Israel en Guerra

La Corte Penal Internacional ordena a Israel detener sus ataques en la Franja de Gaza

Bajo la convención sobre el genocidio, el tribunal internacional dispuso que Tel Aviv interrumpa sus acciones en la región. El mismo tribunal ya había solicitado la detención de Benjamín Netanyahu.

Roberto Adrián Maidana
por Roberto Adrián Maidana |
La CPI ordenó a Israel que deje de inmediato de atacar a Rafah

La CPI ordenó a Israel que deje de inmediato de atacar a Rafah, en la Franja de Gaza (Foto: gentileza BBC).

Basada en la convención sobre el genocidio, el fallo de la CPI es otro golpe para el gobierno de Benjamín Netanyahu. El primer ministro israelí tuvo duras expresiones de rechazo contra el tribunal internacional cuando la semana pasada se conoció el pedido del fiscal en La Haya para que tanto él como el ministro de Defensa, junto a tres dirigentes de Hamas, puedan ser detenidos.

Embed

Inmediato cese de los ataques de Israel sobre Rafah

La Corte Penal Internacional dictaminó que Israel debe "detener de manera inmediata" su ofensiva militar en Rafah, en el sur de Gaza.

Esta vez, la CPI sí hizo lugar a un pedido presentado nuevamente por Sudáfrica. Antes había rechazado la posibilidad de juzgar a Israel por crímenes de lesa humanidad por no haber indicios suficientes. Pero ahora hizo suyo el pedido de esta medida de emergencia. El objetivo es el cese inmediato de los ataques para permitir la "supervivencia del pueblo palestino", según Sudáfrica, amenazado por ser víctima de un genocidio.

cpi .jpg
La Corte Penal Internacional ordenó a Israel el cese inmediato de sus ataques sobre el sur de la Franja de Gaza (Foto: gentileza BBC).

La Corte Penal Internacional ordenó a Israel el cese inmediato de sus ataques sobre el sur de la Franja de Gaza (Foto: gentileza BBC).

Qué implica la orden de la Corte Penal Internacional

Israel firmó el tratado de Roma que constituyó al tribunal con sede en La Haya. Sin embargo, al no ratificarlo, puede desconocer sus fallos. Aunque en la primera acusación promovida por Sudáfrica, Israel envió su defensa en tiempo y forma.

Pero ya con el pedido del fiscal, Netanyahu acusó a la CPI de equiparar a un estado soberano y democrático con una facción terrorista como Hamas. Por lo tanto, criticó duramente a ese organismo, que depende de las Naciones Unidas.

Netanyahu ha dicho reiteradamente que la ofensiva de Rafah es clave para derrotar a Hamas tras los ataques del 7 de octubre.

De todos modos, siete meses en guerra no alcanzaron para lograr la libertad de los rehenes tomados por parte de Hamas. Tampoco para eliminar su capacidad organizativa ni militar, el objetivo central que persigue el gobierno israelí.

Por lo tanto, Israel puede desconocer la orden del tribunal y continuar su ofensiva. En Rafah se apiñan los gazatíes como "refugiados" en su propio territorio. Además, Israel controla el paso que desde Rafah permite salir hacia el vecino país de Egipto.

La orden de la Corte Penal Internacional puede tener otras consecuencias. Una de ellas es la posibilidad de que escale la presión sobre Netanyahu de los países árabes. Otra es que aliados como Estados Unidos o el bloque de la Unión Europea renueven su exigencia -laxa hasta ahora- de cesar con los ataques sobre Rafah y permitir el ingreso de la fundamental ayuda humanitaria.

Además, los países que firmaron el tratado de Roma y le reconocen jurisdicción internacional, pueden tomar diferentes medidas contra Israel, como por ejemplo, sanciones económicas.

Pero frenar a Netanyahu es algo que no está en manos de la Corte Penal Internacional. No puede desplegar un cuerpo militar o policial para hacer cumplir sus fallos. Eso queda en manos exclusivas de las Naciones Unidas.