, presidente de la ONG Bitcoin Argentina, no parece haber algo anormal: “Para realizar ciertas acciones financieras hay que estar registrado, no veo una prohibición a Binance sino a ciertas herramientas dentro de su plataforma que, en ese gobierno particular, requieren un registro”. Y puntualiza que “no hubo prohibición a las criptomonedas ni nada raro, sino un proceso normal típico de cualquier entidad de control”.

Lo que ocurrió, cuenta José Luis del Palacio, socio de Decrypto.la, es que la FCA “le negó la aplicación por temas relacionados a formalidades de compliance y emitió una alerta avisando que Binance no está habilitado localmente para dar servicios”. Pero la realidad, asegura, “es que no cambia nada porque antes tampoco estaba habilitado, incluso los precios no cambiaron bruscamente después de conocerse la noticia”.

“Siempre es una pena que un competidor que emplea a muchísima gente deje de operar”, indica Matías Bari, CEO y cofundador de SatoshiTango. Sin embargo, considera que ninguna industria puede crecer sin estar regulada: “Por eso es importante promover un marco regulatorio para que las criptomonedas sean un entorno seguro y confiable”.

Binance solicitó el registro en Reino Unido pero, según indicó el diario Financial Times y confirmó la FCA, recientemente retiró su aplicación.

Ahora, la empresa tiene unos días de plazo para remover todas sus promociones y publicidades de servicio y aclarar -tanto en su web como en sus comunicaciones- que no tiene permitido operar en el Reino Unido.

Todo esto, remarca Beaudroit, “no significa que los usuarios de ese país no pueden utilizar la plataforma a nivel global, sólo no podrán enviar Libras a través de transferencias bancarias”.

Para el especialista es importante entender que hay una estrategia de “jugar en el borde” porque, justamente como no existe una claridad regulatoria sobre la actividad, “las empresas hacen lo pueden para tratar de empujar un negocio”.

El impacto de la medida contra Binance

Tanto Binance Holdings Company, que está registrada en las Islas Caimán, como Binance Market Limited, su operación en el Reino Unido, están controladas por el empresario chino-canadiense Changpeng Zhao, CEO de la plataforma de criptomonedas más grande del mundo, que fundó en el año 2017.

Para Beaudroit, este tipo de acciones contra la empresa es bastante común: “Se trata de una organización muy grande con presencia muy agresiva y, seguramente, veremos más acciones de este tipo”.

Según el portal especializado TheBlockCrypto, en mayo, Binance procesó operaciones en criptomonedas por US$ 1.500 millones y tiene 13,5 millones de usuarios. En los primeros meses del año, en pleno auge del Bitcoin, llegó a operar US$ 80.000 millones por día, aunque ese volumen se redujo últimamente para todas las plataformas.

En última instancia, asegura el CEO de Belo, es más de lo mismo: “otro embate de la industria tradicional hacia los jugadores del mundo cripto que tiene que ver con cómo las entidades centralizadas se plantan, con las herramientas que tienen, para marcar la cancha a una industria descentralizada que básicamente es imparable”.

Más acciones contra el mundo de las criptomonedas

Cabe recordar que, recientemente, el ente regulador financiero de Japón emitió alertas sobre Binance porque estaba ofreciendo servicios en el país sin la autorización correspondiente.

Esta situación se suma a otro duro impacto que recibió este segmento económico hace unas semanas, cuando el gobierno de China ordenó a sus provincias con mayor presencia de minería del Bitcoin clausurar todas las instalaciones para frenar la proliferación de inversiones, recaudación de fondos ilícitos y la salida de capitales del país.

“Lo de Reino Unido es diferente a lo que ocurrió en China, que prohibió la minería en Bitcoin, lo cual, personalmente, me parece un tiro en el pie porque venían ganando una carrera para ser un jugador estratégico en la industria del minado de BTC, pero decidieron que se trata de una industria que no desean soportar”, analiza Beaudroit.

Por último, Bari considera que "si se empieza a regular, es señal de que existe mayor adopción y, por lo tanto, interés”. Por eso, puntualiza, “el rol del Estado debe ser acompañar la innovación sin afectar su desarrollo, aportando al conocimiento e inclusión financiera en favor de las personas”.

s